Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 17 °C
Nublado
Humedad: 100 %
20.1.2018
Retomaron los controles para erradicar la venta ambulante

En otro operativo de máxima tensión, manteros agreden a cuatro inspectores

Los vendedores se resistieron a que les incauten la mercadería y arremetieron con golpes y empujones sobre los agentes. Terminaron todos en la comisaría primera, donde radicaron una denuncia penal

Recomendar artículo Imprimir artículo

tres de los inspectores comunales que denunciaron las agresiones de los vendedores ambulantes durante el operativo de ayer / gonzalo mainoldi

tras el ataque, los agentes fueron a radicar la denuncia por “resistencia a la autoridad y lesiones” a la 1°

Cuatro inspectores de Control Ciudadano fueron agredidos ayer al mediodía por un grupo de vendedores ambulantes que habría intentado por todos los medios frenar el acta de infracción que se les estaba labrando e impedir que se les retirara la mercadería. “Como todos los días se les dijo varias veces que se fueran de la cuadra, que no podían vender ahí, pero no hicieron caso, es más amenazaron e insultaron y cuando se les quiso retirar la plancha con anteojos que tenían para la venta empezaron a dar piñas, manotazos y empujones”, resumió un policía local que participó del operativo.

Todo se produjo durante el tórrido mediodía. En la esquina de 7 y 47 tres vendedores senegaleses con planchas de cartón en las que se exhibían anteojos atendían a sus potenciales clientes hasta que los inspectores se acercaron y les advirtieron que si no se marchaban de ese lugar les harían un acta y le retirarían la mercadería.

Fue en ese momento cuando las cosas pasaron de castaño a oscuro y el clima se tensó aún mas.

“Cuando vieron que estábamos haciendo el acta y contando los anteojos para que constara ese dato, se pusieron violentos y rompieron el registro, en pocos minutos fueron un montón de vendedores los que nos rodearon, pese a que estábamos con el apoyo de la policía local no se calmaron”, señaló Sandra Vila, inspectora que denunció las marcas en los brazos que le quedó luego del forcejeo con los vendedores.

extrema tensión

De acuerdo a lo que expusieron los inspectores, en cuestión de minutos la cuadra se convulsionó con la presencia de más senegaleses y con sus gritos de que les estaban robando la mercadería.

La resistencia al operativo fue lo que dio el marco de una verdadera batalla campal en la que se registraron empujones, amenazas, insultos y alguna que otra piña.

Las inspectoras Sandra Vila y Roxana Ibarra denunciaron que las agresiones les causaron marcas en los brazos; el inspector Juan Díaz Subils expuso que le dieron una trompada y le patearon la rodilla y el inspector Walter Agüero acusó el impacto de un golpe en el ojo derecho y la torcedura de un dedo.

Los inspectores coincidieron en que los vendedores respondieron al operativo de modo agresivo y desoyeron las advertencias de que debían dejar de vender en esa zona.

Además se indicó que gritaron todo tipo de insultos a las inspectoras y hasta habrían exhibido un arma blanca para intimidar al cuerpo municipal.

“En otras oportunidades fuimos agredidos, pero nunca como hoy, hasta nos patearon el móvil, en un momento eran como veinte y nos abrieron la puerta del auto para recuperar la mercadería que les habíamos secuestrado”, sostuvo el inspector Walter Agüero.

A raíz de los incidentes, un vendedor resultó demorado algunas horas en la Comisaría Primera y los cuatro inspectores comunales tuvieron que someterse a las pericias médicas necesarias para acreditar las agresiones que se denunciaron.

Unos y otros se volvieron a cruzar en esa dependencia, mientras una docena de senegaleses se concentró frente a la comisaría a la espera de la libertad de su compañero.

“No es así, mienten - en alusión a los inspectores -, siempre nos quieren atropellar”, gritó uno de los vendedores en el hall de la Comisaría Primera pero, pese a que EL DIA le propuso dar su versión de los hechos, se negó a hacerlo.

Los inspectores saben que estar en las calles no es tarea sencilla y, aunque Sandra Vila aseguró que no tiene miedo, contó que tampoco tiene otra alternativa ya que perdió a su esposo y su trabajo es el sostén de ella y su hija. Su compañera, Roxana Ibarra dijo que el lunes comenzaban sus vacaciones, “linda manera, no?”, sostuvo al tiempo que recibía la contención de su esposo.

 

2.850
puestos de venta ilegal Son los que contabilizó en la Ciudad el último relevamiento de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa. La muestra toma en cuenta los puestos en la vía pública como aquellos que se montan en ferias y saladitas.
8.779
Ordenanza Es la que regula -y prohibe- la actividad de la venta ambulante en la vía pública en la Ciudad. Se aprobó en 1997 tras un crudo enfrentamiento entre puesteros e inspectores. En la práctica, su aplicación deja muchos baches.
Puesto Es el que ocupa La Plata entre los centros urbanos con mayor penetración de la venta clandestina en todo el país, de acuerdo al mapa trazado por la CAME. En el Municipio ahora adecuan un predio al que proponen mudar a los manteros para regularizarlos.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...