Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 22 °C
Nublado
Humedad: 92 %
21.1.2018
A la espera de buenas señales

Las expectativas del campo para 2018

Recomendar artículo Imprimir artículo

Aunque con una cosecha por debajo del récord obtenido en la campaña previa, el sector agropecuario argentino, considerado motor de la economía del país, espera un buen desempeño en 2018 gracias a precios internacionales sostenidos y políticas favorables por parte del Gobierno de Macri.

Argentina, uno de los mayores productores y exportadores mundiales de granos, obtuvo en la campaña 2016-2017 una cosecha histórica de 136,6 millones de toneladas, pero los pronósticos coinciden en que la recolección de ciclo 2017-2018 será inferior, en torno a las 131,7 millones de toneladas.

La merma obedece a factores climáticos: menos área sembrada por amplias zonas que se inundaron el año pasado y menor rendimiento previsto por precipitaciones insuficientes.

No obstante, el volumen de cosecha esperada será el segundo mayor registrado en Argentina.

“Este año las perspectivas son buenas. Si alguien me pregunta en qué invertir, le digo que en la agroindustria. Viene muy bien y va a seguir así, primero y principal porque este Gobierno va a seguir apoyando fuertemente al sector”, dijo Alejandro Ovando, director de la consultora Investigaciones Económicas Sectoriales (IES).

“El único riesgo es climático, pero, fuera de eso, las perspectivas no son buenas: son excelentes”, recalcó.

Según el consultor, los precios internacionales de los granos se van a mantener porque no hay un exceso de producción a nivel mundial, valores sostenidos que alientan al productor local.

Pero para el analista agropecuario Alejandro Ramírez, los precios internacionales podrían incluso apuntalarse para ciertos granos. “El sector está muy esperanzado porque el mercado internacional tiene una tendencia de sostenimiento y quizás en algún momento puedan subir los precios por aumentos de consumo en el Sudeste asiático”, indicó a Efe Ramírez, quien también vaticinó un “futuro promisorio” para el sector que “mueve la economía” argentina.

De acuerdo con un informe de IES, Argentina exportó en los primeros once meses del año pasado 80 millones de toneladas de granos y derivados, por 23.277 millones de dólares, lo que representa el 43,2 % de las colocaciones totales del país.

Ya no se habla, aseguran, de “sojadependencia” desde que a poco de asumir la Presidencia, a finales de 2015, Macri eliminó los derechos a la exportación del trigo y el maíz y redujo el de la soja del 35 al 30 por ciento.

“El único riesgo es climático, pero, fuera de eso, las perspectivas no son buenas: son excelentes”

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...