Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 23 °C
Nublado
Humedad: 36 %
19.11.2017
EDITORIAL

Inquietante informe de dos entidades médicas sobre la insuficiencia cardíaca

Recomendar artículo Imprimir artículo

No pueden menos que causar inquietud las conclusiones de un estudio médico realizado por la Sociedad Argentina de Cardiología y la Federación Argentina de Cardiología, dadas a conocer por medios metropolitanos, según las cuales en nuestro país se registran unas 30 mil muertes al año por insuficiencia cardíaca y que esa cifra no disminuye desde 2006.

También se desprendió que son 120 mil los argentinos al año los que desarrollan insuficiencia cardíaca, un mal que se traduce en que el corazón no bombea la suficiente sangre al resto del cuerpo. Los datos estadísticos del ministerio de Salud nacional indicaron que entre los afectados hay unos 70 mil enfermos que necesitan ser internados en hospitales, en tanto que 30 mil se mueren. Cabe señalar que las dos entidades médicas señalaron que realizarán en forma conjunta un primer estudio federal para identificar a los enfermos y conocer los modos de tratamiento.

Especialistas expresaron que los estudios en marcha apuntan asimismo a definir cuáles son las barreras que impiden la presencia de diagnósticos y tratamientos adecuados en el país. Si bien hace años se realizaron ya algunas investigaciones sobre insuficiencia cardíaca, se circunscribieron en especial a la evaluación de pacientes internados y, en menor medida, ambulatorios.

Asimismo, indicaron que, si bien la insuficiencia cardíaca afecta a muchas personas, sólo 1 de 10 tiene capacidad para identificar los síntomas, tales como dificultades en la respiración, hinchazón de piernas y tobillos, rápido aumento de peso y dificultad para realizar tareas cotidianas. Detallaron que el trastorno se puede manifestar a través del cansancio, la frecuencia cardíaca rápida, la necesidad de orinar por la noche y la dificultad para dormir acostado.

Fueron encarecidas por los especialistas distintas medidas de naturaleza preventiva, como una alimentación sana y hacer actividades físicas en forma regular, no fumar y consumir alcohol con moderación, sin perjuicio de cumplir con los chequeos médicos y controlar el sobrepeso, además de conocer sobre otras condiciones de riesgo que pueden incidir, como los antecedentes familiares.

Un dato de interés fue aportado por los especialistas al señalar que el hecho de que haya tantas personas con insuficiencia cardíaca puede deberse, en parte, al éxito logrado en el control de otros problemas de la salud. La vacunación y otras estrategias sanitarias hicieron que muchas personas vivieran más años y, a mayor edad, el corazón se deteriora más, creciendo así el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas. También, en muchos casos, la insuficiencia es consecuencia de otras enfermedades cardiovasculares.

El informe de las entidades cardiológicas reviste suma importancia ya que formula advertencias consistentes. La anunciada apertura de un registro nacional de enfermos y la búsqueda de fórmulas destinadas a mejorar el tratamiento en todo el país constituyen dos objetivos trascendentes, de los cuales podrían surgir acciones médicas destinadas a reducir las altas tasas de mortalidad existentes por insuficiencia cardíaca.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...