Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 14 °C
Parcialmente nublado
Humedad: 91 %
23.5.2017
TENDENCIAS

Cómo ordenar la dieta y la rutina después de las vacaciones

Durante las vacaciones solemos hacer algunos cambios en nuestra alimentación y dejamos un poco de lado el estar contando la calorías que consumimos, cediendo a ciertas tentaciones tanto dulces como saladas que suman algunos kilos de más a nuestra figura. Además, volver al día a día suele ser muchas veces algo un tanto traumático. ¿Cómo se hace para regresar y no sufrir en el intento?

Recomendar artículo Imprimir artículo
Cómo ordenar la dieta y la rutina después de las vacaciones

Cómo ordenar la dieta y la rutina después de las vacaciones

Podría compararse con un aterrizaje forzoso. Algo que no queremos hacer pero, calendario y obligaciones mediante, no podemos evitar. Muchas personas se van de vacaciones para descansar, para alejarse de los problemas y de las tensiones y disfrutar del paisaje y de la naturaleza. Más allá del malestar que para muchos tal vez implique volver a la rutina, uno de los grandes problemas que suelen aparecer en esta época está relacionado con los kilos de más que se ganaron durante la época de descanso. Sin embargo, no es motivo para desesperarse a pesar que necesitaremos tomar algunas medidas para volver a nuestro peso ideal y saludable, pero siempre comenzando poco a poco y sin hacer cambios bruscos para permitir así que tanto cuerpo como mente se adapten al fin de las vacaciones y la vuelta a las obligaciones de todos los días.

Lo primero es no volverse loco ni apurar los resultados. Hay que arrancar lentamente y sin exigirse. No conviene encarar una dieta sino un plan alimentario sostenible en el tiempo, que se adapte a las necesidades de cada uno en todos los aspectos, ya sean gustos, edad, talla, peso actual y actividad física.

Si esos kilos de más que trajo de las vacaciones se suman a los que tenía antes, ¿por qué pensar en deshacerse de ellos en poco tiempo? Se debe respetar un proceso que le permita conocer las respuestas de su organismo, verificar que aún cuidándose puede aumentar por diferentes motivos, por ejemplo, por retención de líquidos o porque no tuvo un descanso nocturno apropiado u otros motivos.

Hay que tener en cuenta que comer mucho de lo saludable no siempre da buenos resultados. Si está dentro de este grupo de personas y decide bajar los kilos de más que se acumularon desde el regreso de sus vacaciones y piensa que comiendo mucha fruta, tomando mucha leche y otros alimentos que considera saludable lo llevarán a adelgazar, tenga presente que esto no siempre es posible.

Lo ideal, aconsejan los expertos, es comer un poco de todo. Si usted piensa que comiendo un sándwich de jamón y queso, 1 empanada (no 6), y otros alimentos que considera que si lo hace por unidad lo ayudarán a adelgazar porque sería “comer poco”, todos esos alimentos tienen grasas agregadas y la sumatoria haría que se siga manteniendo en el mismo peso o, mucho peor, que siga aumentando.

Así las cosas, una buena opción es hacer un menú semanal incluyendo alimentos que sean nutritivos pero que no aporten calorías en exceso, eliminando las grasas, demasiados hidratos de carbono y productos industrializados.

Hacer cinco a seis comidas diarias permite no pasar hambre y evita los deseos de comer dulces, facilitando además la absorción de los nutrientes que el organismo necesita, estimular el metabolismo y favorecer la sensación de saciedad. Dejar de picotear entre horas y optar siempre por alimentos ligeros tanto para el almuerzo como para la merienda y cena es otra medida interesante, pero siempre consumiendo un desayuno completo ya que este es el secreto para tener energía para comenzar la jornada.

Al diseñar una dieta para recuperar la figura, entonces, no hay que olvidar incluir:

FRUTAS Y VERDURAS

Son ricas en fibra y agua además de aportar pocas calorías, siendo los alimentos estrella a la hora de diseñar una dieta equilibrada, sana y de bajas calorías, además de ser ricas en antioxidantes y vitaminas E, C, licopeno, zinc y selenio.

LACTEOS

Son necesarios dentro de la dieta diaria pero siempre hay que optar por los desnatados y tomar entre 2 y 3 raciones diarias. Añadir a la dieta yogur, leche y quesos bajos en grasas.

CARNE, PESCADO Y HUEVOS

Como máximo se deben consumir dos raciones al día y de preferencia pescados azules ricos en Omega 3, además de carnes magras de cerdo o ternera y pollo sin piel, siempre cocidos a la parrilla, plancha, al vapor o en papillote.

PAN, PASTAS, PATATAS Y ARROZ

Incluir estos alimentos en la dieta pero en proporciones pequeñas y, en el caso del pan, es preferible el de harina integral que ayuda a prevenir el estreñimiento y tiene mayor poder saciante.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...