Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
En Estados Unidos llama la atención la vidente de Menem
6 de Enero de 1999 | 00:00
En Estados Unidos, el asesoramiento que recibiría el presidente Carlos Menem de una mujer que se atribuye capacidad de adivinar y anticipar el futuro -una 'bruja', en términos corrientes- ha despertado un especial interés. Al menos eso es lo que se desprende de la importancia que le asignó al tema el prestigioso New York Times, que le dedicó un artículo de una página entera a la relación entre el Presidente y su vidente de cabecera.
El New York Times -que fue a buscar a la vidente de Menem y la entrevistó en Mendoza- empieza recordando que la zarina Alejandra confiaba en Rasputín y que Hitler consultaba con videntes, como lo hacían el Papa Inocencio VII, Nancy Reagan y una gran porción de la Corte de Versalles en las vísperas de la Revolución Francesa. Parte de esos antecedentes para firmar que cuando el presidente argentino necesita consejos de otro mundo, se dirige a Azucena Agüero Blanch, una maestra elemental de enseñanza artística de 48 años, muralista y adivina profesional.

El artículo del New York Times, traducido por EL DIA para sus lectores, sigue de esta forma:
Según dice esta vidente -y ella es la única que lo dice- durante los últimos 15 años ha aconsejado a Menem en la elección de los miembros de su gabinete y en el paulatino bajo perfil adoptado en materia de peinado, vestido y perfil masculino.
A su turno, la señora Agüero Blanch se convirtió del catolicismo al islamismo en 1988, según afirma, para entender y aconsejar mejor a Menem, quien como hijo de inmigrantes sirios nació musulmán y ahora es católico.
Hace pocos días, una revista semanal argentina publicitó la importancia de Agüero Blanch por primera vez. Quizás más reveladoramente, describió cómo el presidente, de 68 años, y la vidente, se encontraron en secreto por una hora en el Alvear Palace Hotel en Buenos Aires, en noviembre del 98, para discutir un posible último intento por un tercer período, pese a la prohibición constitucional.
En una entrevista con The New York Times, la vidente dijo que ella argumentó con fuerza contra ese intento ya que "las estrellas no están con él".
"El no hace preguntas", dijo la señora Agüero Blanch en la entrevista, realizada en su pequeño departamento de la capital de Mendoza, rodeada de viñedos y montañas. "Es un Cáncer. Solamente escucha y yo le doy miles de consejos".
Cualquiera sea la relación de Agüero Blanch con Menem, ella es original. Usa un Corán en miniatura colgado de su cuello y maquilla sus ojos de una manera que la hace verse como si dos bombarderos Stealth volaran sobre sus párpados.
Evita la luz artificial por considerar que absorbe energía y decora su oscuro departamento con un Buda sonriente, juegos de té turcos de cobre y un colorido tapiz sobre la pared que muestra paisanos bailando un vigoroso flamenco. La puerta de su heladera es un collage de personajes de dibujos animados que le recuerdan que debe cortar calorías.
A lo largo de los años, dijo Agüero Blanch, ella le ha prestado a Menem muchos servicios. Una vez él le envió a un colaborador personal muy cercano para que le diera un talismán que le permitiera eludir una investigación por manejos corruptos, con lo que el allegado se salvó de resultar acusado.
En el reciente encuentro en el Alvear Palace, dijo, ella pronosticó a Menem que los argentinos volverán a él en el 2003, pidiéndole que retorne. También predijo que el presidente, divorciado desde hace tiempo, se volverá a casar luego de dejar la Casa Rosada.
No hubo respuesta de Menem ni de la Presidencia a los comentarios sobre este tema. Cuando fue consultado por The New York Times para que comentara el informe periodístico sobre Agüero Blanch, José Luis Olivero, un vocero presidencial, dijo: "No creo que hayamos dicho nada sobre ésto. Volveré a llamarlo". A pesar de varias llamadas para ampliar esos conceptos durante los días siguientes, el señor Olivero nunca contestó.
Más curioso aún -considera el New York Times-, el informe publicado sobre la adivina de Menem apenas causó una leve onda en los medios argentinos.
Aparentemente -sostiene el diario norteamericano- el rol de la señora Agüero Blanch no fue una sorpresa para los argentinos, que están acostumbrados a que sus líderes consulten a adivinadores. Varios respetados biógrafos han confirmado que el general Juan Domingo Perón, el héroe político de Menem, consultaba a una variada gama de místicos.
La tercera esposa de Perón, Isabel, fue dominada por un vidente derechista a principios de los '70, tras lo cual cayó por un golpe militar. José López Rega, un cantante frustrado, controló a Isabel pretendiendo poseer el poder de transferirle el carisma místico de la difunta Eva Perón.
Además, sanadores por la fe místicos, llamados curanderos, todavía son comunes en la provincia natal de Menem, La Rioja, y en gran parte de la Latinoamérica rural.
La señora Agüero Blanch mostró varias fotografías de ella con el presidente, juntos a lo largo de los años, como un grueso paquete de sobres enviados desde las oficinas de la gobernación de La Rioja en los '80, cuando Menem fue gobernador, y más recientemente, desde el palacio presidencial (el contenido, guardado bajo llave, permanece secreto).
Sin embargo, cabe reiterar, poco de lo que pueda referirse a Menem puede todavía llamar la atención de los argentinos. "No es sorprendente", dice Felipe Noguera, un prominente consultor político. "Menem ha inaugurado un estilo de política cercano al show business. Las estrellas de cine y este tipo de políticos tienden a consultar a brujas".
Antes de que el presidente Menem empezara a suavizar su imagen en los últimos años, cultivaba entusiastamente un estilo espectacular, de veloces autos deportivos, extravagantes patillas y citas públicas con una colorida variedad de mujeres. En el último año, escándalos que afectaron a varios funcionarios importantes en su derredor han opacado sus victorias anteriores, como derrotar a la inflación y cortar drásticamente el presupuesto militar.
"Menem protege a la gente que aprecia y allí es donde se mete en problemas", dijo la señora Agüero Blanch. "Es tan excelente amigo, tan afectuoso, tan atento. Recuerda el cumpleaños de todos, hasta los tipos de comida que prefieren".
El relato de la señora Agüero Blanch de su larga relación con Menem es un cuento ricamente bordado con toques de magia.
Una noche de enero de 1984, dijo, soñó con encontrar un espiritualista indio que le ofreció una copa y noticias sobre un gran hombre que iba a entrar en su vida. Al día siguiente ella llamó a su hermana, que le dijo que el gobernador Carlos Saúl Menem, de La Rioja, venía ese día a Mendoza. Agüero Blanch logró acceso a un lunch dado en honor del gobernador en la confitería Mónaco. La magia apenas había comenzado.
El gobernador Menem tendió la copa en dirección a la mujer, justo como lo había hecho el indio en el sueño. Para el final del lunch, el gobernador la había invitado a desayunar con él al día siguiente. Ella no aceptó, dijo, en duda sobre sus intenciones.
Luego repensó su decisión, cuando algunos amigos le advirtieron sobre las repercusiones que podría tener el desairar a un gobernador. Consultó con sus cartas de adivinadora y sorprendentemente, dijo, le dijeron que el gobernador Menem sería algún día Presidente.
Por meses el gobernador y Agüero Blanch se escribieron, y convino en encontrarse con él en La Rioja en julio de 1984. Fue durante su primera cena, dijo, que le aseguró que sería electo presidente cinco años después.
Se suponía que iba a quedarse un día en La Rioja, pero se quedó quince. "Viajamos por toda la provincia, hablamos" dijo ella, "y eso es todo lo que necesita poner en el diario".

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla