Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

Retoman la embestida para recuperar el Palacio Piria

La Provincia comenzó un juicio para desalojar a una familia que vive hace nueve años en el histórico inmueble. Lo transformarían en un centro de asistencia para chicos y jóvenes

La Provincia retomó su embestida para recuperar el Palacio Piria, de Punta Lara, hoy transformado en un monumento a la ruina. El gobierno bonaerense, a través de la fiscalía de Estado inició un juicio para desalojar a una familia que vive en el inmueble desde hace nueve años. El juzgado a cargo de la causa ya envió la cédula de notificación y en esta semana se realizará el operativo de desalojo por la fuerza pública si los actuales ocupantes se resisten a permanecer en el lugar.
El trámite de recuperación del inmueble comenzó a gestarse el 22 de agosto pasado, en el juzgado civil y comercial Nø 25, del doctor Rubén Pérez, en el que se llevaron a cabo las diligencias judiciales que derivaron en el actual pedido de desalojo que llegó en los últimos días a la residencia ubicada en el camino Almirante Brown a la altura del 326.

Según consta en la causa judicial a la cual tuvo acceso este diario, "existen varios proyectos para recuperar este palacio, entre ellos se destaca el de transformarlo en un centro de Asistencia a niños y jóvenes con problemas de adicciones".
Sin embargo -dice en el expediente-, cualquiera de los emprendimientos que se decida llevar a cabo necesita la recuperación del inmueble, que actualmente presenta un total estado de deterioro, por el transcurso del tiempo, la falta de mantenimiento y los daños provocados por los saqueos y robos continuos", afirma en la demanda que fue iniciada por la doctora Dina Cescutti, en representación de la Fiscalía de Estado bonaerense.
La doctora Cescutti también se basa en "la exhortación que libró la Defensoría del Pueblo de la Nación que le solicitó el 15 de setiembre de 1998 a la subsecretaría de Cultura de la Provincia de Buenos Aires que adopte las medidas tendientes a evitar el deterioro constante del Palacio, como así también obligó a que se inicien los trámites para declararlo monumento histórico provincial", con lo cual se deben incluir en los presupuestos oficiales partidas para el mantenimiento del tradicional inmueble.
Incluso, en el expediente oficial figura que Juan José Casas, quien ocupa el Palacio desde 1991, "reconoce que usurpó el inmueble". Ahora, Casas, que dialogó con este diario, expresa que "ingresé al lugar porque me trajo una funcionaria del Consejo del Menor, y desde entonces le hice arreglos en algunos sectores de la construcción y puse algunos servicios para vivir dignamente. Nunca firmé un papel pero cuando me trajeron me dijeron que me daban la oportunidad de habitarlo si cumplía las funciones de casero sin cobrar por ello".
"De un día para otro me llegó la citación y no se para donde ir. Tengo cuatro hijos de 2, 5, 10 y 13 años y no sabemos dónde vamos a ir a parar. Ahora nadie se hace cargo de esta situación. Incluso, en la defensoría oficial de la doctora (Sandra) Pereyra, lo único que me dicen que sólo pueden conseguir algunos días más de permanencia en el Palacio hasta que consiga otro sitio, pero que descarte la posibilidad de quedarme".
"Al parecer la intención de sacarme lleva varios años, pero jamás me dijeron nada", expresó Casas, quien agregó "sólo me quedan unas horas para conseguir un nuevo lugar".
En el expediente judicial también figura que "la demora en la recuperación puede generar la destrucción total del inmueble, dejando sin chance a la recuperación edilicia".
En otro capítulo de la demanda, la representante legal de la Fiscalía de Estado pide la "condena de los demandados", sin detallar el delito ni la pena a imponer.
Restaurar el Palacio Piria, que tiene más de 90 años, era hasta mediados del año pasado uno de los proyectos previstos en el marco de un plan de obras de rejerarquización de la región. Sin embargo, la casona está cada vez más lejos de esa consigna y quedó como una página amarilla y guardada, al parecer, definitivamente en los cajones de las ideas que sólo quedan en el terreno de las intenciones.
Para los historiadores, "es imperdonable que nadie quiera hacerse cargo de remodelar el palacio construido por el empresario Francisco Piria. Si bien la casona está en pésimo estado, todavía se está a tiempo de restaurarla y devolverle una jerarquía que nunca debió haber perdido".

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...