Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

Regresó con las manos vacías

San Carlos se volvió con la cabeza gacha del Docke. Cayó ante Sportivo Dock Sud por 1-0 y no pudo realzar la levantada experimentada ante Acassuso hace una semana atrás.

Arrancó más ordenando la Villa, que a partir de un buen trabajo del Negro Candia y de los volantes centrales, logró imponer su ritmo en torno al círculo central y le creó algunos problemas a una línea de fondo local que sufría en demasía los centros cruzados.

Justamente fue a partir de uno de ellos, (de derecha a izquierda), lanzado por Leandro Martini que llegó la primer jugada importante de riesgo del partido. Ocurrió sobre los 10 minutos de juego, Emiliano Córdoba lo bajó de cabeza en el segundo palo, y José Luis Díaz Arín, de media vuelta, exigió al arquero Peralta, quien se zambulló contra su palo izquierdo y logró desviar el balón al corner.

Con el correr de los minutos Dock Sud fue emparejando las acciones a partir de la solvencia de sus experimentados volantes de contención y la siempre punzante presencia del Mencho Medina Bello y el Negro Gauna.

Justamente fue el Mencho quien contó con una clarita oportunidad de gol pisando la media hora de juego, cuando se durmió por primera vez la defensa celeste y cabeceó solo frente al arco y el balón se perdió por sobre el horizontal.

Pero lo del ex River solo había sido un anuncio, ya que San Carlos comenzó a dar algunas ventajas por su lateral izquierdo, y el mismo resultó una invitación para que el marcador lateral Torres escalara posiciones continuamente y Giuliano también aprovechara dichas falencias.

A todo esto, San Carlos, ante el crecimiento futbolístico de su rival, comenzó a retrasarse demasiado y dejó librada su suerte ofensiva a que Rodrigo Rinaudo o Díaz Arín acertaran en algún contragolpe.

Pero llegó el minuto 42 y un centro al corazón del área visitante. Nuevamente, como ocurrió una semana atrás, volvieron a dormirse los centrales, y esta vez fue Juan Carlos Piersanti quien se elevó solo para conectar de cabeza y dejar sin chances a Rotela. Dock Sud se puso en ventaja y de golpe se le cambiaron los planes al celeste.

Don Goro aprovechó nuevamente el entretiempo para ordenar las cosas, y la Villa salió a matar o morir en el arranque de la segunda etapa. Rodrigo Rinaudo se lo perdió al minuto ante una mala salida del arquero, y dos minutos después, Díaz Arín remató franco al arco y un defensor alcanzó a sacarla sobre la línea. San Carlos era una tromba que pasaba por arriba a un sorprendido conjunto local.

Pero el asedio de la Villa se fue diluyendo con el correr de los minutos, y ni la inclusión de un tercer delantero (Guillermo Franco), pudo hacer que el 1-0 a favor del local se pudiera empardar.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...