Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

Javier Rossi: "Soñé que iba a marcar el gol"

Humilde y sencillo por donde se lo mire, el Bicho Javier Rossi, uno de los héroes de la tarde de ayer, no pudo ocultar la enorme satisfacción que significó que el equipo de sus amores se quedara en la B, y justamente, con un gol suyo.

"La verdad, la noche anterior había soñado que iba a marcar un gol. Y así fue. Es como que Dios me iluminó y me brindó esta posibilidad. ¿Si fue el gol de mi vida? No caben dudas, porque Camba lo necesitaba y porque la gente se merecía una alegría de este tipo", expresó el delantero del barrio 5 de Mayo, al término del encuentro.

Más adelante agregó que: "Festejar de esta manera es muy especial, porque no hemos tenido un gran año. Después de tantas pálidas, merecíamos una alegría así".

Con respecto al tanto que convirtió a ocho minutos del final, y que significó la gran victoria de Cambaceres, Rossi, surgido de las inferiores, remarcó que: "Cuando quedé cara a cara con el arquero, me dije a mí mismo que no tenía que fallar. Por suerte, la pelota pudo entrar. Si me preguntás como le pegué, no lo sé. Entró y punto...".

Rossi también se acordó de su familia. "Lo primero que me vino a la cabeza, después del gol, fue mi familia, y mi hermano, que me está mirando desde arriba. Se lo dedico a todos ellos".

"FUE DE LOS JUGADORES"

Jorge Sañisky, el gran responsable de que Cambaceres permaneciera en la categoría, también dijo lo suyo. "Lo mío es secundario. Los jugadores fueron los responsables. Y para ellos, este festejo. Siempre supimos que esta parada no era sencilla, pero gracias al esfuerzo de ellos, y a la profesionalidad, el objetivo pudo cumplirse".

Respecto de su continuidad, Jorge Sañisky aseveró que: "No sé nada sobre mi continuidad. Acá hubo un compromiso moral con los dirigentes. Por eso, me arriesgué a tomar el equipo en una situación complicada. Veremos más adelante que va a pasar".

También Mariano Quillutay mostró su alegría. "Había que ganar, y se ganó. Es cierto que el empate servía, pero yo quería ganarlo. Ahora estoy más tranquilo, pues nos sacamos un peso de encima. Tuvimos un año muy malo, y por suerte, en estas finales pudimos demostrar que somos de la B", expresó el volante.

Luego acotó que: "Mi continuidad dependerá de los dirigentes. Yo quiero quedarme en Cambaceres".

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...