Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

Vecinos de Los Hornos se quedaron sin ramal del transporte municipal

Un servicio muy cuestionado

Un nuevo ramal del Sistema Urbano de Transporte (SUT) de la Municipalidad de La Plata ha caído en la última semana de 2005: es el número 18 de la empresa Sur y afecta a los vecinos de un sector de Los Hornos. "El servicio desapareció de un día para otro y nadie ha informado a los usuarios sobre el motivo de la decisión que perjudica a cientos de personas que tienen que ir a trabajar en enero", según se quejó Susana Castillo, una de las personas afectadas por la medida.

Desde la empresa que maneja el ramal 18 (la línea interubana 307) se informó que "fue una decisión que se tomó junto a la Municipalidad de La Plata" y no se brindaron mayores detalles. Desde la Comuna, en el área de Transporte, se respondió que "es una decisión temporal, que se extenderá hasta el próximo 31 de enero".

Ninguna de las dos partes -Municipalidad y la empresa- dieron mayores detalles sobre la razón de la caída o suspensión del servicio que se suma a otros ramales anulados a lo largo de los últimos años, con la afectación de miles de usuarios que tienen que encontrar cómo continuar con los viajes con lo que queda del servicio de transporte.

El ramal 18 cubría el trayecto que va desde la Estación de Trenes de 1 y 44, plaza Italia, plaza San Martín, plaza Moreno, luego tomaba diagonal 74 hasta la avenida 66 y por esta se dirigía hasta 149 donde giraba para ir en dirección a la avenida 72. Luego realizaba el trayecto de regreso por las mismas calles, avenidas y plazas ya mencionadas.

"En la zona de avenida 72 nos quedamos sin micros. Y quienes deban ir a trabajar ahora tendrán que salir un buen rato antes para llegar a horario porque tienen que caminar entre seis y diez cuadras para conseguir un micro que los lleve a destino", dijo Cecilia Zalazar, otra pasajera afectada que se quejó ante este diario por esta nueva determinación.

Algunos choferes consultados, que prefirieron dejar su identidad en reserva, argumentaron que "quizás ha influido en la decisión de sacar el ramal la menor cantidad de gente que se ve en la Ciudad. Como no hay clases y tampoco administración pública como en el resto del año, han retirado ese recorrido".

Desde la Defensoría Ciudadana, su titular, Luis Malagamba, mencionó que "se han pedido informes a la dirección de Transportes, ya que es preocupante que la Línea Sur no sólo ha producido la disminución de las frecuencias que atienden a los vecinos, sino que además ha levantado el ramal que ingresaba al barrio La Mecánica, en la zona de 149 y 70, en Los Hornos".

CUESTIONAMIENTOS

Malagamba aseguró que "es cuestionable la falta de autoridad por parte del Municipio para hacer respetar la condición de transporte público del servicio; un hecho alarmante que debería obligar a un serio replanteo de la relación de las empresas con la Comuna. No puede ser que cualquiera se presente a una licitación si después no va a garantizar que podrá hacer aquello que firmó. Nos preguntamos donde están las mejoras que se prometieron implementar al sistema, ya que el tiempo pasa y lo único que sumamos con el SUT son denuncias".

A la caída del ramal hay que agregar que, de acuerdo a lo que confirmaron los empresarios a cargo de operar el sistema de transporte urbano, hasta principios de marzo regirá un nuevo diagrama que reduce hasta en un 40 por ciento las frecuencias de los servicios.

Todos los veranos, las líneas de colectivos municipales y provinciales con circuitos en la Región bajan la cantidad de servicios para "acompañar", según explican los empresarios del sector, la merma de pasajeros que se produce debido a una cuestión estacional.

Esa disminución de usuarios alcanza, coinciden los dueños de las compañías, su pico máximo en enero, cuando al receso escolar se suma el éxodo clásico por las vacaciones de verano y el nivel de utilización del transporte público desciende en un 50 por ciento.

EXTENSAS ESPERAS

Las esperas ya insumen al menos cuarenta minutos. Y en el caso de algunos recorridos, superan la hora. El decaimiento de los servicios -tanto en prestaciones como en material rodante- se agudizó durante 2005.

Quejas y más quejas, que arrancan por las bajas frecuencias y enseguida suman cuestionamientos por el estado de los colectivos, la escasez de información, y refugios que no protegen del sol ni guarecen de la lluvia.

Desde hace unos meses, la Comuna analiza los resultados preliminares de un estudio realizado por la facultad de Ingeniería de la UNLP, cuyo objetivo es identificar los puntos débiles del sistema, y proponer alternativas.

Según se pudo saber, ésas modificaciones incluirían una nueva diagramación para determinados recorridos, ordenamiento vial en las zonas cercanas a las paradas, y la implementación de un sistema de información al usuario.

Pero por ahora, todo sigue igual. Las empresas hablan insistentemente de una "crisis de financiamiento" y de mermas en sus ingresos. Para los aproximadamente 50 mil usuarios que abordan colectivos cada día en la Ciudad, mientras tanto, siguen las penurias.

En ese sentido, un estudio de la Defensoría Ciudadana reveló que desde el lanzamiento del SUT, en mayo de 2002, hasta hoy, cayeron nada menos que 30 ramales -entre los que se cuentan algunos que nunca saltaron desde el papel a las calles-.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...