Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

Campaña sucia alcanzó en La Plata su punto máximo

Buscan encubrir la conexión de uno de los detenidos por el triple crimen con el intendente Alak

La virulenta campaña sucia que el alakismo desató hace ya largas semanas sobre sectores adversarios y, muy en particular, contra el candidato a intendente Pablo Bruera, alcanzó su pico de máxima expresión en las últimas horas, sobre el filo mismo de la jornada electoral. Y esta vez se apeló nada menos que al terrible triple crimen de policías cometido en nuestra ciudad para intentar reinstalar esas maniobras.

El intendente Alak, como se sabe, buscará en los comicios de hoy su quinta reelección, en pos de alcanzar 20 años consecutivos al frente del gobierno municipal. Y en ese marco, hace ya un par de meses que el proceso electoral de la Ciudad comenzó a ser empañado por una campaña sucia de dimensión inédita, que incluyó todo tipo de agravios, injurias y el invento de variadas y graves acusaciones contra el candidato a intendente Pablo Bruera.

Esa campaña de desprestigio pareció ceder cuando un fallo de la justicia puso al descubierto las falsas acusaciones y las calumnias más graves que se habían lanzado contra Bruera. Pero, a horas de los comicios en que los platenses votarán para elegir a su intendente para los próximos cuatro años, las maniobras contra este candidato alcanzaron nuevamente una dimensión gigantesca e inédita.

Concretamente, la detención de dos sospechosos del triple crimen de los policías, cometido hace una semana en nuestra ciudad, y la identificación de otros tres presuntos involucrados en esa matanza, fue utilizada con el objetivo de montar una embestida de última hora contra Bruera.

En rigor, habría sido tanto un intento de último ataque contra Bruera como una "maniobra defensiva" en la búsqueda de encubrir la conexión entre uno de los sospechosos y el oficialismo municipal. Es que Leandro Colucci, acusado por la masacre de los policías, según fuentes que conocen en detalle la política local, y de acuerdo a lo publicado ayer por medios nacionales, militó en el Ateneo Eva Perón, una agrupación alakista, mientras que un hermano de este detenido es empleado en la Municipalidad que conduce Alak.

En suma, en virtud de estas relaciones, al conocerse el viernes último los allanamientos y las detenciones producidas en el marco de la investigación de la matanza, y al haber trascendido los nombres de los sospechosos, sectores del alakismo habrían intentado anticiparse al hecho irreversible de que esas vinculaciones iban a saberse, utilizando ese tema en un rebrote inaudito de la campaña sucia al intentar vincular a Colucci como militante del sector de Bruera.

DURISIMA REACCION

Entre las reacciones que desató ayer mismo este rebrote incalificable de la campaña sucia, los dirigentes locales de siete partidos y agrupaciones políticas emitieron un durísimo documento, en el que los firmantes señalaron que "nos vemos obligados a informar a la sociedad la verdadera vinculación política de Leandro Colucci: está vinculado políticamente al espacio conducido por el intendente Julio Alak, tal cual lo han reflejado los medios de comunicación nacionales".

"Por su parte, otro sospechoso por el mismo crimen, Fabián Gianotta, fue encargado del ceremonial en el Salón Dorado municipal en un acto que Julio Alak realizó vinculado al fútbol", se indicó en el documento, en el que se añadió que, además, Gianotta "es un reconocido militante del alakismo y barrabrava del miniclub del intendente, La Plata Fútbol Club".

Con la firma de Sergio Lezama, del Partido de la Victoria; Sergio Beltrán, Partido Proyecto Popular; Héctor Mareco, Partido PRD; Damián Navarro, Polo Social; Matilde Comercio, Partido Vecinalista Alternativa Militante; Carlos Marino, Frente Grande; y Luis Lugones, Movimiento Justicia Social; los dirigentes expresan que "en las últimas horas se ha intensificado la atroz y disparatada campaña de desprestigio, impulsada por el intendente Alak, contra el principal candidato de la oposición".

También se indicó en el documento que "éste no es un mecanismo nuevo, sino que representa la continuidad de las prácticas con las que se busca perjudicar al candidato que más claramente se opone al actual régimen municipal".

"Nuestra voluntad ha sido la de expresar propuestas, ideas y proyectos que mejoren la calidad de vida de los vecinos, pero frente a la violación de la veda electoral y el nivel de agresión sufrido, creemos que es nuestro deber y responsabilidad hacer pública esta información", se señaló finalmente.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...