Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

Recupera su esplendor la Basílica de 9 y 58

Avanza la obra de recuperación de Sagrado Corazón

Recupera su esplendor la Basílica de 9 y 58

Con un trabajo de hidrolavado se recuperó la fachada del Sagrado Corazón. Ahora impulsan la puesta en valor de la verja de hierro de fundición

La basílica del Sagrado Corazón va recuperando el esplendor de sus tiempos originales. Concluye por estos días una primera etapa de refacciones mientras que la comunidad de la iglesia del barrio de 9 y 58 apuesta a reunir los fondos que permitirán encarar la fase final de la obra, más complicada que la inicial y, aunque no se cuenta todavía con un estimativo de los costos, se calcula que será de presupuesto elevado.

A un año de haber comenzado con la iniciativa, el tradicional templo católico del centro platense ya muestras los primeros arreglos: fue impermeabilizada la gran terraza que da sobre la calle 9 y con el trabajo se frenaron las filtraciones de las paredes del interior de la basílica; se reparó el frente del atrio, cuyos muros se estaban viniendo abajo; se hidrolavó la fachada; se pusieron a nuevo canaletas y cornisas y se consolidó la estructura del muro lateral. Esta etapa de las obras finalizará en los próximos días, cuando quede lista la vereda nueva de la calle 9, donde los obreros están ejecutando los últimos detalles.

"A esta iglesia le faltó mantenimiento durante años -explicó el padre Juan Velazco, quien vive los últimos días de párroco en la basílica-. Hemos hecho bastaste y sobre todo lo más necesario. Porque no se trata de embellecerla sino de ponerla en condiciones, para que nada termine tan deteriorado que se venga abajo".

LO QUE FALTA

No es poco lo que se hizo, pero también es larga la lista de estructuras que faltan mejorar. Y en ese sentido, el padre Juan mencionó: "hay que restaurar la verja, que es la mejor de La Plata, porque es maciza, de hierro de fundición, una de las primeras realizadas en esta ciudad; arreglar la capilla lateral, con porciones de mampostería que se están desmoronando; y una de las cinco campanas, que está partida y habría que soldarla pero el trabajo es muy complicado porque no se puede bajar de la torre". El sacerdote añadió como parte de la segunda etapa de la obra la colocación de un tejido que impida el ingreso de las palomas al campanario y la pintura en los muros laterales.

Según destacó el religioso, esas tareas están en "veremos", pues ni siquiera se elaboró un presupuesto. "Sabemos que sería una obra muy cara y por ahora no contamos con los fondos necesarios", dijo.

LA HISTORIA

El Sagrado Corazón comenzó a construirse en 1898 y la obra concluyó en 1902. La cruz -11 metros de altura- que está sobre la torre se colocó en 1913. De la orden que sigue las enseñanzas de Don Bosco, el templo se ideó tras la visita realizada a La Plata, en 1885, de monseñor Juan Cagliero, perteneciente a esa congregación. Surgió por ese entonces el proyecto de fundar un colegio salesiano y en 1892 se compró con ese fin el terreno de la calle 9 entre 57 y 58. En 1966 el Papa Paulo VI elevó la parroquia al título de basílica menor.

El Sagrado Corazón en una de las iglesias más demandadas en La Plata para la celebración de bodas y por el lugar estratégico que ocupa oficia un gran número de servicios.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...