Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

La rica historia de Villa San Carlos

La entidad, de 84 años de vida, vio la luz el 25 de abril de 1925

La rica historia de Villa San Carlos

Espectacular marco de la cancha de Gimnasia donde los hinchas de San Carlos en número cercano a los 14 mil dieron rienda suelta a toda la alegría

Esta historia comenzó en 1916 cuando la compañía "Bravo Barros", loteó y puso en venta terrenos en la ciudad de Berisso con el nombre de "Villa San Carlos".

Los dueños reales de estas tierras eran los señores Marcelino y Rafael Herrera Vegas. Unos años más tarde, precisamente en 1923, un grupo de purretes que jugaba a la pelota en los baldíos de Villa San Carlos, formaron un equipo que lo llamaron "Avanti Barrilete".

Este nombre fue puesto porque en Berisso ya existía una escuadra denominada "43 excepcionales" (marca de cigarrillo de la época), hoy Estrella de Berisso. Se jugaban partidos amistosos entre otros barrios como Villa Barrio Constructor "Huracán", "Once Unidos" de la calle Nueva York , "Independiente" de Berisso y también equipos de la vecina ciudad de Ensenada como "Conservación y Tráfico", Defensores de Cambaceres", "Neuwman", "Villa Albino", "Río de La Plata" y muchos otros "rejuntados" como se decían en esos tiempos.

El terrero donde se jugaba estaba ubicado entre la calle 2 bis y 3 entre San Luís y Montevideo, un potrero como se nombraban las canchas antes. Después, paso a jugar en la calle 6 y 7 entre 1 y 2.

Estos entusiastas muchachos, que se reunían en el taller de la carpintería de Don Antonio Velasco, formaron una comisión y dieron nombre al Club Atlético Villa San Carlos, era abril de 1925.

Esta primera comisión estaba formada por: Antonio Velasco (presidente), Raúl Casassa (secretario), A. Flamini (tesorero) y F. Genova, J. Maseroni y D. Vasquez (vocales).

Pero en el año 1924 otro grupo de vecinos, estos mayores de edad, y viendo la necesidades del barrio, fundaron la entonces "Liga de Fomento Villa San Carlos". La primera reunión se realizo en el almacén de Don Alvarez y contó con el apoyo de todos los vecinos del barrio.

Esta liga ocupaba un pequeño salón entre las calles 5 y 6 sobre la Av. Montevideo y después se traslado a la esquina de la calle 7.

En estas reuniones se trataban muchos temas para mejorar el barrio. Con mucho sacrificio y empuje, la liga logra, el 16 de enero de 1927, la llegada de las primeras lámparas de luz eléctrica al barrio Villa San Carlos.

Fue un día histórico, uno de los más hermosos que se conocieron en aquellos años de compañerismo y unión de todos los vecinos. Fue una conquista y un éxito para la Liga de Fomento Villa San Carlos.

Tener un salón propio es lo que deseaban los integrantes de la liga, para poder realizar sus reuniones y poder organizar fiestas.

En esos días los integrantes de aquella Liga de Fomento Villa San Carlos, decidieron empezar a cobrar una cuota societaria de un peso para juntar fondos y realizar la obra.

Con la colaboración de los vecinos, como Emilio de la Vega, Luis Guruciaga, Juan Crowe, entre otros, comenzaron la construcción de ese deseado salón. En noviembre de 1929 se inaugura el nuevo salón con un gran baile. Se entregaron tarjetas de invitación a todos los vecinos y miembros de la liga. Fue una noche memorable donde toda la muchachada se dijo presente.

Pasaron más de 20 años y allá por el año 1944 las dos sociedades (la Liga y el Club), terminaron uniéndose en un proceso casi natural por compartir el salón de madera de la calle 6, (hoy la calle 24) a una cuadra de la Montevideo hacia el monte. Y es así como la Liga concluyó su función, sus miembros más activos quedaran grabados en las memorias de las generaciones venideras y los jóvenes se acordaran de los viejos vecinos de VILLA SAN CARLOS.

El club de Berisso, que vio la luz el 25 de abril de 1925, cumplió el mes pasado 84 años de vida institucional.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...