Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

Capital federal: religioso judío sufre salvaje ataque antisemita

Un joven lo golpeó con un palo "y me dejó la oreja colgando", contó. Dijo que no conocía a su agresor pero que seguramente era una persona "mandada, con mucha ideología nazi"

Capital federal: religioso judío sufre salvaje ataque antisemita

La mutual israelita AMIA repudió hoy la agresión antisemita sufrida el sábado por un miembro de la colectividad en el barrio porteño de Flores

Un religioso judío denunció que fue víctima de un salvaje ataque antisemita, al ser golpeado con un palo por un joven, después de salir de una sinagoga del barrio porteño de Flores.

El hombre, llamado Daniel, fue agredido con un palo por un joven, que lo golpeó en la cabeza, mientras lo insultaba y pronunciaba frases antisemitas.

El episodio, de acuerdo con lo denunciado, se produjo en la calle Bacacay, entre Argerich y Bogotá, en la zona oeste de Capital Federal.

El hombre integraba un grupo de religiosos judíos ortodoxos, que fueron atacados luego de ser sorprendidos por un joven que los insultó. "Me pegó con un palo y me dejó la oreja colgando", expresó la víctima del ataque perpetrado el sábado pasado a la tarde.

"Trato de pensar con qué fin hacía eso y no me queda más duda que pensar que era una persona mandada, con mucha ideología nazi", dijo el hombre en declaraciones a la prensa.

"Agarró un palo y en un segundo me pegó en la cabeza. Me dejó la oreja colgando", contó el religioso, mientras que señaló que antes de cometer la agresión, el joven dijo: "a uno de ustedes le voy a pegar".

Autoridades de la DAIA, por intermedio de su presidente, Aldo Donzis, expresaron "su más enérgico repudio a esta nueva agresión a un miembro de la comunidad judía".

No obstante, el propio agredido estimó que el hecho no tuvo ningún tinte político. "A mi criterio es un cristiano muy arraigado con los cuentos de que los judíos mataron a Jesús. Lo decía con mucho fervor lo de matar a todos los judíos y quemar todas las sinagogas. No estaba bajo los efectos de ninguna sustancia", consideró el religioso.

No obstante, tanto al religioso como al resto de los testigos, les llamó la atención que el agresor tenga en su poder un kipá utilizado por judíos ortodoxos

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...