Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

Cronología de su beatificación

1985: Distintas personas comienzan a acercarse a la hermana Emilia Paternosto, superiora del Hospital de Niños de La Plata, para contarle que habían recibido "favores divinos" luego de invocar en sus oraciones a Sor María Ludovica. A partir de ello se le pide a la madre general de las Hijas de la Misericordia que inicie el proceso de canonización.

1986: El entonces arzobispo de La Plata, Antonio Quarracino, solicita que la causa de Sor María Ludovica se postule a nivel Diocesano.

1987: El arzobispo de La Plata pide la Congregación para la Causa de los Santos el "nihil obstat" para inicar la fase judicial del proceso, y un mes más tarde se constituye el Tribunal Arquidiocesano a fin de reunir testimonios y preparar el caso.

1989: A principios de julio se presenta al arzobispo de La Plata el trabajo finalizado.

1990: El trabajo desemboca en la aprobación de las Virtudes Heróicas de Sor María Ludovica, quien es reconocida así como Sierva de Dios. Una madre le atribuye su intercesión a la cura milagrosa de su hija de dos años que hasta entonces tenía sus piernas inmovilizadas debido a una espina bífida.

1992: Luego de que la niña del milagro sorteara otros serios problemas de salud congénitos, un equipo de médicos del Vaticano la examina y concluye que su curación es "científicamente inexplicable".

2001: La Santa Sede reconoce la heroicidad de las virtudes de Sor María Ludovica y la consagra como venerable.

2003: Un plenario de obispos y cardenales firma en el Vaticano la autenticidad del milagro. Un mes más tarde, Juan Pablo II promulga el decreto que corrobora el milagro de Sor María Ludovica de Angelis, paso necesario para declararla beata

2004: El Papa Juan Pablo II beatifica en la Plaza de San Pedro a la venerable Sor María Ludovica.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...