Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
SE ABRE OTRO CAPITULO DE LA CRISIS EN GIMNASIA

Renunció Delmar: “Me voy decepcionado”

Renunció Delmar: “Me voy decepcionado”

Héctor Delmar, desde ahora ex presidente de Gimnasia

Héctor Delmar renunció anoche a la presidencia de Gimnasia y se abre así un nuevo capítulo de la crisis institucional que afecta al club.

En el marco de la evidente fractura que se produjo hace ya varias semanas en la comisión directiva albiazul, Delmar anunció su decisión de dejar la presidencia. Al hacerlo responsabilizó a otros directivos de dar un virtual “golpe de Estado” y defendió su gestión al frente del club. Ahora se definiría una conducción transitoria mientras se evalúa si corresponde llamar a elecciones o completar los actuales mandatos que vencen a fines del año que viene. El vicepresidente primero es Daniel Onofri.

Delmar había asumido como Presidente en diciembre de 2010, después de haber obtenido un categórico triunfo en las elecciones de ese año, en las que cosechó más del 62% de los votos. Al poco tiempo aparecieron las primeras fisuras internas, que se agudizaron en los últimos meses hasta provocar un quiebre que desemboca ahora en la renuncia de Delmar. Hace tres semanas, la situación se había agravado con la suspensión de su hija Graciela como vocal titular, acusada por el resto de la comisión directiva por supuestas irregularidades.

La crisis institucional ha acentuado la incertidumbre en Gimnasia, agobiada por serias dificultades deportivas y económicas.

A continuación se transcribe el texto íntegro de la renuncia de Delmar, al que este diario tuvo acceso:

CON DOLOR Y TRISTEZA

“Renuncio con dolor y tristeza a la presidencia de Gimnasia y Esgrima La Plata, institución a la que amo profundamente y a la que dediqué mucho tiempo de mi vida. Fui campeón argentino de básquet vistiendo su gloriosa camiseta y tuve el honor de haber sido elegido cinco veces como su Presidente.

“Me veo en la obligación moral de renunciar, pues no me siento acompañado en la gestión dirigencial. Un grupo de integrantes -no todos- de la actual comisión directiva no me escucha, no me reconoce y no me respeta.

“No me escuchan, cuando digo que no hay que confrontar internamente cuando está en juego el bien de Gimnasia. No me reconocen, cuando disimulan que el ingreso de dinero a las arcas del Club llámese préstamos, anticipos, sponsors, publicidad- ha sido conseguido excluyentemente por mi persona. No me respetan, cuando tienen el atrevimiento de suspender como dirigente del Club a mi hija Graciela Delmar, sin más razón que la de no compartir su modo de gestión en la comisión de obras, en la que ha actuado junto a otros directivos con absoluta honestidad, entrega y pasión por el bien de la institución. Las numerosas obras realizadas con el dinero de la “Fundación Estadio Ciudad de La Plata” (cocina, pensión, salón de patín, colonia Estancia Chica, gimnasio Benito Lynch, etc.) hablan por sí solas.

“No confío en los que avanzan en posicionamientos personales y/o grupales que poco bien le hacen al Club en este difícil momento deportivo y económico. No les tengo confianza desde ningún plano de la actuación dirigencial. Han intentado desprestigiarme y se han ocupado sistemáticamente de instalar en la masa societaria la idea de que soy un viejo “mascarón de proa” que ellos deben conducir y mostrar como reliquia a su favor. Se han equivocado de dirigente y de persona. Soy un Presidente con todas las letras como lo he sido históricamente- o no soy Presidente. Soy el Presidente de una comisión de gente sana y buena con pasión gimnasista, o no soy Presidente. No admito `golpes de estado` internos.

“Vine a Gimnasia sin más anhelo que verlo fortalecido deportiva, cultural y socialmente, como un `grande` que es. Me alegré con la venida desinteresada de Guillermo Barros Schelotto; hice lo que pude para lograr la continuidad de Troglio; celebré conseguir para siempre la histórica cancha del Bosque y una continuidad de 10 años en el Bosquecito.

“Hoy y así no puedo seguir. El dolor y la decepción le ganan al entusiasmo. Seguramente me equivoqué, especialmente con las personas. Debo advertir que no les tengo fe como dirigentes -en ningún aspecto- a quienes me han desplazado. Me voy decepcionado, sólo rindiendo honores a Gimnasia y a su inmensa legión de socios y simpatizantes. Anidan en mi alma recuerdos imborrables: el ascenso a Primera del 84, la Copa Centenario, los subcampeonatos del 95 y el 96, el honor de haber sido amigo y confidente de René Favaloro, la satisfacción de haber traído al `maestro` Timoteo Griguol y su trabajo ejemplificador, la de que Gimnasia haya sido reconocido y visitado por Joao Havelange.

“Me voy con la conciencia limpia, llevando en el pecho los hidalgos colores azul y blanco. Que Dios ayude a Gimnasia”.

textuales
“Un grupo de integrantes -no todos- de la actual comisión directiva no me escucha, no me reconoce y no me respeta”.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...