Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
EL PAIS

Se extienden en el interior las rebeliones de fuerzas policiales

En cuatro provincias se amotinaron por reclamos salariales. En Catamarca intervino la Prefectura para controlar la reacción de la policía y hubo cuatro heridos. Acuerdo en La Rioja. Hay focos de tensión en Neuquén y Río Negro

EN LOS ENFRENTAMIENTOS QUE SE PRODUJERON EN LA PROVINCIA DE CATAMARCA, HUBO AL MENOS CUATRO HERIDOS CON BALAS DE GOMA, SEGÚN REPORTARON FUENTES DEL SAME
EN LOS ENFRENTAMIENTOS QUE SE PRODUJERON EN LA PROVINCIA DE CATAMARCA, HUBO AL MENOS CUATRO HERIDOS CON BALAS DE GOMA, SEGÚN REPORTARON FUENTES DEL SAME

El conflicto policial por salarios que comenzó en Córdoba se extendió ayer a otras cuatro provincias, entre ellas Catamarca, donde policías se enfrentaron a tiros con Gendarmería cuanto intentó desalojar una protesta frente a la Casa de Gobierno y se registraron al menos cuatro heridos.

Policías de Neuquén declararon un “paro por tiempo indeterminado” en demanda de un salario básico de 12 mil pesos, mientras que en Río Negro se manifestaron en Cipolletti a la espera de negociaciones y en La Rioja lograron un incremento y levantaron la protesta, tras una noche con robos y detenidos.

INCIDENTES EN CATAMARCA

El conflicto en Catamarca comenzó con una protesta de efectivos policiales que ingresaron por la fuerza a la Casa de Gobierno en demanda de mejoras salariales y luego se retiraron a la Plaza 25 de Mayo, frente a la sede gubernamental, de donde intentó desalojarlos la fuerza federal.

Gendarmería intentó desalojar a la policía con gases lacrimógenos y los efectivos provinciales respondieron a tiros con armas reglamentarias, en el marco de un enfrentamiento que produjo cuatro heridos, según reportó el SAME. También intervinieron efectivos de la Prefectura.

Los enfrentamientos se produjeron mientras en la Casa de Gobierno permanecía la mandataria, Lucía Corpacci, y representantes de la fuerza, retirados y en actividad, negociando un aumento salarial de 13 mil pesos tras rechazar una oferta de 8 mil.

En Neuquén, los policías iniciaron un “paro por tiempo indeterminado” en demanda de un salario mínimo de 12 mil pesos, mientras familiares de los efectivos ingresaron a la Jefatura en la capital y marcharon en la ciudad, y el gobierno sostuvo que “está garantizada” la seguridad (ver aparte).

La medida fue dispuesta por los efectivos tras el fracaso de negociaciones con el gobierno provincial, que aseguró estar “dispuesto a descomprimir” el conflicto.

Uno de los policías dijo a medios locales que la medida se adoptó porque les “tomaron el pelo y nos patearon la pelota para el próximo miércoles”, día en que habían sido citados para analizar los reclamos salariales, y confirmó “la llegada de policías del interior y que otros se autoconvoquen en las comisarías”.

En tanto, el gobierno riojano evitó que el conflicto se agravara al acordar con los policías un incremento de haberes a pagarse en tres cuotas, tras una rápida negociación y la promesa de no aplicar sanciones ni medidas disciplinarias.

Beder Herrera, sin embargo, no descartó cambios en la cúpula policial y advirtió que “los policías gordos, que andan con las panzas así, no van a ascender más. Voy a sacar un decreto sobre eso. Ahora van a saber”.

NIEGAN TRATO DIFERENTE

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, negó que por su cercanía al kirchnerismo el gobernador riojano haya tenido un trato diferencial en relación con su par cordobés José Manuel de la Sota y sostuvo que “el gobernador Beder Herrera se comunicó conmigo y yo respondí, como a todos”.

EN RIO NEGRO

Policías de Río Negro, por su parte, reclamaron aumentos salariales con una movilización frente al edificio de la Unidad Cuarta de la ciudad de Cipolletti, donde esperaban la llegada del jefe de la Policía provincial, Fabián Gatti, para abrir una instancia de negociación. El comisario de la regional quinta, Néstor Bobadilla, aclaró que “no es autoacuartelamiento, no han tomado ninguna unidad” y precisó que la pretensión de los manifestantes es acercar un petitorio.


Notas relacionadas

Pedido de calma de un intendente

En Neuquén, paro por tiempo indeterminado

En La Rioja levantaron la protesta

Envían batallón de gendarmes a Córdoba tras ola de saqueos

Buscan evitar "contagios" en otros puntos


Debe iniciar sesión para continuar

cargando...