Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

“Pesadilla en la cocina” llega a la televisión argentina

“Pesadilla en la cocina” llega a la televisión argentina

“Pesadilla en la cocina” llega a la televisión argentina

Christophe Krywonis, el chef francés que desde esta noche estará al frente en Telefé de la versión local de “Pesadilla en la cocina”, formato original inglés con ediciones en distintos idiomas, donde en cada episodio se intenta salvar a un restaurante de una situación límite, afirmó que “cada dueño debe reconocer sus problemas, por las buenas o por las malas, aunque en Argentina se confunde maldad con exigencia”.

Christophe, con más de 30 años de residencia en el país, tiene una dicción capaz de delatar su origen galo y una fama de “implacable” y no muy pedagógica a la hora de señalar defectos culinarios a los aspirantes a cocineros, bien ganada por su participación en envíos centrados en la cocina como “Masterchef” y “Dueños de la cocina”, ambos producidos por Eyeworks.

En cada episodio del programa que se estrena hoy a las 21, el chef intentará ayudar a que un restaurante mejore su situación, y someterá a su juicio la presentación y elaboración de los platos, el diseño de la carta, el equipamiento, la higiene y hasta la administración del lugar, para descubrir los problemas y procurar solucionarlos.

La llegada de otro ciclo culinario a la grilla del canal parece afianzar a la gastronomía y los temas ligados al buen vivir como estrellas de una programación que ya cuenta con dos ediciones diarias del magazine “Morfi, todos a la mesa”, que junto al especial dominical, lo tiene siempre en pantalla, salvo los sábados, más un concurso televisado de coctelería y el lanzamiento de una tienda virtual, que ofrece muchos de los productos vistos en los diversos envíos del canal, la mayoría, ligados a la cocina.

“Las grabaciones son intensas no en cantidad de horas, sino por tanto contacto con la gente. No puedo tomar como referencia mis experiencias anteriores en televisión. Por eso, a nivel personal, implica un trabajo personal intenso, profundo, no sé si se trata de psicología, pero anda cerca”, manifestó el chef, en relación a este nuevo desafío.

A diferencia de sus otros proyectos, Christophe aseguró hacer en “Pesadilla en la cocina” una especie de “coaching”. “Tenés que lidiar con distintos personajes: está el introvertido que no habla, la que no se asume como dueña del lugar, en fin, cada cocinero, cada dueño es diferente, hay que adaptarse y reaccionar en función de cada uno”.

En relación a la mecánica del programa, reveló: “Vamos a los restaurantes a los que previamente elegimos, hay una selección que empieza cuando la gente se anota en la página web, luego se llama a tal o cual establecimiento para que sea un posible candidato a ser visitado por mí. Llego por primera vez y el impulso resulta especial. Tengo la teoría del único cartucho: porque la recorrida por el lugar y lo que le marcás a la gente en ese momento no se puede repetir, es el inicio de todo. Tengo pocos días para poner a esas personas a enfrentar sus responsabilidades, esto implica cierta rigidez y crudeza para decir cómo son realmente las cosas”.

Por otra parte, se quejó de la etiqueta de “malo” que le han puesto en la televisión. “En Argentina, injustamente, ‘exigente’ es sinónimo de ‘malo’ y la maldad es otra cosa. Y si tú me vas a encarar, encima de que voy hasta tu lugar para ayudarte, si te me vas a poner en rebelde, me fallás. El terco nunca tiene lugar conmigo. Se ve que Telefé y Eyeworks buscaron la persona idónea para esto y bueno, aquí estoy”.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...