Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $124,62
Dólar Ahorro/Turista $205.62
Dólar Blue $207,00
Euro $130,59
Riesgo País 1928
La Ciudad |DESESPERADO PEDIDO DE AYUDA DE UNA MADRE
Quedó atrapado en la inundación y murió tras 15 días en coma

Lo sacaron de un auto en 66 y 28. Tenía 45 años y dos nenas

28 de Abril de 2013 | 00:00
NATIVIDAD MANGARELLA MUESTRA LA FOTO DE SU ESPOSO. “ME LO LLEVÓ EL AGUA”, DICE
NATIVIDAD MANGARELLA MUESTRA LA FOTO DE SU ESPOSO. “ME LO LLEVÓ EL AGUA”, DICE

“Llamame”. Ese fue, literalmente, el último mensaje que Natividad Mangarella recibió por parte de su esposo. Eran las 17:50 del 2 de abril y el cielo se venía abajo cuando Alejandro Nuccitelli, su marido, intentaba subir el auto a la rambla de 66 y 28. Lo rescataron seis horas después, inconsciente, y lo trasladaron en una camioneta particular al Hospital Italiano. Cuando ingresó, a las dos de la mañana, ya estaba en coma. Murió 15 días después.

A un mes del peor de los diluvios, Natividad está destrozada por el dolor. El agua se llevó un matrimonio que el próximo sábado cumpliría siete años; dejó a dos nenas sin padre, a una mujer sola, que no tiene trabajo y alquila. “La nena de cuatro años pregunta a qué hora va a llegar papá”, dice Natividad y así resume un drama que cuesta describir con palabras.

Empleado en la división Antecedentes del ministerio de Seguridad bonaerense, Alejandro Nuccitelli, de 45 años, estaba trabajando de remisero cuando lo encontró la muerte. “Amaba a su familia, se desvivía por nosotros, tanto que llegó a manejar un remis para que no nos faltara nada”, dice Natividad y otra vez rompe en llanto.

Cuando se remonta a esa jornada trágica, Natividad recuerda que fue a buscar a su marido a la remisería donde trabajaba, en 66 y 31, que fue al San Juan de Dios, al San Martín, y hasta Berisso. “No estaba por ninguna parte”. Recién a las 13:30 del 3 de abril un mensaje de texto le devolvía las esperanzas. Su esposo estaba en el Hospital Italiano.

“Cuando llegué me dijeron que había entrado en coma, con un cuadro de hipotermia, que había sufrido una arritmia cardíaca, y que el daño cerebral era muy grande porque había estado seis horas en un auto bajo el agua, sin oxígeno”.

“Se me cayó el mundo”, agrega Natividad y completa: “A la nena de cuatro no sé que decirle, trato de explicarle que papá se fue a un viaje largo; y la de 15 -que para él era su hija del corazón- está destrozada”.

Con un certificado de defunción en la mano, que habla de “sumersión”, Natividad pide ayuda a gritos. “Nos quedamos solas. Por favor, que alguien se apiade y nos dé una mano. Estoy desesperada”.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $305.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla