Estimado lector queremos agradecer el interés que usted muestra por nuestros artículos.

Cualquier sugerencia que tenga para mejorar la calidad de la información que brindamos todos los días del año será bienvenida.

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 20 °C
Nublado
Humedad: 60 %
18.8.2017

Aseguran que el consumo de alcohol empieza a los 8 años

La mayoría de los comercios bonaerenses que lo venden no están habilitados

Recomendar artículo Imprimir artículo
La edad de iniciación de consumo de alcohol bajó de los 12 a los 8 años en los últimos años, según se anunció ayer desde el Consejo Federal de Drogas (Cofedro). El coordinador nacional de ese organismo, Ricardo Macedo, puntualizó sobre las nuevas estadísticas que "la edad de iniciación en el consumo de alcohol estaba en los 11 y 12 años, y ahora bajó a los 8, mientras que el consumo de cerveza creció el 400 por ciento en los últimos 10 años".

Estos datos se conocen cuando solamente en la Provincia de Buenos Aires se otorgaron 43 mil licencias para vender alcohol, aunque se estima que son 90 mil los puntos de venta existentes en el territorio bonaerense.

Sin embargo, no todos los especialistas coinciden sobre las edades de inicio en el consumo de alcohol. Alberto Calabrese, ex funcionario del mismo organismo, destacó que "no se puede decir que en términos generales el consumo de alcohol comienza a los 8 años, porque no existe una estadística nacional ni un seguimiento de esa información, para lo que se necesitan permanentes sondeos y cruce de datos entre instituciones. No se puede hablar fehacientemente de una edad de inicio en términos generales, ya que depende del sector social, de tipos y costumbres, aunque es cierto que en la clase media el consumo de alcohol pasó a ser algo cotidiano".

En ese sentido, Calabrese señaló que hay dos tendencias nuevas; el uso de la cerveza en forma no estacional, y la moda del cocteleo y fondo blanco, es decir tomar de un trago una copa hasta terminarla y así sucesivamente. Eso es muy fuerte entre los chicos de clase media".

EN LA PROVINCIA

Por otra parte, se conoció que el gobierno bonaerense otorgó unas 43.000 licencias a comercios para que puedan despachar alcohol, aunque se reconoció oficialmente que los puestos de venta que actualmente funcionan en el territorio bonaerense son cerca de 90.000, por lo cual más de la mitad de ellos lo estaría haciendo fuera de las normas. Pese a ello, según lo señalado por las autoridades del área, la cantidad de puntos de venta superaba los 130.000 hasta marzo de este año, por lo cual habría habido una disminución "considerable".

"Por ser una experiencia nueva en el país -señaló el subsecretario de Atención a las Adicciones en la Provincia, Claudio Mate- por ahora estamos satisfechos. En la Argentina no tenemos una tradición regulatoria del consumo de alcohol, como en los países sajones, sino que siempre los controles han sido sociales. Ultimamente la cosa se había desbandado, especialmente entre los menores, y por eso se recurrió a esta ley". El funcionario agregó que "el objetivo es que el consumo de alcohol vuelva a ser adulto y alimentario, como lo era siempre".

Como se sabe, desde el 1º de abril pasado se empezó a aplicar la ley bonaerense 13.178, por la cual se les exige una licencia habilitante a todos los almacenes, supermercados, bares, restaurantes, pubs y discotecas que pretendan vender alcohol, en tanto los quioscos, polirrubros y estaciones de servicio directamente tienen prohibido el expendio de alcohol desde 1996.

Según las autoridades bonaerenses, se busca bajar la cantidad de puntos de venta de alcohol, porque es demasiado complicado controlar si 130.000 comercios le venden o no alcohol a menores. La Subsecretaría de Atención a las Adicciones preparó un índice de licencias otorgadas en cada municipio, en relación con la cantidad de habitantes, y se determinó, por ejemplo, que en La Matanza hay un punto legal de venta de alcohol por cada 839 habitantes y en Moreno, uno cada 527.

En tanto, en municipios menos poblados, el índice es distinto; en Pinamar hay un comercio habilitado para vender alcohol por cada 59 habitantes y en Monte Hermoso, uno por cada 46. Según lo indicado por Mate a modo de comparación, en el estado norteamericano de California otorgan una licencia para vender alcohol por cada 1.250 habitantes.

"Lo que sucede acá no es normal. Para ir a una biblioteca hay que caminar 70 cuadras, pero para comprar una cerveza a todo el mundo le alcanza con cruzar la calle", aseveró.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...