Parcialmente nublado
Pronóstico La Plata, Bs. As.
Temperatura:20 °C
Parcialmente nublado
Humedad:94 %
23.3.2017

Impacto del largo paro: creen que va a alentar el éxodo hacia las privadas

Se profundizaría una tendencia que llevó a las primarias estatales a perder más de 300.000 alumnos en la última década

Recomendar artículoImprimir artículo
ALGUNOS ESPECIALISTAS EN EDUCACIÓN CREEN QUE, AL RECLAMO POR LOS PAROS SE SUMA OTRO, DE MUCHOS PADRES, QUE APUNTA A UNA BAJA DE LA CALIDAD EDUCATIVA EN LA ESCUELA PÚBLICA
ALGUNOS ESPECIALISTAS EN EDUCACIÓN CREEN QUE, AL RECLAMO POR LOS PAROS SE SUMA OTRO, DE MUCHOS PADRES, QUE APUNTA A UNA BAJA DE LA CALIDAD EDUCATIVA EN LA ESCUELA PÚBLICA

Evolución de la matrícula escolarDante Cataniese tiene diez años y está orgulloso de la escuela pública platense donde estudia. Dice que “tiene una buena biblioteca y un buen laboratorio, mejor que muchos privados”. Sin embargo, el largo paro con el que se inició el presente ciclo lectivo lo llevó a hacerle un planteo inusual a su mamá. Le preguntó si no podía cambiarlo de escuela “ a otra que también sea pública, pero donde no haya paros”. Con ese comentario, que Virginia Añamuro, cita con una sonrisa, Dante expresaba toda la angustia que le provocaba no poder comenzar las clases. “Es mi hijo más grande y es el que toma más conciencia de que el tiempo que se pierde por un paro tan largo después cuesta mucho recuperarlo. Yo estoy a favor de la escuela pública. Pero en esta ocasión he pensado seriamente si no conviene pasar a los chicos a un privado”, dice Virginia.

Ese mismo planteo se escuchó de manera insistente, al menos en el plano hipotético, en la comisión de padres del colegio mientras duró el paro. Y ahora que vuelven las clases, la inquietud no termina de apagarse.

Para Manuel Alvarez Trongé, presidente de Proyecto Educar 2050, una asociación civil dedicada al estudio de la educación en el país, “uno de los impactos esperables de este paro tan prolongado es que incremente la transferencia de alumnos desde el sector público al privado. En todo caso, se profundizaría un fenómeno que se viene dando en los últimos años, no sólo ante la reiteración de las medidas de fuerza, sino también por la disconformidad de muchos padres con un sistema educativo público cuya calidad decayó mucho en los últimos años, sobre todo en la provincia de Buenos Aires”, dice Alvarez Trongé.

Este éxodo de la escuela pública hacia la privada es más notorio en la rama primaria, donde, según los datos del ministerio de Educación de la Nación, más de 300.000 alumnos dejaron las escuelas estatales en la última década.

En rigor, desde 2003, fueron 333.247 los alumnos que dejaron las primarias estatales, lo que supuso una caída del orden del 8,9%. En el mismo lapso las primarias privadas ganaron 218.086 estudiantes, lo que representa un aumento de la matricula del orden del 22,5%.

Los últimos datos disponibles corresponden a 2012, período en que se registró la misma tendencia: ese año la primaria estatal perdió 45.336 alumnos (-1,3% si se compara el número de los inscriptos apenas un año antes). En el mismo lapso, las privadas ganaron 28.452 inscriptos, lo que representa un aumento del 2,5%.

Un éxodo de esta magnitud no tiene antecedentes en el sistema educativo argentino, según indican especialistas como Alieto Guadagni.

Si se considera el colegio secundario, ambos sectores incorporaron una cantidad similar de alumnos, aunque el incremento fue un poco mayor en el sector privado (16,7%) que en el público (11,2%).

Un estudio realizado por el Centro de Estudios de la Educación Argentina (CE) de la Universidad de Belgrano en base a las cifras oficiales, muestra que el conurbano bonaerense es uno de los puntos donde la escuela primaria pública perdió más alumnos en el período considerado: 73.388.

Después de ese, otros de los puntos donde más se notó el éxodo desde el ámbito educativo público al privado fueron la ciudad de Buenos Aires, Jujuy y Neuquén. En el primer caso, la matrícula bajo un 17,2%, en el segundo y en el tercero, 25%.

Una de las excepciones a esta tendencia es el interior bonaerense, donde la matrícula de las escuelas estatales se incrementó un 4,4%. El crecimiento es uniforme en todo el territorio provincial solo en la provincia de Santa Cruz, donde entre 2003 y 2012 se incrementó en un 16,7% la cantidad de alumnos inscriptos en la escuela pública.

Algunos especialistas consideran que dos herramientas para revertir esta tendencia son el cumplimiento del calendario escolar de 190 días y ampliar la cobertura de la jornada extendida, sobre todo en las escuelas pertenecientes a zonas más vulnerables.

El incumplimiento del calendario escolar de 190 días se da aún en los años en los que se presentan menos conflictos, en razón del incremento de los feriados y de las jornadas de perfeccionamiento docente.

Según el libro “Otra Escuela Para el Futuro”, del mencionado Alieto Guadagni, entre 2002 y 2008 se perdió un promedio de 9 días de clases por año a causa de los paros docentes. En ese lapso, algunas provincias, como Entre Ríos, acumulaban 28 días de paro anuales y la Provincia de Buenos Aires ocupó el noveno puesto de la lista, con 11 paros anuales.

Un informe del Centro de Estudios de Políticas Públicas elaborado el año pasado determinó que la provincia de Buenos Aires había perdido el equivalente a la mitad de un ciclo lectivo (90 días) en una década como consecuencia de los paros.

El mismo trabajo indicaba que entre 2004 y 2013 nunca se cumplió e la previsión oficial de jornadas de clases en los tres niveles: inicial, primario y secundario.

Para Alvarez Trongé, el problema de los paros es uno de los que explican el éxodo creciente hacia el sector privado.

El otro, asegura, es la creciente inconformidad de muchos padres con la calidad del sistema de enseñanza público.

En el antes mencionado libro de Guadagni se destaca que “la Provincia de Buenos Aires es la jurisdicción que muestra el deterioro más significativo, ya que se ubicaba en el segundo lugar en 1995, sólo superada por la Ciudad de Buenos Aires, mientras que en el año 2005 aparece en el duodécimo lugar. Esta abrupta caída en la calidad relativa de la educación bonaerense puede ser parcialmente explicada por la gran expansión de su matrícula secundaria, ya que fue la primera provincia en establecer la obligatoriedad del nivel secundario (...) No es sorpresa entonces, que la Provincia de Buenos Aires registre la mayor transferencia de alumnos de la esfera estatal a la privada en todo el país”.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...