Algo nublado
Pronóstico La Plata, Bs. As.
Temperatura: 16.1 °C
Algo nublado
Humedad: 94 %

Espectáculos

“The Walking Dead”

Yendo de la tevé al cine

Recomendar artículo Imprimir artículo

En los últimos años, son varias las grandes películas del pasado que han revivido en la pantalla chica, desde “Arma mortal”, “12 monos” y “Evil dead” hasta “Minority Report”, “Westworld” y ¡“Rambo”! Estas adaptaciones se suman a los numerosos actores y directores del cine de Hollywood que se mudan a la televisión, confirmando a la “caja boba” como el medio audiovisual más relevante del momento.

Pero “The Walking Dead” seguirá, al parecer, el camino inverso: crecen los rumores de una adaptación cinematográfica de la serie suceso de FOX basada en la novela gráfica de Robert Kirkman, y aunque todavía no hay un proyecto en proceso, el propio “showrunner” de la serie afirmó que “estoy seguró que pasará”.

Scott M. Gimple es el nombre del hombre que dirige los destinos de la saga en sus múltiples formatos y plataformas, y afirmó, consultado por la web ComicBook, que la llegada de la serie de los “caminantes” a la pantalla grande “de una forma u otra, algún día pasará. Y me parece que estaría muy bien”.

El productor incluso llegó a bromear sobre quiénes podrían llegar a ser los protagonistas: “William Shatner sería Rick. Tendríamos a Edward James Olmos como Daryl, ¡y Matthew Fox sería el Gobernador!”, afirmó, en referencia a los actores de “Star Trek”, “Miami Vice” y “Lost”.

Sin embargo, lo más probable es que la versión cinematográfica funcione como un “spin off” de la serie (como ya hace “Fear the walking dead”) que como un episodio más: dada la lógica lineal de la serie, no podrá replicar los experimentos del pasado de la Fox con series que tenían episodios contenidos en sí mismos, como “Expedientes X” o “Los Simpsons”.

Aunque sí podría llegar el mismo elenco a protagonizar, por ejemplo, un final de temporada pensado para cine, como alguna vez se rumoreó sobre la gran competencia de la serie, “Game of Thrones”.

El megaéxito de Fox transita su séptima temporada, con audiencias record cada año (el primer episodio de la séptima entrega fue visto por 17 millones de personas sólo en EE UU), y ya anunció una octava parte, de dieciséis episodios, para 2017.

Es imposible vislumbrar más allá, dado que esta temporada la serie, que ya venía distanciándose de lo narrado en los cómics, superó al material original: ahora, todo los fans están ante terreno desconocido pero, seguramente, los ejecutivos encontrarán la manera de mantener viva a la gallina de los huevos de oro mientras los ratings continúen siendo excepcionales para la TV hoy.

 

Sexo sin alma

La serie emblema de HBO en los ‘90 fue un éxito fenomenal a pesar de que durante sus últimas temporadas flaquearon entre la indecisión y un tono más rosa que las primeras y más realistas entregas. De hecho, cuando la serie se despidió en 2004, la sensación era de agotamiento: pero, adictos al porno de la nostalgia, cuatro años más tarde todos pedíamos más. Nuestro deseo fue concedido, pero siempre hay que tener cuidado con lo que uno pide: ambas películas (¡hubo dos! ¡Y podría haber una tercera!) resultaron comedias simplonas y torpes, formulaicas, desalmadas y bastante contrarias al espíritu original de la serie. 

 

Fantasías animadas

Bastante mejor le fue a las series animadas cuando saltaron a la pantalla grande: las películas de “South Park” y, en menor medida, “Los Simpsons”, fueron éxitos críticos y de audiencia que consiguieron explotar a la perfección el experimento de crear un episodio más largo. Pero no le fue igual de bien a dos queridas franquicias infanto-juveniles: la película de “Avatar”, dirigida por M. Night Shyamalan, es considerada una de las peores cintas de la historia y asesinó las posibilidades de la franquicia para tener nuevas entregas en cine; y “Dragonball”, que tuvo numerosas extensiones fílmicas en formato anime (varias, muy buenas, aunque pocas estrenadas en el país y sólo disponibles a través de videos menos que legales), sufrió el mismo destino cuando en EE UU quisieron convertirla en una película con actores de carne y hueso, una experiencia devastadora para los fans de la serie animada al punto que el guionista pidió disculpas: “Acepté el proyecto persiguiendo un gran cheque, no como un fan sino como un hombre de negocios: y cuando uno realiza un proyecto creativo sin pasión, el resultado puede convertirse en basura”, reveló el pobre Ben Ramsay, que al día de hoy sigue recibiendo furibundas cartas de odio. 

 

Buceando en lo desconocido

Otra tendencia es llevar series casi desconocidas al cine: se trata, antes que nada, de un rescate emotivo de los directores, que deciden revalorar una pieza olvidada de la televisión que fue relevante en su educación sentimental, con resultados mixtos. “Dark Shadows”, de Tim Burton, es considerado el comienzo de la decadencia del director, mientras “State of play”, con Russel Crowe, adaptó correctamente la serie inglesa de mismo nombre y “21 Jump Street” va camino a convertirse en una de las franquicias cómicas más exitosas de la historia, todo a partir de un show bastante ignoto de los años ‘80 (uno de los primeros trabajos actorales de Johnny Depp).

0 0 (Total de votos: 0)
Cartelera de Teatros Cartelera de Cines

Arriba