Estimado lector queremos agradecer el interés que usted muestra por nuestros artículos.

Cualquier sugerencia que tenga para mejorar la calidad de la información que brindamos todos los días del año será bienvenida.

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 18 °C
Parcialmente nublado
Humedad: 54 %
23.10.2017
Un consumidor se sintio defraudado y le hizo juicio

A una bebida energizante le “cortaron las alas”

Deberá pagar 13 millones de dólares por publicidad engañosa

Recomendar artículo Imprimir artículo
A una bebida energizante le “cortaron las alas”

Como sucede con la mayoría de las publicidades, no todos los mensajes deben tomarse al pie de la letra. Y en el caso puntual de Red Bull, cualquier persona que haya visto sus slogans probablemente no hayan creído que la famosa bebida con cafeína “te da alas”.

Sin embargo, en Estados Unidos un hombre sí lo creyó, y aduciendo que tras tomar la bebida no obtuvo alas, demandó a la empresa por ese motivo, y ahora la compañía deberá pagar 13 millones de dólares, de los cuales 6,5 millones se destinarán a un fondo que se pagará a un estimado de 1,4 millones de consumidores, que pueden solicitar el reembolso a través de un sitio web creado especialmente para el caso.

La demanda original la presentó Benjamin Careathers, un consumidor regular del refresco, quien acusó a la compañía por publicidad falsa, argumentando que después de 10 años bebiendo Red Bull no sólo no “tenía alas”, sino tampoco ningún rendimiento atlético o intelectual mejorado. Así, según la querella, la firma con sede en Austria deliberadamente engañó a los clientes desprevenidos para que gasten millones en la variedad premium, con la esperanza de ganar una ventaja sobre sus competidores.

Por esto, Red Bull se vio obligado a resolver el caso fuera de la corte, prometiendo devolverle 10 dólares a cualquier cliente estadounidense que haya comprado la bebida desde 2002.

Por su parte, la empresa, a través de un comunicado, señaló que “Red Bull resolvió la demanda para evitar el costo y la distracción de los litigios. Sin embargo, se mantiene su comercialización y el etiquetado siempre ha sido veraz y exacto, y niega toda y cualquier maldad o responsabilidad”.

No obstante, Careathers argumentó que las presuntas propiedades para aumentar el rendimiento de la bebida, sólo podían ser probadas teniendo en cuenta la cantidad de cafeína que trae cada lata, que resultó menor a una taza de café.

Ahora, gracias a este arreglo, las personas que compraron al menos una lata de Red Bull durante los últimos diez años tendrán la opción de recibir diez dólares en efectivo como reembolso, o dos productos gratuitos de Red Bull por un valor de 15 dólares.

A la demanda original de Careathers, se le sumó la interpuesta por la firma Morelli Alter Ratner el 16 de enero de 2013 en una Corte de Distrito del Sur de Nueva York, que acusó a Red Bull de que su publicidad induce al error al consumidor con promesas sobre el aumento del desempeño físico y mental, ya que el marketing de la compañía también señala que sus bebidas tienen un efecto mayor al del café. Sin embargo, Red Bull señaló que la compañía no ha mentido, y que “el acuerdo llegó para evitar el costo de distracción del litigio”.

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...