Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 22 °C
Parcialmente nublado
Humedad: 53 %
17.11.2017
ENCABEZO UNA MARCHA POR EL CENTRO DE LA CIUDAD

La mamá de Renzo pidió justicia por una muerte que “no fue accidental”

Con carteles, los manifestantes reclamaron por el nene que cayó de un séptimo piso

Recomendar artículo Imprimir artículo
La mamá de Renzo pidió justicia por una muerte que “no fue accidental”

La mamá de Renzo, junto a su pareja y familiares más cercanos, encabezaron la marcha en reclamo de Justicia. No creen en la hipótesis del accidente - PABLO BUSTI

La muerte de Renzo, el nene de siete años que cayó al vacío desde un séptimo piso en 9 entre 55 y 56, fue recordada ayer en una marcha organizada por parte de su familia. El principal objetivo fue el de reclamar justicia, al endilgarle la responsabilidad por el caso al padre del niño y a su pareja. “No fue accidental”, vociferaron entre lágrimas.

La movilización empezó pasadas las 18 en 8 y 58, en la esquina del colegio Normal 3, de donde Renzo era alumno.

Ahí estaba la madre del nene, Angela Donato (43), y la hermana, Noelia Ponce de León (22), encabezando un grupo de alrededor de 60 personas, que incluía adultos y muchos chicos, la mayoría de la edad del nene que falleció.

El recorrido que tenían pautado era circular por avenida 7 hacia las fiscalías penales, en donde reclamaron el esclarecimiento de lo que pasó y pidieron “castigo a los culpables”, en referencia a Diego Villanueva y Rosa Martignoni, padre del niño y pareja del hombre, respectivamente.

Luego, el itinerario era pasar por el centro de la ciudad, para después recalar en un juzgado de Familia situado en 46 entre 12 y 13. Allí recordarían el caso cuestionando que la tenencia del niño se la hayan otorgado a los, para ellos, sospechosos, explicó Noelia en diálogo con este medio.

Por último, la marcha finalizaría en el lugar de la tragedia, en donde encenderían velas en recuerdo de Renzo, a una semana de su muerte imprevista.

La marcha fue acompañada con pancartas y panfletos con la imagen del nene, incluidas fotos de sus distintas etapas. Hasta los más chiquitos sostenían carteles.

A siete días del drama, ayer la familia aún esperaba novedades en el avance de la causa. La principal fue que se hizo, también ayer, una reconstrucción de lo sucedido, por orden de las autoridades (ver nota inferior).

recuento de una tragedia

Renzo murió el martes 10 de octubre a la noche, un día particularmente frío y lluvioso. El nene cayó al vacío desde una ventana del departamento donde vivía con su padre y la pareja de él.

La primera versión, que los adultos le dieron a la policía, fue que él “estaba jugando en una habitación que da a un patio interno cuando presuntamente se le cayó un juguete”. En esas circunstancias, “tal vez sin poder entender la peligrosidad de la maniobra, se asomó por sobre la ventana, perdió el equilibrio y cayó al vacío”, se dijo por entonces.

No hubo manera de que pudieran reanimarlo después de un impacto terrible que tuvo consecuencias fatales.

En ese marco, la hipótesis principal apuntaba a un infortunio. La causa se caratuló como “averiguación de causales de muerte” y es ese mismo rótulo que lleva hoy en día.

las acusaciones

Sin embargo, todo pareció dar un giro cuando la madre y la hermana de Renzo salieron a dar a conocer su versión. En resumen, ellas desconfían de un accidente y cargaron directamente contra Villanueva y Martignoni, acusándolos de haber “tirado” al niño por la ventana.

Angela lanzó que “no se cayó” y que “él no levantaba las persianas y no hubiera podido treparse a una ventana que le llegaba a la cintura”, al tiempo que duda de que el martes “haya estado la ventana abierta en ese horario, con lluvia y frío”.

“Renzo vivió desde que nació en un dúplex y sabía de los riesgos”, explicó María Angela, agregando que “en la casa donde vivimos ahora hay una terraza y él nunca se subió porque le temía a las alturas”, completó la madre.

Más allá de las sospechas de la familia, fuentes judiciales y policiales aclararon que “no hay indicios de que la muerte no haya sido accidental”, aunque esperan a tomar todas las testimoniales, el resultado de la autopsia y chequear si, como sostiene la madre, hay antecedentes de denuncias por violencia contra el padre de Renzo, antes de definir responsabilidades y establecer cómo pasó todo.

 

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...