Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 18 °C
Despejado
Humedad: 98 %
18.1.2018
PANORAMA LOCAL

Tiempos de promesas y de ajustes

La planificación de los recursos de Garro y los reordenamientos en el peronismo

Recomendar artículo Imprimir artículo
Tiempos de promesas y de ajustes

Por LAURA ROMOLI
lromoli@eldia.com

El año no electoral en la Comuna no traerá anuncios de obras nuevas, más allá de las que están en ejecución. Y como en lineas generales en todos los niveles del Estado, un intento de “ahorro” que el gobierno local pretende reflejar con la revisión de contratos de personal, la aspiración de rigurosidad en las partidas asignadas a las áreas -un pedido especial de María Eugenia Vidal- y un anuncio de “reducción” de los cargos políticos. Por eso, en el marco de esta “austeridad” en la agenda para 2018 de la municipalidad se puntean medidas que reclame la gente pero que no impliquen gastos.

Sin embargo, este objetivo es difícil de cumplir sino engañoso. Porque para toda medida se requieren recursos, sino económicos, sí humanos, los que redundan a la vez en económicos. Un ejemplo que arroja claridad: el combate de la venta ilegal y el ordenamiento del transito. El primero de esos objetivos ya está puesto en marcha y el segundo todavía no pasó del anuncio.

“Todos en el Justicialismo local especulan con la reperscusión de las actitudes de Mario Secco”

Todos en el Justicialismo especulan con la repercusión que pueden tener las actitudes del intendente de Ensenada, Mario Secco, que busca ubicarse como líder protagónico de los sectores más endurecidos frente al Gobierno.

Desde la irrupción en el recinto de la Cámara de Diputados a la decisión de dar estabilidad a los contratados, al bono de Navidad y el aumento salarial para el personal de esa municipalidad, el ultracristinista trata de ocupar un espacio que parece vacante en la Región.

Pero por razones jurisdiccionales, no puede participar en la interna platense, ya que su distrito pertenece a la Tercera sección electoral. Allí tendría que competir con pesos pesados como los intendentes de Berazategui, Florencio Varela, La Matanza y otros distritos que son influyentes hasta en una elección nacional.

Por eso, las especulaciones no se refieren a poder real. El análisis simplemente se restringe a la visualización como positivas o negativas de la ciudadanía en general donde hasta ahora no ha logrado, fuera de Ensenada, otro impacto que el periodístico.

Pero seguramente persistirá en la búsqueda de notoriedad, para lanzarse al camino de destinos mayores.

Como sea, si Julio Garro quiere cumplir con la promesa 2018 deberá planificar al máximo la organización de sus recursos. Esa parece su intención si se anota que uno de los cambios más importantes de la semana en el gabinete fue el desplazamiento de Pablo Gorosito de la secretaría de Hacienda para nombrar a quien hasta entonces estuvo a cargo de la recaudación municipal, Horacio Prada. El movimiento implica cambiar a un funcionario de perfil político, como este peronista concejal en licencia de Carlos Casares, por un técnico de carrera y al que el Intendente considera lo suficientemente “prolijo” para administrar los recursos tal y como lo pide Vidal.

En su nuevo rol Prada se presentó al resto de los funcionarios y les advirtió que sólo autorizará aquellos gastos que estén totalmente “justificados”, lo que preocupó a los titulares de las distintas áreas que esperan ver en los hechos qué tan a fondo se aplicará esa frase.

Un dato antecede esa frase y es mucho más que un botón de muestra de lo que se viene: este año el bono de Navidad fue sólo para los cooperativistas municipales. No se anunció y casi pasó por alto.

Mientras tanto, como en un juego de ajedrez, en el peronismo miran el tablero de los acontecimientos económicos de los últimos meses y buscan sumar volumen. El bruerismo y los ultra K, alineados a la actual conducción de Luis Lugones vienen insistiendo en convocar a movimientos sociales a un proyecto que busca repuntar ante la opinión pública a partir de la crítica constante a los ajustes económicos.

Del lado de enfrente, el alakismo residual realiza algunas movidas, aunque todavía golpeado por el resultado de la interna partidaria.

De ese combo saldrá el dirigente que enfrente al Intendente en dos años.

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...