Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 21 °C
Nublado
Humedad: 54 %
22.11.2017
Una de cada tres argentinas muere por esta causa

Infarto: las mujeres recién buscan ayuda dos horas después de sufrirlo

Es porque tienden a considerarlo un problema masculino y tienen menos registro de los síntomas distintivos en ellas

Recomendar artículo Imprimir artículo
Infarto: las mujeres recién buscan ayuda dos horas después de sufrirlo

Aunque las mujeres tienden a preocuparse más por los cánceres ginecológicos que por la salud de su corazón, la realidad es que la Enfermedad Cardiovascular tiene una mortalidad entre ellas cinco veces mayor. Esta errónea percepción sobre las causas de muerte en la mujer genera que ante un síntoma de infarto, ellas busquen ayuda médica entre 90 a 120 minutos más tarde, una demora que estos caso significa muchas veces la diferencia entre vivir o morir.

El escalofriante dato constituye uno de los puntales de una campaña lanzada esta semana por la Federación Argentina de Cardiología para estimular la prevención cardiovascular entre las mujeres aportándoles mayores conocimientos sobre sus factores de riesgo a fin de que incorporen más hábitos saludables y se realicen chequeos en forma regular.

“A través de la campaña “#SanasDeCorazón: la Enfermedad Cardiovascular no discrimina”, buscamos generar conciencia acerca de las enfermedades cardiovasculares, considerando que son la primera causa de muerte en la mujer. Tanto es así que 1 de cada 3 argentinas muere por esta causa”, señala el doctor Daniel Piskorz, presidente de la Federación.

“Durante mucho tiempo, la enfermedad cardiovascular se consideró predominantemente masculina y esto hizo que los estudios epidemiológicos se centraran en mayor medida en ellos. Fue así que tanto los avances terapéuticos como las medidas preventivas han producido una disminución notable de la mortalidad en el sexo masculino, mientras que en la mujer ha sido mucho menor”, explica por su parte la doctora Mildren del Sueldo, coordinadora de la campaña de prevención.

SINTOMAS PROPIOS

Si bien la enfermedad coronaria es una sola, la forma en que suele presentarse entre mujeres y hombres puede diferir. “En principio, el clásico dolor de pecho opresivo y quemante en la zona de la corbata, que tiende a ceder cuando uno se queda quieto, en la mujer no es tan común”, señala el doctor Alejandro Gómez Monroy, especialista consultor en cardiología y rehabilitación cardiológica.

Un estudio publicado en 2012 en el Journal of American Medical Association (la revista de la Asociación de Médicos de los Estados Unidos) en base al registro nacional de infartos de ese país puso en evidencia que el dolor de pecho, que se daba en cerca del 70% de los hombres, sólo había sido reportado por un 42% de las mujeres. El problema es que esta manifestación es considerada esencial por algunos servicios de emergencia, lo que explicaría por qué muchos infartos femeninos no son advertidos a tiempo.

Con todo no es ése el único obstáculo residual del hecho de “haber considerado históricamente a la enfermedad coronaria como un problema masculino”, señala Monroy, quien cuenta que recién en la década del ochenta comenzó prestarse atención a las características diferenciales que presentaba en la mujer.

Es que más allá del dolor de pecho, que puede presentarse o no, las mujeres suelen sufrir otras manifestaciones clínicas menos específicas; como es el caso de un enorme cansancio que aparece en forma súbita y sin explicación aparente, una sensación de sofoco, mareos, nauseas y ansiedad. Y como estos síntomas pueden atribuirse a diversas causas, no sólo las pacientes, sino a veces también los médicos de guardia, tienden a restarle importancia; por lo cual la enfermedad cardiovascular recién suele ser diagnosticada en la mujer cuando se encuentra ya muy avanzada.

Además de que esta situación resulta riesgosa de por sí, la enfermedad coronaria tiene entre las mujeres una tasa de mortalidad mayor. Las estadísticas de los Estados Unidos, uno de los países que ha estudiado el fenómeno, señalan que ante un episodio cardiovascular las mujeres tienen 50% más chances de morirse en el hospital que los hombres de igual edad.

Tendencia
Si bien la mortalidad cardiovascular anual viene bajando en los últimos años, esta tendencia descendente resulta más manifiesta en los hombres (35%) que en las mujeres (27%).

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...