Estimado lector queremos agradecer el interés que usted muestra por nuestros artículos.

Cualquier sugerencia que tenga para mejorar la calidad de la información que brindamos todos los días del año será bienvenida.

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 18 °C
Nublado
Humedad: 55 %
23.10.2017

“Animales nocturnos”, un thriller con el embriagador estilo de Tom Ford

Amy Adams brilla en la última película del diseñador de modas que se convirtió en cineasta y que vuelca su obsesión estética en un thriller preciosista y asfixiante

Recomendar artículo Imprimir artículo
“Animales nocturnos”, un thriller con el embriagador estilo de Tom Ford

Domingo de elecciones: la mayoría de la gente pasará toda la jornada con los canales de noticias de fondo, pero llegado un cierto punto la política asfixia y es hora de un descanso. Nada mejor, entonces, que acudir al cine como remanso.

Y gracias a la proliferación de plataformas, la oferta de cine se ha ampliado más allá de las obviedades: Cablevisión Flow, por ejemplo, ofrece “Animales nocturnos”, el segundo largometraje del diseñador Tom Ford, que a su vez pisa fuerte con una película que es tan estética como compleja, de climas sofocantes y un cine embriagador que llevó al crítico de cine Peter Travers a afirmar que Ford “está borracho de cine”.

La cinta está protagonizada por Amy Adams y Jake Gyllenhaal, dos de los mejores actores de su generación: Adams ganó por este trabajo varios premios, en el año en que también protagonizó “La llegada”, que le valió su quinta nominación al Oscar, estatuilla que sigue escapándose de su alcance.

En “Animales nocturnos” interpreta a una marchante de arte con una vida aparentemente perfecta. Una vida que da un giro radical cuando recibe el manuscrito de una novela escrita por su ex marido (Gyllenhaal) y que le dedica a ella. Ford mezcla con habilidad la historia sentimental con el violento “thriller” que narra el libro aún no publicado.

Una película que es un claro ejemplo de la obsesión por la belleza en sus más diversas formas, por los detalles y por la estética de Tom Ford, que sin embargo afirmó que “el estilo siempre tiene que estar al servicio del contenido”.

Algo especialmente importante en el cine, opinó. “Siempre tiene que haber una razón para el estilo. Estilísticamente nunca tomaría una decisión que no estuviera relacionada con la historia y con lo que quiero contar”, precisó.

Para él, lo más importante al embarcarse en un proyecto es pensar en lo que quieres comunicar. Y en esta película es la importancia de encontrar gente en tu vida que significan algo para ti, en los que tener confianza, en “qué pasa en tu vida si las dejas ir”.

Una historia muy personal y en la que hay mucho del director, empezando por el hecho de desarrollarse en su Texas natal y no el Noreste en el que se ubicaba la novela en la que está basado el filme, “Tony and Susan”, de Austin Wright.

Para Adams es una película compleja, con un guión muy detallado en las emociones que los actores tenían que mostrar. “Quería ser parte de esta historia de pérdida y dolor” y aún más cuando descubrió que Ford es el tipo de directores que “se arriesga” con sus actores y comparte el viaje con ellos.

“Estoy encantada de trabajar con un director que quería contar una historia humana real”, agregó.

Para Gyllenhaal, en tanto, el guión de “Nocturnal Animals” es uno de los mejores que ha leído nunca. “Es emotivo y te conduce hacia un espacio de metáfora de corazones rotos enmarcado en la violencia de hoy en día, dónde estamos actualmente. Es absolutamente precioso”, afirmó.

La película es un claro ejemplo de la obsesión por la belleza en sus más diversas formas, por los detalles y por la estética de Tom Ford, que sin embargo afirmó que “el estilo siempre tiene que estar al servicio del contenido”

Un papel que fue difícil para el protagonista de “Brokeback Mountain”. “Cuando te preguntas a ti mismo cómo actuarías en situaciones como estas, suele ser algo muy diferente a la realidad”, dijo sobre la pérdida violenta que sufre su personaje.

“He interpretado varios papeles muy físicos y este es totalmente diferente. Es el tipo que no sabe cómo hacerlo (defender a su familia), no tiene la capacidad de hacerlo. Fue muy interesante”.

Y sobre la venganza de la que habla la película, Adams resaltó que siempre ha pensado que “no te hace sentir mejor más que por un segundo, no soluciona lo que se ha roto”.

Además, agregó, “mi cabeza va más rápido que mis manos, así que simplemente sigo hacia adelante”.

Mientras que Gyllenhaal consideró que “no es una película sobre venganza. En realidad es una expresión de amor”.

Es muchas cosas para Ford, para quien es esencial que al salir de una sala de cine, “la película siga contigo”. Si no, es un fracaso.

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...