Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 15 °C
Nublado
Humedad: 45 %
24.11.2017

Nuevos datos orientan las sospechas hacia dos gendarmes

Son dos testimonios de los propios efectivos, en el que uno de ellos admitió haber agredido a uno de los manifestantes que participaban de la protesta

Recomendar artículo Imprimir artículo
Nuevos datos orientan las sospechas hacia dos gendarmes

En las últimas horas se conocieron algunos datos a partir de los cuales la investigación por la desaparición de Santiago Maldonado comienza a tener presente la actuación de dos gendarmes.

Se supo que el efectivo Neri Armando Robledo golpeó con una piedra a uno de los manifestantes que participaba de la protesta en la Ruta Nº40 el 1º de agosto. Robledo, quien pidió licencia casi de manera inmediata luego del operativo por "enfermedad de su padre", contó que era parte del grupo de gendarmes que corrió a quienes protestaban en la ruta cuando recibió un piedrazo, por lo que tomó una piedra "pequeña" y la arrojó contra uno de los manifestantes que en ese momento cruzaban el Río Chubut.

Según Robledo, a partir de lo dicho por otro efectivo, la piedra golpeó en la espalda de la otra persona, quien al salir del río lo insultó y siguió su marcha.

Este testimonio introduce en el caso la novedad de que efectivamente hubo algún tipo de enfrentamiento entre Gendarmería y los activistas, algo que hasta ahora era rechazado por el Gobierno nacional y desde la fuerza.

Asimismo, trascendió que los investigadores están trabajando sobre la actuación del subalférez Emmanuel Echazú, quien también fue uno de los gendarmes que corrió al grupo de activistas hasta el río. Las sospechas pasarían, principalmente, porque Echazú recibió un piedrazo que le provocó una doble fractura de mandíbula, según informó el jefe del operativo Fabián Méndez.

Creen que la agresión sufrida por Echazú, que pese a la gravedad siguió participando del operativo, pudo haber sido un factor suficiente para intentar perseguir y golpear a alguno de los manifestantes, aunque por el momento no hay elementos que así lo demuestren.

Echazú fue quien tuvo a su cargo la confección del acta del operativo que Gendarmería llevó adelante el 1º de agosto para liberar la ruta.

En ese marco, funcionarios del ministerio de Seguridad estuvieron esta mañana en el Juzgado Federal de Esquel, a cargo de Guido Otranto, para entregar la declaración testimonial de estos dos gendarmes, información que, dijeron, será “muy importante” para la investigación.

“Quisimos traer en forma urgente estas declaraciones tomadas en el marco de las actuaciones administrativas que hizo la Gendarmería y que son muy importantes para la investigación”, dijo Gonzalo Cané, secretario de Cooperación con los Poderes Judiciales, ministerios públicos y Legislaturas de la cartera de Seguridad.

Cané llegó al juzgado de Otranto acompañado por Daniel Barberis, secretario de Violencia Institucional del ministerio que conduce Patricia Bullrich.

Las declaraciones de los dos gendarmes detallan “con precisión” el ingreso de los efectivos a la comunidad mapuche el 1º de agosto.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...