Información General

Los restos de una enorme estación espacial caerán pronto sobre la Tierra

La estación espacial china Tiangong-1 caerá sin dudas, y según afirman los científicos, sobre algún lugar del planeta tierra entre el próximo 29 de marzo y el 9 de abril.

Con una sorprendente masa de 8,5 toneladas, la Tiangong-1 fue puesta en marcha en 2011 pero en 2016 fue abandonada y reemplazada por la Tiangong-2, por lo que tarde o temprano caería sobre la tierra.

Si bien los científicos aseguran que los restos se desintegrarán "casi por completo" una vez que entren en contacto con la atmósfera, algunos restos podrían caer sobre varias ciudades del mundo, incluidas algunas del sur de nuestro país. De ese modo, San Carlos de Bariloche, Neuquén, Bahía Blanca y Viedma podrían recibir restos de la enorme estación espacial. Sin embargo, quienes tienen más probabilidades son metrópolis importantes del hemisferio norte como Nueva York, Madrid o Roma.

A medida que la estación se aproxima, es más sencillo determinar su trayectoria de entrada, que según los cálculos pasa por unas coordenadas de entre 43 grados norte y 43 grados sur. La Agencia Espacial Europea (ESA) advierte de que puede haber variaciones sobre este itinerario y seguirá monitorizando la estación para ofrecer datos más exactos a medida que cae.

¿Significa que veremos cómo un enorme objeto impacta sobre una ciudad y causa destrozos gigantescos? No. Los especialistas en ingeniería espacial de Aerospace Corporation (una organización científica sin ánimo de lucro que asesora a agencias espaciales y empresas de aeronáutica) explicaron que la mayor parte de la estación se desintegrará al entrar en la atmósfera.

Los propios científicos apuntaron que incluso el fenómeno podría ocasionar un impresionante espectáculo de luces en el cielo. En Aerospace también recuerdan que nunca nadie murió como resultado de la reentrada en la atmósfera de basura espacial.