Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 12 °C
Parcialmente nublado
Humedad: 56 %
24.11.2017
ENFOQUE

La guerra del coltán

Por ANGEL PLASTINO

Recomendar artículo Imprimir artículo
La guerra del coltán

La guerra del coltán

Para nuestra sociedad post-industrial el llamado `coltán" es un material estrella, de importancia vital, que abunda principalmente en Africa Central. Se trata de una mezcla de dos minerales, columbita y tantalita (el nombre deriva de la contracción de ambas). Según informes periodísticos, la exportación de coltán ayuda a financiar a varios bandos que guerrean en el Congo,conflicto que ha dejado ya más de 5 millones de muertos.

Ruanda y Uganda estarían actualmente exportando coltán proveniente (en forma non-sancta) del Congo. Se utiliza mayormente en la fabricación decondensadores. Casi todos los dispositivos electrónicos modernos se sirven de ellos: teléfonos móviles, GPS, satélites artificiales, armas teledirigidas, televisores de plasma, videoconsolas, ordenadores portátiles,etc. Es el elemento tantalio el que, una vez separado de la mezcla, adquiere extraordinario valor.

Fue descubierto en 1802 por el sueco A.G. Ekeberg cuando estudiaba una muestra mineral de Finlandia, justamente de tantalita. Su nombre refiere a Tántalo, héroe mitológico griego. Es un metal de color blanco plateado, maleable y dúctil.

La catedrática Rosario Lunar, de la Universidad Complutense de Madrid, asevera que las notables propiedades del tantalio han contribuido significativamente al progreso de la electrónica. Es superconductor de carácter ultra-refractario, capaz de soportar temperaturas muy elevadas; de alrededor de 3.000 grados. Destaca su capacidad para almacenar carga eléctrica temporalmente para liberarla cuando se la necesita. Exhibe además alta resistencia a la corrosión. Sus propiedades lo convierten en imprescindible para la miniaturización, característica típica de la producción industrial sofisticada en la 3ª. Revolución Industrial. Dependemos del tantalio en forma tal que, cuando se agoten las reservas, asistiremos a una crisis global, pues regresaremos a los teléfonos móviles gigantes, a los monitores enormes, etc.

Los principales yacimientos de coltán se encuentran en el Congo, que acumula el 80% de las reservas mundiales. Sigue Australia con un 10% y luego Tailandia y Brasil, con un 5% cada uno. La mayor parte de la explotación se practica en depósitos aluviales, resultando la recuperación tan sencilla que sólo requiere utensilios de madera. Como consecuencia, se registra un alto grado de explotación infantil en Africa, con condiciones de trabajo infrahumanas. Se ha conjeturado que cada kilo de coltán ocasiona entre dos y tres niños muertos.

El minero recibe 2 dólares por kilo y el correspondiente precio en el mercado internacional alcanza los 400 dólares/kg. El Gobierno congoleño reporta la exportación de unas 500 toneladas de coltán en 2008. El proceso de reciclaje es caro y contaminante. La profesora Lunar indica que aún hay mucho por lograr en investigaciones sobre el coltán. Los concomitantes estudios servirán para identificar afloramientos geológicos de procedencia, ayudando de este modo a controlar el tráfico ilegal.

CONSECUENCIAS

Aunque la explotación infantil y el genocidio son lo más doloroso en el conflicto del coltán, es asimismo apreciable el negativo impacto ambiental. El Congo alberga, después del Amazonas, el segundo pulmón más grande del mundo, con 100 millones de hectáreas de selva y el 70% del agua dulce de Africa. Los bosques de Africa Central retienen el 8% del carbono almacenado en el planeta, por lo que su deforestación liberaría 34.400 millones de toneladas de anhídrido carbónico (un gas invernadero"), 65 veces las emisiones de un país mediano en un año. Empero, la deforestación parece inevitable, no sólo para acceder a los yacimientos sino, también, para aprovechar la madera y utilizar la corteza para fabricar bandejas con las que se lava el coltán, más las lianas para transportarlo.

La fauna también sufre serias consecuencias. En 2006 el Gobierno congoleño otorgó nuevas concesiones mineras. El resultado fue la migración de buena parte de los elefantes a Zambia. La población de estos maravillosos animales ha disminuido un 80% en los últimos 50 años, pasando de los cerca de 100.000 en 1950 a los actuales 20.000. Entre 1995 y 1999 se asesinaron 4.000 ejemplares. Uno de los parques naturales más castigados del Congo es el de Kahuzi-Biega, donde se encuentra el hábitat del gorila de montaña. En este parque la población de tales simios se ha visto reducida a la mitad, disminuyendo de 258 ejemplares a 130, debido a la escasez de comida y a la caza furtiva por parte de mineros. En los ocho parques del Congo la población de gorilas ha descendido un alarmante 90%. Hoy apenas restan 3.000 ejemplares.

La comunidad internacional no es ajena a estos problemas, pero los intereses comerciales son tan fuertes que hasta la fecha ninguna medida ha fructificado.

Las últimas propuestas buscan introducir sistemas de certificación del origen del mineral. El año pasado, el ministerio de Minas del Congo prometió que para este 2009 su Gobierno dispondría de un mapa de la producción de coltán en el país. El objetivo es contar con licencias, control centralizado, certificación, paz y estabilidad. Algunas multinacionales electrónicas ya exigen a sus proveedores que el coltán no proceda del Congo, tal y como lo solicitó, en el año 2001, la ONU. Se busca consenso sobre un código de conducta que prohíba la explotación infantil y el trato inhumano, defendiendo el justo pago y una sensata duración de la jornada de labor.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...