Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 28 °C
Soleado
Humedad: 47 %
18.1.2018
PANORAMA PROVINCIAL

Nubarrones propios y planteos ajenos en el firmamento de Cambiemos

Vidal se apresta a enviar a la Legislatura varios proyectos que pondrán a prueba la cohesión oficial

Recomendar artículo Imprimir artículo
Nubarrones propios y planteos ajenos en el firmamento de Cambiemos

Por JOSÉ PICÓN
jpicon@eldia.com

El oficialismo se apresta a estrenar la virtual mayoría propia en la Legislatura que le asignó la voluntad de los bonaerenses expresada en octubre.

Esa nueva realidad haría presumir un escenario despejado de conflictos severos para el tránsito de los proyectos que necesita María Eugenia Vidal. Una numerosa tropa propia podría garantizar un año parlamentario con escasos sobresaltos.

No todo es lo que parece. La nueva geografía de los bloques legislativos de Cambiemos aporta costados interesantes para el análisis. El primero de ellos hay que rastrearlo en el esquema que responde a Elisa Carrió.

Ya hubo una primera aproximación para poner las cosas en claro. El oficialismo dejó una de las vicepresidencias de la Cámara de Diputados en manos de Maricel Etchecoin, una de las laderas de Lilita. La diputada ya blanqueó ante sus socios del PRO y del radicalismo, que no está dispuesta a que el Parlamento funcione como una escribanía. Una suerte de anticipo de que habrá dificultades si el Gobierno pretende trámites exprés.

Para reforzar aquella idea y acaso anticipándose al futuro, la diputada pidió públicamente “no tener miedo al disenso”.

Hay quienes ahora estiman propicio recordar aquél nunca confirmado veto que habría ejercido Vidal para que Carrió no fuera candidata en la Provincia con la pretensión de restarle protagonismo y poder de decisión en el principal distrito del país.

Las últimas sesiones de fin de año pueden que sean un termómetro del nivel de autonomía que los lilitos pretenden alcanzar en el esquema de Cambiemos.

El radicalismo mira esa evolución de sus socios, pero no con tanta atención como la que pudiera experimentar Vidal. Existen sectores partidarios que temen que la Gobernadora ensaye en no tanto tiempo algunas medidas no muy populares como las que está encarando Mauricio Macri a nivel nacional en particular con los jubilados y la Anses.

Creen que si ese escenario terminara plasmándose en la Provincia será complejo mantener posturas uniformes en los bloques legislativos. “No tenemos ningún Ricardito adentro”, grafican para referirse a Alfonsín, el ex diputado que desde hace un tiempo viene planteando posiciones críticas a la marcha de la administración Macri. “Pero mucho dependerá de lo que haga el Ejecutivo o lo que pretendan que votemos”, advierten en la UCR.

Algunas sombras circulan amenazantes. Se ha instalado una sospecha general de que la eliminación de las jubilaciones de privilegio que pregona el gobierno bonaerense no sería el único cambio que se estaría cocinando en relación al sector pasivo bonaerense.

El tema es por demás sensible. Tanto, que podría condicionar la marcha de la paritaria que el gobierno bonaerense se apresta a encarar con los gremios estatales.

En las últimas horas existió una reunión reservada de varias de estas organizaciones. Y se acordó que no se avanzará en ningún cierre salarial con el Gobierno hasta tanto quede en claro si tiene algún proyecto para introducir cambios en el funcionamiento y las prestaciones que brinda el Instituto de Previsión Social (IPS).

La caja previsional es una de las joyas de la Provincia y los sindicatos la defienden a rajatabla. No les faltan razones: el beneficio clave del que gozan los pasivos bonaerenses es la movilidad de sus haberes.

“La Asesoría de Gobierno podría zafar de la guadaña oficial tras el desplazamineto de su titular”

Desde hace varios años, los gremios han dejado de aceptar en la Provincia las sumas “en negro” como modalidad de aumento salarial. Cada mejora debe impactar sobre los básicos o en rubros remunerativos y esa en condición indispensable en cada negociación.

De esta forma, todas y cada uno de los incrementos que consigue el personal en actividad se traslada en forma automática a los jubilados. No ocurre lo mismo con los beneficiarios de la Anses, que perciben haberes proporcionalmente menores a de sus pares de la Provincia y que, además, cobran aumentos que se calculan a través de una controvertida fórmula que es objeto por estos días de un intento de reforma oficial que técnicamente les reduciría sus ingresos.

Sobre este tema existe una suerte de vigilia legislativa. “Algo viene”, arriesgan, incluso, en el oficialismo. Pero el proyecto parece encriptado. Tanto, que resulta difícil conocer, incluso para quienes deberían aprobarlo, sus modalidades y alcances.

Con no menos barullo viene la discusión de la reforma a la ley de Ministerios, un proyecto con el que, a fuerza de eliminación de estructuras y de funcionarios, Vidal pretende ahorrar unos 500 millones de pesos en 2018.

Una de las supresiones que más ruido está provocando es la de la Asesoría General de Gobierno, que sería absorbida por la secretaría Legal y Técnica a cargo de Fernanda Inza. Se trataría de toda una curiosidad: el área encargada de hacer dictámenes sobre la validez de actos de gobierno, quedaría a cargo no de un abogado como sería esperable, sino de una contadora.

Ese enjuague está en pleno proceso de definición. En algunos despachos oficiales dicen que la histórica Asesoría -el organismo de control más antiguo de la Provincia- podría terminar salvándose de la guadaña oficial tras el desplazamiento de su titular Marcelo López Mesa. En esa línea trabajaban ayer contrareloj varios funcionarios del Ejecutivo para presentarle hoy a Vidal -que llega al país tras su viaje a China- el proyecto de eliminación de dependencias que sería enviado el lunes a la Legislatura.

CONTACTOS

La incertidumbre que genera entre los propios legisladores de Cambiemos algunas de esas medidas oficiales, aceitó algunos contactos en marcha.

Es cada vez más notorio el acercamiento entre operadores oficiales y los legisladores que lograron reunir en Diputados varios intendentes del peronismo. El pacto de convivencia catapultó a la legisladora Marisol Merquel en la vicepresidencia de la Cámara baja. Merquel responde a uno de los peso pesados del interior: el alcalde de Saavedra, Hugo Corvatta.

Este mismo sector fue el que le facilitó a Vidal la sanción del Presupuesto y el que le quitó a Sergio Massa el ropaje de ladero garante de la gobernabilidad del oficialismo en la Legislatura que ejerció durante los dos primeros años de la gestión de Cambiemos.

Esa sintonía se pondrá a prueba, acaso, más temprano que tarde. Dependerá, en mucho, del tenor que tengan las reformas que presentará Vidal en breve ante el Parlamento.

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...