Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 19 °C
Nublado
Humedad: 74 %
23.6.2017
Siguen las pruebas en villa elisa y city bell

En el norte platense, al tren eléctrico por ahora sólo “lo ven pasar”

Entre piquetes y planteos judiciales, los nuevos coches circulan pero sin trasladar pasajeros

Recomendar artículo Imprimir artículo
En el norte platense, al tren eléctrico por ahora sólo “lo ven pasar”

En el norte platense siguen las pruebas de los coches eléctricos, pero el servicio no se reactiva - el dia

“Pareciera que nos están haciendo desear; el tren anda, pero no podemos usarlo”. La frase de un vecino villaelisense, en las primeras horas de la tarde de ayer, resume las sensaciones que experimentan quienes viven en el norte platense ante la intensificación de los ejercicios de “marcha blanca”, tal como se denominan en la jerga ferroviaria las pruebas técnicas de los convoyes sin pasajeros.

Entre piquetes, conflictos gremiales, imprevisión oficial y planteos judiciales que mantienen frenado el regreso del servicio -ahora en formato eléctrico- a suelo platense, miles de potenciales usuarios, literalmente, todos los días “la ven pasar”.

Con un nudo gordiano entre las estaciones de Pereyra y Guillermo Hudson, cuyos vecinos se niegan a dejar avanzar los convoyes mientras no se concrete una serie de obras -remodelación de las paradas e implementación de medidas de seguridad, entre otras demandas-, el objetivo declarado del Ministerio de Transporte nacional -hacer correr los trenes eléctricos chinos entre Constitución y La Plata, parando en todas, a partir de junio- asoma por lo menos incierto.

El arribo de las nuevas formaciones a Villa Elisa y City Bell, para empezar a levantar y dejar pasajeros, estaba previsto para el 11 de marzo pasado. Pero cortes de vías y piquetes a la altura de Hudson, y reclamos en Pereyra, lo impidieron. “Si no para no pasa” levantaron como bandera quienes viven cerca de esas estaciones, para dejar en claro que no iban a tolerar que se las pasara de largo.

Como respuesta, Transporte envió una cuadrilla de treinta operarios a construir los andenes elevados definitivos de Hudson, que según trascendió deberían estar listos en unos 45 días. El “paquete” de reformas también incluye las paradas de Pereyra, Villa Elisa, Manuel B. Gonnet, Ringuelet y Tolosa, con una inversión que ronda los 200 millones de pesos.

Tal como ocurrió en su vecina Hudson, en la estación Pereyra -donde se habían comenzado los movimientos preliminares para asentar los andenes definitivos-, también se desarrollan focos de conflicto; por un lado, una interna del gremio de la construcción en la que dos facciones de diferentes delegaciones se disputan la “incumbencia” sobre las obras; por el otro, el pedido de amparo presentado por un particular para que se garantice la seguridad de los alumnos de una escuela aledaña con el ramal.

Con su planteo ante la justicia federal de Quilmes, el vecino de Villa Elisa pretende preservar l integridad de los estudiantes del colegio María Teresa, que a diario deben cruzar a nivel las vías a la altura de la histórica parada que es uno de los portales del mayor espacio verde de la Región.

Durante la jornada de ayer, a ese pedido de medida cautelar, por el que ya se requirieron informes a las operadoras ferroviarias, se habría sumado en el mismo tribunal otro de un grupo “autoconvocado” de Hudson, acompañado por un petitorio que exige a las autoridades nacionales un fecha “consistente y precisa” de finalización de las obras.

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...