Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 25 °C
Nublado
Humedad: 52 %
19.1.2018

Golf, más allá de los golpes

Recomendar artículo Imprimir artículo
Golf, más allá de los golpes

Por Dr. Norberto Furman

Doctor en kinesiología y fisiatría

El pasto debe ser sabroso, tantos millones de vacas así lo demuestran. Y esto mismo es aplicable al golf, tantos adeptos tampoco pueden equivocarse.

Los que vemos al golf desde afuera, lo consideramos un deporte poco interesante, falto de entusiasmo, y con poca faz competitiva. Evidentemente existe un abismo entre los que practican y los que no, este deporte.

Basta hablar con un jugador, ya sea principiante o profesional, para observar las condiciones en el fanatismo de la competitividad.

El golf atrapa y fanatiza, comentaba un antiguo instructor, en un afamado country-golf, el salir al campo de juego, continúa, y lograr un golpe certero no se compara a ninguna otra emoción.

Muchos aspectos esenciales de este masivo interés por un deporte, no han sido suficientemente explicados, sin embargo las coincidencias son unánimes y de hecho, los campos de golf, se nutren día a día, de más especialistas en esta disciplina. La utilización del golf como medio de incrementar la actividad de las glándulas sudoríparas, es un tanto equívoca. En todo deporte la diferencia entre la gimnasia y el esfuerzo, es el precalentamiento, específicamente en el golf, lo único que se precalientan son las piernas, ya que se camina gran cantidad, manteniendo bien entrenados los miembros inferiores, pero al momento del golpe se realiza, en posición, un movimiento de elevación del palo, en forma lenta y progresiva, para terminar en un golpe brusco, con la violencia necesaria para impulsar la pelota, lo cual puede lesionar gravemente los discos de nuestra columna vertebral. Si bien en muchos campos, se ven a los jugadores colocar sus palos de golf en la espalda, sosteniéndolos con ambos brazos y haciendo movimientos giratorios de cintura, esto no alcanza, ya que entre uno y otro hoyo, las distancias son largas y cualquier preparación muscular se pierde. Es necesario complementar el golf con ejercicios antes de ingresar al campo de juego e inclusive, fuera de los días de práctica; el ejercitar el cuerpo es la medida más profiláctica para una buena práctica.

Por otra parte, como el golf es un deporte que se puede practicar a avanzada edad, y como el correr de los años no perdona las articulaciones, éstas generalmente se encuentran afectadas de artrosis, con lo que la necesidad de mantener el cuerpo en actividad gimnástica es imprescindible, sobre todo las rodillas, articulación fundamental, sobre la que se carga todo el peso del cuerpo en el momento del impacto, así como también los codos y los hombros. Por último, también influyen aspectos de tipo teórico, ya que es una necesidad muy difundida entre los jugadores, el nutrirse de cualquier material a su alcance. No es extraño que estas consideraciones tengan un rápido influjo en la grey golfista. Es altamente loable el practicar un deporte y máxime si éste se realiza a cualquier edad, pero informarse, atenderse y prepararse adecuadamente para realizarlo.

 

En todo deporte la diferencia entre la gimnasia y el esfuerzo, es el precalentamiento

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...