Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
TRAS EL FRACASO DE CREARLAS POR LEY

Policías locales: Scioli firmó el decreto y avanza con su creación

El Gobernador instruyó al ministro Granados a crear una Superintendencia de Seguridad Local

EL GOBERNADOR, DANIEL SCIOLI, JUNTO AL MINISTRO GRANADOS, EL JEFE DE GABINETE, ALBERTO PÉREZ, LA MINISTRA ALVAREZ RODRÍGUEZ, Y FUNCIONARIOS DEL ÁREA LEGAL Y TÉCNICA, AYER, AL FIRMAR EL DECRETO
EL GOBERNADOR, DANIEL SCIOLI, JUNTO AL MINISTRO GRANADOS, EL JEFE DE GABINETE, ALBERTO PÉREZ, LA MINISTRA ALVAREZ RODRÍGUEZ, Y FUNCIONARIOS DEL ÁREA LEGAL Y TÉCNICA, AYER, AL FIRMAR EL DECRETO

El gobernador, Daniel Scioli, firmó ayer el decreto que instruye al ministro de Seguridad, Alejandro Granados, a crear una Superintendencia de Seguridad Local, luego del fracaso del tratamiento del proyecto de ley que proponía crear policías locales en distritos de más de 70 mil habitantes.

En rigor, se tratará de implementar la “desconcentración” y “descentralización” operativa de la Policía Bonaerense, creando un cuerpo de efectivos de proximidad destinados exclusivamente a la prevención de los hechos de inseguridad, que estarán afectados a los distritos que adhieran al sistema.

La medida firmada ayer apela al artículo 7 de la Ley 13.482, de Unificación de las Policías de la Provincia, que habilita al Ministro de Seguridad a “crear nuevas unidades policiales y determinar el ámbito de competencia territorial de cada una de ellas”.

Si bien el texto terminado de la resolución ministerial se conocerá entre hoy y mañana, sí está claro que lo que se creará será “un área dentro del ámbito del ministerio de Seguridad bonaerense”, algo muy diferente a lo que proponía el proyecto original de Granados: una fuerza independiente de la Bonaerense, a cargo de los intendentes.

No obstante, las consideraciones a priori sobre la resolución sugieren que los jefes comunales tendrán injerencia operativa en la fuerza. Sería, en la práctica, similar a las policías comunales creadas en 2004 para distritos del interior, que cuentan con efectivos de la Bonaerense y los recursos de la Provincia pero que son, en materia operativa, comandadas por los intendentes.

La ley provincial que creó esas policías para municipios del interior establece que cada jefe comunal diseñará las políticas preventivas y las acciones estratégicas de la policía, que impartirá al jefe de ese cuerpo, a través de un funcionario que podrá designar.

En la práctica, algunos relacionan la manera de operar que tendrá con el funcionamiento del Comando de Patrullas Comunitario (CPC), recientemente impulsados.

Es que esta nueva dependencia sólo realizará tareas de prevención en un territorio asignado y con órdenes que se consensuarían entre el intendente y el jefe policial, a cargo del Superintendente que debería nombrarse como autoridad.

Más allá del nivel de injerencia que tengan los intendentes sobre la actuación de la fuerza, algo sí es seguro: el financiamiento -pago de salarios y equipamiento- y la formación estarán a cargo de la Provincia.

La Gobernación estima como posibles integrantes a una parte de los 10 mil aspirantes que se encuentran ahora preparándose en las escuelas descentralizadas y se graduarán este verano, al término del Operativo Sol. Aunque no se descarta que no se realice una nueva convocatoria de aspirantes para esta área.

DIFERENCIAS

La creación de las policías comunales para distritos de más de 70 mil habitantes por resolución es distinta a lo que proponía el proyecto de ley, y, por lo tanto, se erige ante sectores que la verían con buenos ojos y otros que quedan descontentos.

Similar a la iniciativa que el año pasado envió el entonces ministro de Justicia y Seguridad, Ricardo Casal, la policía que se creará será un cuerpo de la Bonaerense que dependa del ministerio de Seguridad, mientras que la propuesta de Granados apuntaba a crear una fuerza diferente y dependiente totalmente del jefe comunal.

Sin embargo, los efectivos que se dediquen a la prevención en los distritos que adhieran a esta medida, portarán armas las 24 horas y tendrán “todas las facultades” que tiene la Bonaerense. Esto fue confirmado por el Gobernador, que así se diferenció de los sectores kirchneristas que insistían en limitar el horario de portación del arma reglamentaria y las capacidad de detención por averiguación de antecedentes, dos aspectos muy cuestionados por el massismo.

Los intendentes, en tanto, formaban parte de otro sector que se resistía al proyecto de ley y que desconfiaba principalmente de la forma de financiamiento de la fuerza de la que serían responsables. En concreto, temían que se produjeran interrupciones o demoras por parte de la Provincia del envío de los fondos para el pago de los salarios de los efectivos.

Ahora, este sector, si bien espera conocer la resolución, se muestra aliviado de que se refuerce la seguridad en sus distritos. En tanto, la fuerza de seguridad en sí misma no dependerá de ellos y eso descomprime en parte las tensiones y oposiciones que se debatían en la Legislatura, donde no se logró el consenso necesario para hacer avanzar la idea ni como la quería Granados ni como la modificó La Cámpora, ni con los cambios reclamados por el Frente Renovador.

Conectate con lo que te interesa
"La verdad construye diálogos objetivos."
Formá parte de la verdad.
Suscribite.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...