Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Henri Henri, el hombre que da luz

27 de Noviembre de 2014 | 00:00
ESCENA DEL FILME “HENRI HENRI”, DE MARTÍN TALBOT
ESCENA DEL FILME “HENRI HENRI”, DE MARTÍN TALBOT

Henri es un joven veinteañero que vivió toda su vida en una caja de cristal. Desde pequeño, tras la desaparición de su padre y la muerte de su madre, pasó toda su adolescencia sin salir del orfanato donde trabajó como empleado de mantenimiento, más específicamente: como especialista en cambiar lamparitas de luz. Su trabajo consistía en cambiar lamparitas quemadas y arreglar aparatos en mal estado. En palabras de la Madre Superiora “su don es ponerle luz a la vida”.

El título de presentación ya augura parte de la luminaria en puntos, que será protagonista de escenas memorables como la gigantesca cruz sobre el monte de la ciudad. Henri mira su reloj y anota en su libreta el tiempo de prendido y apagado que tarda cada luz una vez que acciona el interruptor de cada lámpara que cambia. Con el cierre del orfanato queda en la calle y tiene que salir a buscar trabajo, perdido en la cruda realidad del mundo exterior. Por fortuna da con una casa de lámparas que lo toma como empleado y se hace amigo de Maurice, un simpático bonachón, lo guía en el trabajo del arreglo y cambio de lámparas por toda la ciudad con gracia y sinceridad, enseñándole además de lo técnico, consejos de la vida misma. Su media naranja, para no desentonar con los extrañísimos personajes que circundan por esta película, es una chica ciega que trabaja en un cine para adultos.

Un extraordinario casting Anclado en una Quebec de los años 60-70, cuenta con un trabajo de arte minucioso: cientos de lámparas de diferentes formas y colores, muebles, peinados y trajes de época generan un mundo particular, con un impecable casting de extraordinarios intérpretes como Víctor Andrés Trelles Turgeon (Henri), Michelle Perron (Maurice) y Sophie Desmarais (Helene) entre los personajes principales.

Esta es la ópera prima de Martín Talbot, guionista y director canadiense. Su cine posee una mezcla entre humor naif, pasando por gags de ingenio hasta momentos de humor negro. “Si anduviera no lo hubiese llamado” le confiesa con bronca un cliente ex millonario devenido en anciano mañoso, que no puede recordar los mejores hechos de su vida. Martín sabe manejar el ritmo de la película magistralmente, con escenas de difícil resolución por su logística o la falta de diálogos, casi como si se tratara de cine mudo.

Una película inteligente y divertida que plantea metáforas sobre el abandono, la soledad, la mirada personal y la ajena, las relaciones amorosas, el trabajo y la familia con imágenes poéticas y un singular sentido del humor.

Nicolás Isasi

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla