Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $86,13
Dólar Ahorro/Turista $142.11
Dólar Blue $160,00
Euro $98,65
Merval 0,00%
Riesgo País 1369
Información General |EL CONSUMO DE GASEOSAS, UNA FUERTE CAUSA DEL SOPREPRESO INFANTIL
Recomiendan ofrecerle más agua a los chicos para frenar el avance de la obesidad

Pediatras y nutricionistas enfatizan la necesidad de hidratar mejor a los niños para evitarles luego serios problemas de salud

Recomiendan ofrecerle más agua a los chicos para frenar el avance de la obesidad

Recomiendan ofrecerle más agua a los chicos para frenar el avance de la obesidad

2 de Agosto de 2015 | 02:22

Un relevamiento que comenzó a realizar en escuelas bonaerenses el ministerio de Salud confirmó días atrás que nuestra provincia no escapa a la epidemia de obesidad infantil que se registra en gran parte del mundo hoy. El 42% de los escolares de entre 6 y 11 años presenta exceso de peso y casi la mitad de ellos sufre algún nivel de obesidad. Se trata de un fenómeno complejo que tiene entre sus principales causas el excesivo consumo de grasas y el sedentarismo pero en el cual, según advierten ahora pediatras y nutricionistas, la mala hidratación ocuparía también un fuerte papel.

Pese a que el consumo de agua constituye una necesidad vital, apenas un 20% del volumen de líquidos ingerido al día por la población corresponde a él. Su mayor parte (más del 50%) proviene de gaseosas, jugos e infusiones con azúcar que aportan unas 300 calorías diarias en forma adicional. Y esta tendencia a reemplazar el agua por bebidas azucaradas resulta mayor entre los chicos y adolescentes.

Tales son algunos de los datos que recoge un libro sobre hidratación saludable en la infancia que acaba de publicar el Centro de Estudios Sobre Nutrición Infantil (CESNI). Producto de un taller que reunió a importantes referentes nacionales sobre el tema, el trabajo busca generar una mayor consciencia de lo importante que es alentar el consumo de agua entre los chicos para poner freno al avance del sobrepeso y la obesidad.

UN HABITO QUE SE APRENDE

Investigadores canadienses descubrieron hace unos años que los chicos que consumían bebidas azucaradas entre comidas durante la etapa del jardín de infantes tenían tres veces más posibilidades de estar obesos al ingreso escolar. El dato parece cobrar particular relevancia cuando un estudio poblacional realizado por el CESNI muestra que el 63% de los niños argentinos tiene a lo largo de la semana un patrón de ingesta de bebidas e infusiones con azúcar exclusivamente.

Ese estudio, denominado HidratAR, constituye una de la razones por las cuales cada vez más pediatras y nutricionistas resaltan la necesidad de mejorar la hidratación infantil. Y es que más allá de que la infancia es por lejos la mejor etapa para generar y consolidar hábitos, los expertos del CESNI sostienen que “mantener un correcto estado de hidratación surge más como resultado de un hábito aprendido, que como una conducta refleja ante las señales de sed”.

“Perdemos agua. Por lo tanto, deberíamos reponer esa pérdida con agua”. Sin embargo, “más de la mitad de nuestra ingesta diaria de líquidos corresponde a bebidas e infusiones con azúcar. Sólo un 20% del volumen de líquidos ingeridos es agua y la tendencia a escoger bebidas azucaradas es mayor en niños y adolescentes”, comenta el doctor Esteban Carmuega, médico pediatra y director de CESNI, a quien no deja de sorprenderle que “el nutriente que conforma más de la mitad de la masa de nuestro organismo y que es imprescindible para la vida no sea claramente reconocido como la principal necesidad de nuestra alimentación”.

Con todo, “no se trata de prohibir alimentos sino de promover reemplazos más saludables”, entienden los especialistas del CESNI, que elaboraron un decálogo de recomendaciones para alentar la ingesta de agua instalando pautas de hidratación más saludable desde la niñez. En este sentido, reservar las bebidas azucaradas para ocasiones especiales, llevar la jarra de agua a la mesa, contar con agua fresca en casa y propiciar su consumo tanto durante el juego y las actividades como al despertarse e irse a dormir constituirían estrategias muy efectivas contra la obesidad.

SERIOS PROBLEMAS DE SALUD

Conscientes del “preocupante aumento en la prevalencia de sobrepeso y obesidad en la niñez”, las autoridades sanitarias de la Provincia volvieron a advertir días atrás que más allá de los problemas de salud que estas condiciones causan en sí mismas, también pueden conducir a otros trastornos más serios como la diabetes, la insuficiencia, cardíaca y la hipertensión.

“Se estima que 3 de cada 10 chicos y adolescentes que presentan sobrepeso entre los 10 y 14 años serán adultos obesos”, explica la coordinadora del Programa Armando Salud, María Laura Sansalone, quien asegura que si no se actúa rápido el problema se puede agravar. “Sostenido en el tiempo y sumado a malos hábitos como el sedentarismo, puede derivar en hipertensión arterial, una enfermedad erróneamente vinculada sólo con el mundo adulto: su prevalencia en la infancia es del 1 al 3 por ciento, alcanzando el 10 por ciento en la adolescencia. A través de la grasa corporal que comienza a alojarse en las arterias se produce una presión mayor en el tránsito de la sangre y en consecuencia un mayor gasto cardíaco”, advierte la profesional.

Frente a este riesgo, “el papel de los padres para ofrecer y hacer disponible el agua es clave, así como también es fundamental la accesibilidad en el ámbito educativo y en los espacios públicos. Ofrecer a los niños agua, ponerla a su disposición en lugares de juego y anticipar su ingesta en los días de calor o en ambientes muy secos no sólo es contribuir a una mejor hidratación, sino que constituye un aprendizaje que se afianza como hábito”, explica la doctora Rosa Labanca, médica especialista en Nutrición y miembro directivo de la Sociedad Argentina de Obesidad y Trastornos Alimentarios.

No menos importante, señalan desde la Asociación Argentina de Nutricionistas (AADYND), es que las asociaciones de profesionales y organizaciones de la sociedad civil comiencen a “solicitar a la industria la disminución progresiva del tenor de azúcares en sus productos, especialmente en las bebidas, y propiciar el reemplazo por mezclas edulcorantes. Las bebidas con menos concentración de azúcar pueden ser un primer paso hacia una hidratación más saludable” y una menor incidencia de obesidad en la población, afirma su vicepresidente, la licenciada Romina Sayar.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla