Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Un fenómeno que crece en La Plata

A través de YouTube, cada vez más adolescentes reseñan y recomiendan libros, marcando tendencia respecto a qué leer

Por: Por ELIANA GONZALEZ

15 de Junio de 2015 | 02:32

¿Qué tiene que ver YouTube con los libros? ¿Son mundos paralelos que nunca se tocan? Si alguien pensaba que las bibliotecas están lejos de la web está equivocado. Los “booktubers” son un fenómeno que cada vez gana más protagonismo y que consiste, precisamente, en juntar los libros con YouTube.

Frente a una mesa sobre la que hay varios libros apilados, cuatro chicas de entre 16 y 19 años se preparan para dar una charla debate sobre literatura juvenil en una librería céntrica, hasta la que se acercaron decenas de adolescentes ávidos de escucharlas. Se trata del primer encuentro platense de “booktubers”, una comunidad de jóvenes que a través de YouTube reseña y recomienda libros. Pero no sólo eso: tienen miles de seguidores y referentes que marcan tendencia respecto a qué leer, y hasta son contactados por las editoriales para que difundan sus lanzamientos.

“En los videos cuento los libros que me llegan, también hago ‘wrap up’, que son mini reseñas de los que leí en ciertos momentos”

 

El fenómeno de los booktubers nació en Estados Unidos e Inglaterra, luego se extendió a España y México, y tuvo su aparición en nuestro país en 2013. La mayoría comenzó escribiendo reseñas en sus blogs -una especie de página web personal- y luego comenzaron a grabar videos caseros y a subirlos a YouTube, donde crearon sus propios canales que son vistos y seguidos por miles de personas. Pero esta tendencia viene de la mano de un boom de la literatura juvenil que estalló hace algunos años. A la hora de leer, las sagas y trilogías, cuyas historias fueron adaptadas para el cine como “Crepúsculo” y “Harry Potter” -por nombrar algunas de las más populares- están entre las lecturas preferidas de los adolescentes. Aunque, como quedó demostrado en el evento booktuber que se realizó en nuestra ciudad, los jóvenes leen de todo, y en cantidad.

Flor, Mica, Mery -así se presentan en sus respectivos canales de YouTube- y Celina son las cuatro platenses booktubers que encabezan la charla -que además organizaron por iniciativa propia- en la librería Rayuela. Antes de arrancar, y desde la mesa en la que apoyaron los libros sobre los que tienen pensado hablar, observan a su audiencia: chicos de entre 13 y 25 años.

Después de intercambiar por lo bajo algunas palabras entre ellas, y de alguna que otra risa nerviosa, la charla comienza. Una a una, muestran al público los libros que seleccionaron. “’Memorias de una geisha’ de Arthur Golden, es una historia increíble. Léanlo”, recomienda Flor. La lista sigue con “Capitanes de la arena”, de Jorge Amado; “Persona normal”, de Benito Taibo; y un clásico del escritor británico Anthony Burgess: La naranja mecánica. Entre tres y cuatro personas levantan la mano para contar que leyeron la novela publicada en 1962, y que años más tarde llevó al cine el director Stanley Kubrick. “¡Qué bárbaro!. Pensar que yo lo leí en mi juventud y ahora lo leen ellos”, dice sorprendida una de las dueñas de la librería que escucha desde un costado.

Con el transcurrir de los minutos los nervios van quedando de lado y la charla va mutando entonces a una conversación más informal. “Sin spoiler”, le advierte Flor a una chica que cuenta la trama de un libro. Spoiler significa revelar un final.

Muchos de estos jóvenes comenzaron a leer gracias al cine, cuando descubrieron que esas historias deslumbrantes estaban también en los libros. Las sagas, por ejemplo, llegan a publicarse en siete entregas, lo suficiente como para mantener atrapados a estos lectores que esperan con ansias cada edición. Las distopías y los mundos caóticos, la ciencia ficción y los romances, son sus temáticas favoritas.

Es sabido que los adolescentes y jóvenes se mueven como pez en el agua en el mundo virtual. Crecieron usando Twitter, Facebook, Instragram, y distintas plataformas como blogs y YouTube para comunicar, expresar y compartir lo que hacen, lo que les gusta e interesa y lo que no tanto. Y el boom de la literatura juvenil no está excento a ese hábitat 2.0, por el contrario, van de la mano y se retroalimentan.

LA LITERATURA, LAS rEDES Y LA WEB

Florencia Méndez tiene 19 años, estudia Periodismo y cursó el secundario en el Colegio del Centenario. Como muchos otros booktubers cuenta que comenzó escribiendo reseñas en su blog y que recién en enero empezó a subir videos en su canal de YouTube: “Hojas para volar”.

“En los videos cuento los libros que me llegan, los que compro o los que me regalan. También hago ‘wrap up’, que son mini reseñas de los que leí en un mes, o en un determinado periodo de tiempo”, señala. Florencia cuenta además que en su blog también hace ‘bookturs’. ¿De qué se trata?: “Las editoriales hacen una entrevista muy larga al autor o a la autora de un libro y nos contacta (a los blogger) para que vayamos posteando las distintas partes. Nos sirve de publicidad a nosotros y a ellos”.

Mery Fernández (19) estudia Ingeniería en Computación y fue al Colegio Misericordia. “Siempre quise producir videos para YouTube. Mi objetivo no era conocer a la comunidad booktuber sino subir videos hablando de distintas cosas, entre ellas libros. Empecé conociendo a los booktubers más populares de México y España, y después vi que había una comunidad en Argentina y dije, por qué no”, relata.

Celina Mecmazcke tiene 18 años y es alumna del Colegio Nacional. En promedio sube a su canal (Los libros son música para mis ojos) un video por semana. “Hay que buscar el tiempo y saber qué subir, que tenga contenido”, asegura.

Micaela Suárez es la más chica de este grupo de booktubers platenses, tiene 16 años y es alumna del Colegio Santa Ana, de Hernández. “Hace tres años que me gusta leer, antes lo odiaba. Empecé porque vi en el cine ‘Los juegos del hambre’ y después me animé a leer los libros”, revela.

Aunque Mica habla bajito y esboza una tímida sonrisa, en los videos que sube a su canal (Aroma a palabras) parece otra persona. Con su pelo violeta y la boca pintada de rojo mira a la cámara con seguridad. Mientras habla de distintos temascomo los “odiados” spoilers- no para de gesticular y hasta recrea situaciones en las que se luce como actriz.

MARCAN TENDENCIA

Con respecto a la influencia que tienen los booktubers a la hora de marcar tendencia sobre qué leer, las chicas argumentan que “el marketing y la prensa de las grandes editoriales llaman mucho la atención de los jóvenes. Pero cuando leen libros de editoriales pequeñas es seguramente porque escucharon algo en YouTube o lo leyeron en algún blog”.

“Por ejemplo, ‘Persona normal’ -del autor mexicano Benito Taibo- se hizo súper conocido por la comunidad booktuber en México, e impulsado por ellos llegó a los booktubers argentinos. Entonces, la editorial Planeta lo trajo al país”, ejemplifican.

Respecto a sus hábitos de lectura, estas cuatro jóvenes cuentan que leen entre 3 y 6 libros por mes. “Depende mucho del tiempo libre que nos deje la facu”, señalan. Mientras que Flor recuerda que en febrero leyó trece libros.

Mery busca libros con contenido. “Que me dejen pensando más que una enseñanza. Además que esté bien escrito, que vaya al grano y no dé tantas vueltas”. Mientras que Celina afirma que elige “cosas reales, que sucedan. Después me voy a las distopías, aunque también me gusta leer cosas que pasaron. Ahora estoy leyendo ‘La abadía de Northanger’, de Jean Austen, y estoy aprendiendo mucho sobre el siglo XVIII”.

“Cuando los jóvenes leen libros de editoriales pequeñas es seguramente porque escucharon algo en YouTube”

 

Con respecto al concepto de literatura juvenil, Florencia remarca: “Para mí juvenil es todo lo que cada persona lee, desde Correr o morir, de James Dashner, que es una distopía (hipotética sociedad futura) hasta Cortázar. El juvenil es un género editorial que para mí está mal definido. Porque ellos lo definen según las ventas, pero yo creo que la definición es muy diferente”.

Mónica es narradora oral de cuentos para niños y adultos. Se acercó a Rayuela por curiosidad, porque no sabía qué eran los booktubers. “Me emociona que pasen cosas como ésta. Yo fui bibliotecaria y aunque les decía a los chicos que tenían que leer no es lo mismo que se los diga un par, se contagian”, reflexiona.

El evento va llegando a su fin y comienza el sorteo de una veintena de libros entre la audiencia.

“Esto nos parece una maravilla. Concilia la tecnología, que se cree que aleja a los chicos de la lectura y en realidad los acerca aún más. Es increíble cómo leen. Mucho más que los adultos”, dice María Rosa Bordagaray, una de las dueñas de la librería, mientras prepara alfajores y vasos de gaseosa para repartir entre los chicos, “porque después de todo son adolescentes”, afirma.

Multimedia
+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla