Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

Querido Bosque, queríamos decirte...

Querido Bosque, queríamos decirte...

 

    ¡Felíz cumpleaños, Viejo! 93, ¡estás hecho un pibe! Vinimos con los muchachos a saludarte. Ya estamos  preparando la festichola del centenario, ¡sabés como somos! Puf...si nadie nos conoce como vos. Si nos  viste reir y llorar. A tu amparo nacieron amores imposibles y amistades indestructibles. Por eso acá  estamos. Todos. No faltó nadie. Vinimos a darte un abrazo de esos que salen de adentro, para que estén  eternamente juntos -hay segundos que duran vidas- carne, cemento, corazón, hierro, sangre y madera.
     Hace ocho años nos contaste tu historia. ¿Te acordás? Hoy no, hoy dejanos hablar a nosotros. ¡Mirá  que nos pasaron cosas en menos de 10 años! Le hicimos pito catalán a las topadoras y acá estamos,  escritura en mano. ¡Estás mucho mejor, Viejo! Aquella vez nos hablaste de la "biaba" y de que te sentías  "desplumao". ¡Mirate ahora! ¡Ma' que biaba! La platea Basile es la estética de las actrices de Hollywood.  Te reís porque es verdá...Pasan los años, Viejo. Y los cambios son para no cambiar: el chalet, la  chimenea, los entrañables tablones de madera, la casilla de DAGA publicidad. Todo eso es lo que fuimos. Lo  que somos. Lo que seremos. Por eso ahí anda Luis Díaz tomando medidas y haciendo cuentas. Sos (somos)  nuestra identidad: acá no hay empresas multinacionales ni magnates árabes que pongan la "teca". Somos  nosotros.
     Y la pelota...siempre. Hasta vos lloraste con el Enano Niell. Esa tarde había electricidad en el  aire. ¡Pensar que la seguridad quería ese partido en el 'otro' porque el descenso, los incidentes y 'bla,  bla, bla'! ¡Minga! No pudimos evitar el mazazo dos años después, pero volvimos. Siempre fuertes, siempre  unidos, como vos sabés.
     Por todo esto, porque sos parte nuestra, acá estamos en cuerpo y alma. Buscá, mirá, que somos miles y  miles pero nos conocés a todos. Allá arriba está Néstor, fumando como siempre. ¡Miralo, ahora plateísta!  Charla con Sureda, mientras René se abraza con Délfor Méndez, el autor del himno. Don Pancho te trajo el  campeonato desde Alvear y Tagle. Por acá anda Guillermo, Copa Centenario en mano. Marito Díaz se emociona  con Tabbia, agarrados a la bandera gigante. Walter Lemejis pinta un paravalanchas. En la tribuna del  Bosque, el morocho de musculosa y pasamontañas enciende en sueños la vigilia. Está con un amigo que dejó  un billete que pide a gritos que lo gasten. Curell recién bajó del barco que lo trajo desde Europa, ni  pasó por Ensenada. Las Lobizonas miran como Dantón le pega desde el centro de la cancha al arco vacío y  Barinaga lo grita. Alicia Casamiquela y todas sus Lobas vinieron a saludar, igual que "Bala" Ripullone con  Finito Gehrmann. Timoteo le pregunta ¿cómo'eh..? a un planteo del húngaro Emérico Hirschl. Fernández Viola  los escucha, pegado al banco. Lucas Lobos y el Maestro Della Savia se divierten tirando paredes. Toscano  Roselli y Luis Ciaccia pican al vacío y Delio Onnis con el tanque Rojas rompen el arco. El esgrimista  Carmelo Merlo saluda a los pibes del futsal. Walter se vino desde la costa para ver un tiro libre de  Charly Carrió. El Loco Gatti, en silencio, escucha a los pibes de Malvinas. El Chueco Perdomo volvió por  segunda vez en 15 días y Pepe Minella, a su lado, siente que se le mueve el piso. Diego Bayo se abraza con  Chirola; su hermano Daniel con Fito. Cacho Delmar y Laureano Durán escuchan a quien te regaló su nombre...
     De golpe, una bomba...otra...otra más. 
     "Ginasiá, Ginasiá" es el grito que hermana. Une. Igual que el "Dale Lobo" que atrona. 
     Cuerpos y almas se apiñan. Hay lugar para todos, aunque haya gente para llenarte diez veces.
     Emocionate vos también. Permitite llorar. Late bien fuerte tu corazón de fierro y cemento que bombea  sangre azul y blanca. 
     Estamos todos. Ricos y pobres. Prohombres y malandrines. El "boga" garca y el lumpen con códigos.           Todos. 
     Estamos. Somos.
     Vinimos a abrazarte y decirte "Felíz cumpleaños, Viejo".
     Felices 93 años, Bosque querido.

Vea Tambien: El estadio del Lobo cumple 93 años


   

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...