Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

Ahora, lo importante

Por nombres y por rendimiento en la primera mitad, pudo ser peor. Sin embargo, el Lobo mejoró su imagen en el segundo tiempo, aunque no le alcanzó y llega a la "semana del semestre" con tres caídas al hilo.

Ahora, lo importante

     Ya está. Pasó el partido que tenía que pasar, el que "estorbaba". Se perdió, como marcaban las mayores posibilidades viendo unos y otros nombres: los de Racing y los de Gimnasia que jugaron y los que no jugaron. Había que cuidar y Alfaro cuidó. Ahora las obligaciones las tiene contra Ponte Preta y Estudiantes, dos partidos que definen el futuro. Eso sí, más allá de la levantada del complemento, Gimnasia no mereció el empate, que tranquilamente pudo conseguir a través de Manuel Guanini. Lisa y llanamente, porque este equipo genera poco y nada.

     Ahí está el problema, Gimnasia no juega. Trabaja los partidos, los sufre, los aguanta, pero no los juega. Ante Racing intentó presionar y cuando el local lo descifró, el 1-0 fue escaso por el gran nivel que tiene Alexis Martín Arias, a quien solamente Lautaro Martínez pudo vencer empalmando bárbaro una pelota. Golazo. Virtudes de Racing contra las falencias ya conocidas de Gimnasia. Control, toque y desborde contra un equipo metido en su área y un lateral al que le hacen el 2-1 por la falta de ayudas. Una realidad desde Central para acá. Y un diagnóstico: las culpas no son del último que aparece en la foto.

     ¿Qué tiene Gimnasia para lograr objetivo ante los brasileños y Estudiantes? Principalmente, un muy buen arquero. Bueno, con eso no se gana. Hay jugadores lejos de su nivel que deben recuperarse jugando. Pero ya. Y otros que están para salir. Es el caso de Nicolás Ibáñez, cada vez más desorientado en la cancha, sin saber si es volante o delantero, perdido entre el 4-4-2, 4-1-4-1, 4-2-3-1, etc. ¿Qué habrá hecho Franco Niell para ni siquiera entrar con Racing? Más allá de ese pecado de nacimiento: medir 1.64. Otras cuestiones son más elementales: Daniel Imperiale es un buen volante, dúctil, pero jamás marcador de punta. A Gorga las fallas técnicas le quitan confianza. Chirola no tiene rodaje (titular por primera vez en el año). Alemán es el mejor pero no entró bien. Contín es 9, y ser 9 en Gimnasia es ser minero en Potosí o Laika en el Sputnik 2. Si Gimnasia no cambia, hasta Luis Suárez e Ibrahimovic fracasarán. Alentador el partido de Eric Ramírez, livianito pero con ganas y desequilibrio. Para seguirlo, más allá de que no está en la lista de la Sudamericana.

     Primero lo primero, Gimnasia debe ganarle a Ponte Preta. El martes Ramiro Carrera sería titular, Ibáñez volante y Alemán mediapunta, con Lobos en el banco de suplentes. Y después ese karma llamado clásico, que no se va a cortar si no hay "hondo anhelo de triunfar", tal cual dice la letra del himno. 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...