Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

DANA

DANA

Dana

Algo me dice que vendrás. Cada vez que me acerco al viejo camino es como un ensayo del reencuentro que deseo.

Las huellas del carro en el que te llevaban lucen intactas bajo el sol, desde aquel día, y  sobre ellas aguardo que regreses, desde donde terminan la arboleda y el cielo.

Clavo la mirada en ese horizonte de luz y descubro tu silueta vestida de distancias.

Te extraño, Dana. Estoy invadido de tristezas porque no estás conmigo y el invierno será más cruel aún, si no te tengo a mi lado. 

Hay instantes en que me parece oír tus ladridos en el patio de la casa o el chasquido de tus patas en el agua del estanque.         

No sé por qué te alejaron de mi. Fue esa tarde en que el viento destrozó casi todo lo que teníamos, aunque no pudo con la esperanza de caricias, esas mismas que aún guardo para vos.

 

Texto: Teodoro Frejtman
Imagen: Cubo Rojo

El brillo de una mirada atravesada en el horizonte, el tenue halo de luz que se filtra por la hendija de una ventana, el calor del abrazo de un niño a su abuelo, el fulgurante amanecer de la Patagonia, la nostalgia de una toalla colgada en el baño de la casa de mi niñez y que sólo puedo recordar a través de una foto y me transporto en el tiempo pasado.

Cubo Rojo invita a indagar en lo sencillo y profundo de las pequeñas situaciones, lo cotidiano, lo circunstancial de la vida. No juzga. Observa en perspectiva positiva.

Es momento, instante y viaje en el tiempo; imagina y resignifica a partir del poder infinito de lo mínimo y lo simple.

Pase y vea.

© Todos los derechos reservados. Antes de descargar una imagen escribime
a: holacuborojo@gmail.com

  • + Vistas
  • + Comentadas

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...