Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

Carta de un tripero a otro

A propósito de la chance de salir del Bosque ¿por un partido? y tantas cosas más.

Carta de un tripero a otro

¿Sabés qué, viejo? Estás equivocado. Los que pensamos así no somos "talibanes". Somos los que fuimos a la Muni en el '90, porque el 10 de diciembre no es decir "soy tripero" meta cumbia y cerveza. Y ojo, entendéme, que no le tengo miedo al pueblo porque Gimnasia es pueblo. Pero atrás de las banderas hay un contenido: la lucha por la tierra, madre de todas las revoluciones. A esa tierra la defendimos cuando se escuchaban los motores de las topadoras porque Alak quería un Bosque sin fútbol. Y sin fútbol no hay Bosque. Ahí, hartos de que River y Boca nos llevarán a ser "locales" a 10 minutos de sus canchas, empezamos a construir. Fijate que en un lateral de la techada están los nombres que dieron una mano para que los tablones le dejasen paso al cemento pretensado. Fue lo que nos dejaron hacer y costó carísimo. Por eso dolió tanto que aquel partido contra Newell's fuese excusa para abandonar el Bosque (Todos te daban por muerto). Dos años. Abandono. Paredes tiradas abajo para un recital que no se hizo. Tristeza. Una tarde de frío y derrota con Lanús "Volvimos para siempre". Eso sentimos. Antes y ahora. Por eso el esfuerzo para que Néstor Basile pasase de faro a platea, de esclarecido ideólogo a cemento bien sólido, a una tribuna con alma.. Y queremos más, porque el gran pecado de los años de Timoteo no fue la vuelta olímpica atragantada, sino que no hicimos. Faltaron obras. Tiramos no se cuantas canchas en "refuerzos" cuyo nombre las memoria no rescata. Aves de paso. Guita quemada.
Te digo más, la perorata no es "solamente" porque quieras ir al Estadio "Único" contra Boca (y las comillas son porque para mí el Único Estadio se llama Juan Carmelo Zerillo y se le dice casa). Se trata de identidad, de pertenencia, de respetar lo que somos. Aristócratas venidos a menos, obreros en pos de progreso. De los sueños de todos esos tipos estamos hechos. "El Lobo, mi vieja y Perón" grafitea alguien y podés ser huérfano y radical, pero vas a entender que hablamos de pasiones. De amor. 
Vos tripero me vas a entender, porque son otros los que sólo saben llorar por minas y por guita. Hemos llorado lágrimas de sangre por una atajada imposible, cimentado amistades eternas en un 0-0 sin patear al arco en Santa Fe. Llevamos de la mano a un pibe a la cancha por primera vez. Despedimos a nuestros muertos más queridos. Nacemos, vivimos y morimos por esa franja azul marino sobre el blanco más puro.
El triperómetro no existe, créeme. Si vos pensás distinto de verdad, está perfecto. Pero...que se yo. No es sólo esto de Boca...si no entendes que Chirola es Gimnasia, si crees que somos clientes y no socios, si se valora a cualquiera que pase por la puerta con un discurso florido, si vale más malo por conocer que bueno conocido. Si estás convencido de que Ginasiá es perdedor...un día de estos nos vamos a mirar al espejo y veremos desconocidos. De tanto copiar a otros, seremos otros. Y ya no habrá amores, festejos, tristezas, amistades, desengaños y tanto más. Quizá gentes sin rostro yendo a un lugar ajeno y hostil nos hayan reemplazado. Y ese carnet con el que soñamos desde chicos pasará a ser como la Discoplus. 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...