Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Su fallecimiento

Laura Teresita Segovia

Laura Teresita Segovia

Caracterizada por su entorno como un ejemplo de tenacidad y coraje, el fallecimiento de Laura Teresita Segovia, ocurrido a sus 35 años, provocó numerosas muestras de dolor no sólo en el ámbito familiar, sino también en el plano laboral y entre las amistades que cosechó a lo largo de su vida.

Laura había nacido en La Plata, el 17 de diciembre de 1982.

Fue la hija mayor de Pedro Segovia y Liliana Holgado y creció junto a su hermana Julia a quien además del lazo sanguíneo la unió un gran compañerismo.

Sus estudios primarios y secundarios transcurrieron en el Colegio “José Manuel Estrada”, de La Plata y al completar esa etapa, buscó su formación profesional en la facultad de Ciencias Jurídicas de la Universidad Nacional de La Plata de donde se graduó como abogada.

Ya con su título habilitante, Laura desarrolló su profesión de manera liberal, pero también se desempeñó en el Ministerio de Gobierno de la Provincia de Buenos Aires.

Sus allegados la definieron como una persona responsable, alegre y fuerte que no se dejó doblegar por las diferentes pruebas que le puso la vida, por eso todos la consideraron siempre una luchadora incansable digna de toda admiración.

En su tiempo libre a Laura le gustaba mucho reunirse con amigas para divertirse con charlas que parecían interminables en su querido grupo de las siete.

También disfrutaba de las visitas a su sobrina Anita a la cual le profesó todo su amor y le dedicó horas en las que intercambiaron mimos, juegos y complicidad.

Fiel a sus principios, en cada uno de los ámbitos a los que se vinculó dejó su esencia bondadosa y solidaria, valores que marcaron su impronta de personalidad dulce y llena de luz.

Desde hace varios años Laura estaba en pareja con Sergio Valeri y su prematuro fallecimiento dejó, sin dudas, sueños y proyectos truncos.

Laura Segovia fue ejemplo de quien nunca se dio por vencida e hizo que cada día valiera la pena, virtudes por las que seguramente será recordada entre los suyos.

Presta al diálogo, siempre resultó muy amena para compartir momentos porque sus aportes productivos enriquecían todo intercambio cultural y profesional, ya que la caracterizaba su intenso caudal informativo.

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...