Deportes

Argentina, Uruguay, Chile y Paraguay relanzan su candidatura para organizar el Mundial 2030

Los presidentes de Argentina, Chile, Paraguay y Uruguay, Mauricio Macri, Sebastián Piñera, Mario Abdo Benítez y Tabaré Vázquez, respectivamente, acordaron hoy promover el relanzamiento de la candidatura conjunta de los cuatro países para organizar el Mundial de Fútbol de 2030.

La iniciativa, bautizada "Cono Sur Americano 2030", fue ratificada tras el almuerzo que compartieron este mediodía en la Quinta de Olivos y para su implementación los presidentes asumieron el compromiso de que cada país designe un Comité Organizador Local (COL), con un representante que trabajará de manera coordinada con la Confederación Sudamericana de Fùtbol (Conmebol).

La primera reunión de los representantes de los comités se celebrará el 8 de abril en la Casa Rosada, dijeron fuentes del gobierno argentino. Los jefes de Estado acordaron además que la propuesta organizadora contemplará que un país sea sede del partido final de la Copa y otro del cotejo inaugural, en tanto que los dos restantes se repartirán los duelos por semifinales.

Los acuerdos fueron alcanzados luego de la ceremonia oficial de apertura de la II Conferencia de Alto Nivel de las Naciones Unidas sobre Cooperación Sur-Sur, que Macri encabezó en el Centro de Exposiciones y Convenciones de la Ciudad de Buenos Aires. De esta manera, se formalizó el relanzamiento de la candidatura conjunta con la reciente incorporación de Chile, anunciada por el presidente Piñera el 14 de febrero.

Participaron además de la reunión el presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez; el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis; y el coordinador por Argentina para la organización del Mundial 2030, Fernando Marín.

Macri agradeció especialmente a Tabaré Vázquez por haber permitido sumar a Paraguay y a Chile a la candidatura conjunta, ya que la propuesta original incluía sólo a la Argentina y Uruguay, y había sido lanzada con motivo de cumplirse en 2030 el centenario del primer mundial de fútbol que tuvo como sede a Uruguay.

"Sabemos que estamos ante competidores difíciles. Por eso este trabajo tiene que empezar lo antes posible", advirtió Macri durante la reunión. Y, afirmó que la tarea a desarrollar "requiere inteligencia, profesionalismo y coordinación con la Conmebol" y exhortó a llevarla adelante sin pausa hasta llegar al Congreso de la FIFA, que se celebrará en Qatar durante la disputa del Mundial de 2022 en ese país, en cuyo marco institucional se definirá la elección de la sede 2030.

Por su parte, el presidente uruguayo destacó la importancia de que el trabajo conjunto "refleje claramente que hay unidad y armonía en la organización" y aseveró que "somos un bloque cultural e idiomáticamente similar". Vázquez opinó asimismo que "el desafío de organizar este Mundial es mucho menos difícil que lo que significó para Uruguay asumir hace casi 100 años" la organización de la Copa, ante los grandes avances de la tecnología y las comunicaciones ofrecen múltiples ventajas y posibilidades que en aquella época no existían.

A su turno, Piñera habló sobre la necesidad de resolver "las responsabilidades que le corresponderán a cada país en la coordinación", mientras que Benítez confió en que "este bloque tiene fuerza y argumentos para aspirar a la sede del 2030" y señaló que "cuanto antes iniciemos los trabajos lograremos un mejor posicionamiento".

En principio, y para conmemorar el centenario del primer mundial (1930), la postulación era compartida por Argentina y Uruguay, que disputaron la final de aquel certamen (terminó con triunfo "charrúa" por 4 a 2). A finales de 2017 se incorporó a Paraguay; y en febrero de ese año se sumó Chile.

"Veníamos trabajando en esta posibilidad hace algunos meses y ahora podemos anunciarlo", anunció entonces Piñera. Chile organizó el Mundial de 1962, cuando obtuvo su mejor ubicación histórica: fue tercero, detrás de Brasil (campeón) y Checoslovaquia (subcampeón).

La posibilidad de que la Copa del Mundo 2030 llegue a Sudamérica parece remota: en 2022 el torneo se realizará en Qatar (Asia): en 2026, en Estados Unidos, Canadá y México (América del Norte); y, por norma, la FIFA rota la organización por continentes.

Así se fortalecen las opciones de Gran Bretaña (Europa, el último mundial fue el año pasado en Rusia); y otra candidatura colectiva, la de Marruecos, Argelia y Túnez: la última vez en África fue en 2010 (Sudáfrica). Hasta aquí, Sudamérica organizó los mundiales de 1930 (Uruguay), 1950 (Brasil), 1962 (Chile), 1978 (Argentina) y 2014 (Brasil).