Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

La cumbre de la juventud contra la crisis climática, la conferencia de Greta

 

 

 

Alcanzar un punto de inflexión: esto es lo que se pretende con la cumbre de acción climática convocada por la ONU en Nueva York, una cita mundial salpicada por las divergencias políticas y la presión civil. 

El secretario general de la ONU, António Guterres, ha hecho un llamamiento a todos los líderes para que acudan a la cumbre de Nueva York con planes concretos y realistas que mejoren sus contribuciones a nivel nacional para 2020, con el objetivo de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero un 45 % en los próximos diez años y a cero para 2050. 

Pese a las presiones internacionales, esta cumbre el 23 de septiembre, aspira a marcar un salto en el compromiso global contra la crisis climática teniendo en cuenta que los países deben revisar su ambición climática en 2020 -tal como se solicitó en el Acuerdo de París de 2015- y que el clamor de la juventud movilizada en las calles de todo el mundo parece ya imparable, ha dicho a Efe la ministra española en funciones para la Transición Ecológica, Teresa Ribera. 

Esta reunión debería "empujar" a los países "al unísono" en la lucha contra la crisis climática, ha afirmado por su parte António Guterres, aunque consciente de que la reunión "no resolverá todo". 
España liderará junto con Perú en esta cita una coalición de justicia climática que dará prioridad a la calidad del aire, la transición justa y la igualdad de género, aunque uno de los grandes protagonistas será China, que tendrá que exponer cómo cumplir sus objetivos de descarbonización para la mitad del siglo. 

Garantizar un aire limpio, como promueve esta coalición con más de treinta países y unas sesenta ciudades -cuarenta españolas-, es "uno de los baluartes" de la reunión, ha dicho Ribera. 

La gran novedad -según Ribera- es la actitud de los jóvenes que exigen "su derecho a recibir una herencia" que se pueda gestionar, y no pasar a la historia como meros "testigos de la gran destrucción" del planeta. 

Estos son algunos de los puntos más relevantes para no perderse en los entresijos de esta cumbre climática mundial: 

1. ¿Quienes asistirán a Nueva York? 
La cumbre reunirá a gobiernos de 60 países, además de representantes del sector privado, la sociedad civil, autoridades locales y otras organizaciones internacionales con el objetivo de pasar a la acción mundial ambiental con soluciones más ambiciosas para mejorar los planes climáticos para 2020. 

2. ¿Cuales son los objetivos de la cumbre? 
Aumentar las contribuciones realizadas por los países en el Acuerdo de París de 2015 en el que se plantea la descarbonización de las economías en la segunda mitad de este siglo. En concreto, se aspira a que los Estados se comprometan a alcanzar la neutralidad climática en 2050. 
Para ello, se recomienda implicar a los mercados, a las entidades financieras públicas y privadas, a la sociedad civil y a las administraciones públicas, especialmente a las ciudades, en la lucha climática. 
La ONU no plantea este encuentro como un espacio de negociación entre Estados, sino centrado en identificar acciones concretas por parte de los gobiernos, y solo aquellos países que presenten compromisos para aumentar su ambición climática podrán intervenir en la cumbre. 

3. ¿Qué aporta España? 
España ha sido designada por la ONU debido a su compromiso con la descarbonización para liderar una de las coaliciones prioritarias de la cumbre, la referida a la justicia climática, después de identificarse nueve áreas de acción relativas a sectores especialmente importantes en la lucha contra el cambio climático. 

4. ¿Cómo influye la juventud en esta cumbre? 
El "factor Greta" es como se conoce el impacto que ha generado el efecto de las protestas que inició en 2018 la adolescente sueca Greta Thunberg, inspiradora de una corriente de movilizaciones juveniles por el clima, que este viernes arrastró a millones de personas de todo el mundo a manifestarse, en el marco de una huelga global. 
La joven activista, que se encuentra en Nueva York, exigirá a la ONU el 23 de septiembre medidas eficaces contra la crisis climática, un gesto que podría exacerbar aún más los ánimos de unos jóvenes y activistas ambientales indignados por la falta de contundencia de los gobiernos.  
Coincidiendo con la cumbre, una semana de movilizaciones juveniles en paralelo ha sido convocada en más de un centenar de países y mil ciudades entre el 20 y el 27 de septiembre, en el marco de la "Global Climate Strike", impulsada por el movimiento activista juvenil Fridays For Future (FFF). 

5. Vientos geopolíticos contrarios a esta cumbre 
De acuerdo a los últimos datos, los jefes de estado de EEUU, Brasil o Australia no prevén acudir a la cumbre, mientras que las tasas de deforestación siguen aumentando en países como Brasil, Indonesia y África. 

6. El estado de los océanos, un informe clave 
El panel de expertos de crisis climática o IPCC de la ONU presentará el día 25 de septiembre un nuevo documento clave sobre impactos climáticos en los océanos y la criosfera, y cuyos resultados parece que serán sombríos e impactantes, según filtraciones a la prensa. 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla