Estimado lector queremos agradecer el interés que usted muestra por nuestros artículos.

Cualquier sugerencia que tenga para mejorar la calidad de la información que brindamos todos los días del año será bienvenida.

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 20 °C
Nublado
Humedad: 82 %
17.10.2017
La “marcha blanca”, en su primera jornada, se desarrollo con “exito”

Dos años después volvió el tren a 1 y 44 y la semana que viene habría servicios regulares

Comenzaron ayer las pruebas con los nuevos coches eléctricos del Roca

Recomendar artículo Imprimir artículo

Entre aplausos y vítores, obreros ferroviarios, curiosos, ingenieros, funcionarios y periodistas recibieron ayer en 1 y 44 al primer tren eléctrico que llegó a la estación La Plata en su historia. Lo hicieron de manera informal, en el marco de las pruebas denominadas “marcha blanca”, que en su jornada inicial se desarrollaron con éxito y permiten avizorar el arranque del servicio con pasajeros entre nuestra ciudad y la capital federal para la próxima semana, después de 25 meses de ausencia.

El convoy llegó por la vía que corre pegada al lado norte de la avenida 1 -el que mira 115-, y se detuvo en la plataforma elevada provisoria montada con estructuras tubulares metálicas y placas de madera sobre el andén 7 -el más cercano al centro de la ciudad-.

Habida cuenta de que por el momento sólo una de las vías entre Villa Elisa y La Plata cuenta con catenarias y alimentación eléctrica, esa estructura recibiría a los pasajeros tras cada arribo, y también desde allí se accedería a los vagones previo a las partidas. Resta determinar cómo se resolverá el flujo de los usuarios en los momentos de intercambio para que no se saturen los accesos al andén.

Finalizadas el martes las pruebas de “corto”, que verifican la respuesta de protecciones y fusibles ante eventuales percances, se inició la etapa de simulacro de operación a la que en la jerga ferroviaria se alude como “marcha blanca”; consiste en la circulación de trenes sin pasajeros -pero cargados artificialmente con peso para simular su presencia-, para que los maquinistas y técnicos verifiquen cuestiones logísticas y operativas, a diferentes velocidades: carga eléctrica, tensión, aislación, apertura de puertas, distancias de frenado, entre otras.

En esa instancia también se comprueba la estabilidad en los cruces entre formaciones que circulan en sentidos opuestos, pero en este caso ese test no será realizado, porque los servicios entre La Plata y Villa Elisa correrán en principio por la misma vía, con frecuencias que se estiman entre la media hora y los cuarenta minutos.

Según trascendió, en el ministerio de Transporte nacional, que tiene a su cargo del plan de electrificación del ferrocarril Roca, hubo satisfacción por el resultado de los primeros chequeos: “todo salió según lo previsto”, se escuchó en los andenes de 1 y 44.

Esto implica que las simulaciones continuarán durante algunos días, y de no mediar imponderables la próxima semana podrían regresar, después de 25 meses, los trenes directos entre las terminales de 1 y 44 y plaza Constitución, parando en todas las estaciones excepto Pereyra, que está en obra.

En Gonnet, Ringuelet y Tolosa, donde la elevación de los andenes para ajustarlos a la altura de los vagones chinos que correrán por el ramal está en veremos, se aspira a que también se puedan realizar paradas.

El intendente platense Julio Garro expresó ayer que “seguimos dando pasos para que el tren vuelva definitivamente a la ciudad, trabajando en equipo junto a la Nación, a la Provincia y los intendentes para que los pasajeros dispongan de un servicio de calidad. Sabemos que hay miles de personas que lo están esperando, pero se trata de una obra que lleva mucho esfuerzo y se construye con políticas públicas de largo plazo, para dar soluciones perdurables”.

La etapa de prueba en curso demandaría entre cinco días y una semana, que fue lo que tomó, por ejemplo, en los primeros días de marzo de este año, antes de que se librara al servicio de pasajeros el tramo de 19 kilómetros entre Berazategui y City Bell-Villa Elisa, con una frecuencia de una hora entre Constitución y City Bell y media hora entre la terminal porteña y Villa Elisa.

La sequía ferroviaria local se inició en los primeros días de septiembre de 2015, cuando circularon por última vez las emblemáticas y robustas locomotoras con combustible diesel, arrastrando formaciones de cuatro o cinco vagones. Entonces se anunció que la obra seria inaugurada en su totalidad en tres meses, pero eso estuvo muy lejos de ocurrir: recién el 13 de febrero de 2016 los trenes eléctricos llegaron hasta Quilmes, tres meses después hasta Berazategui, y el 11 de marzo pasado tocaron suelo platense en City Bell.

VANDALISMO EN RINGUELET

Históricamente complicada para los usuarios ferroviarios, como consecuencia de la lluvia de cascotes que solían recibir a su paso los vagones (los guardas advertían que allí debían bajarse las persianas metálicas) la “curva de Ringuelet” fue ayer escenario de un hecho similar.

Bastó que cayera la tarde para que las primeras pedradas volaran contra los relucientes trenes chinos a la altura del nuevo viaducto erigido en el lugar para sostener las vías, en reemplazo del viejo terraplén. Uno de los impactos incluso, habría llegado a dañar el vidrio de una de las locomotoras.

 

1

El andén habilitado para recibir pasajeros en la estación La Plata de 1 y 44, una vez se habilite el servicio -se estima que será la próxima semana-. Se trata de una estructura provisoria de caños tubulares y placas de madera, que permanecerá en el lugar hasta tanto se levanten las plataformas definitivas.

2000

Los pasajeros que puede llevar cada uno de los nuevos trenes, que segùn destacan las autoridades son cero kilómetro, con iluminación LED, sistema de información visual y auditiva, aire acondicionado, puertas inteligentes, furgón para bicicletas y espacios para personas con movilidad reducida.

 

 

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...