Estimado lector queremos agradecer el interés que usted muestra por nuestros artículos.

Cualquier sugerencia que tenga para mejorar la calidad de la información que brindamos todos los días del año será bienvenida.

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 15 °C
Nublado
Humedad: 71 %
21.9.2017

Lunares, hermosos pero peligrosos

Recomendar artículo Imprimir artículo
Lunares, hermosos pero peligrosos

“Como norma deberíamos hacernos revisiones en casa una vez al mes -afirman los especialistas-, y sobre todo ahora, a la vuelta de vacaciones.

Muchos están regresando de las vacaciones y la mayoría disfrutó del sol plenamente. Por suerte la sociedad se acostumbra cada vez más al uso de los protectores solares, pero a veces esos productos no alcanzan y cuando retornamos a casa vemos algunas manchitas o lunares nuevos en la piel.

Lo ideal en esos casos es acudir al dermatólogo para revisar el estado de nuestra piel y que realice un chequeo general. Pero si estamos a full con el inicio de clases de los chicos, el retorno al trabajo y las actividades que empezamos en marzo, damos algunos consejos de los expertos para evitar el cáncer de piel:

Primero, conoce tu riesgo

El cáncer de piel es más frecuente en los mayores de 50 años y en quienes se han expuesto de forma reiterada o intensa al sol. ¿Cómo se puede conocer tu riesgo? Los especialistas enumeran algunas caracterñisticas que pueden hacerte más propenso a tener esta enfermedad: piel clara o que sufre quemaduras solares con facilidad; pasar muchas horas al sol; exponerse a él de forma intensa; usar cama solar; tener más de 50 lunares; antecedentes familiares de cáncer de piel; algún trasplante de órganos.

Todos tenemos manchas en la piel. “Aparecen por ‘luz acumulada’ a lo largo de la vida, sobre todo a partir de los 35 o 40 años y se localizan en las zonas más expuestas al sol. Es decir, la cara, las manos y el escote en las mujeres. Hay que mirarse”, aconsejan los dermatólogos y agregan: “Fijarse especialmente si las manchas, lunares o pecas han cambiado de tamaño, color o forma; son diferentes del resto; asimétricos; tienen un tacto áspero o varios colores; son mayores de 5 mm, si pican; sangran; tienen una superficie brillante; y parecen una herida pero no cicatrizan”.

Aunque es habitual que los cambios en las manchas, lunares y pecas aparezcan en las zonas más visibles, no siempre es así. Por eso, hay que revisar todo el cuerpo, por detrás y por delante, preferiblemente delante de un espejo y si es mejor, con la ayuda de alguien.

Tratamientos eficaces

Existen varios métodos para tratar estos problemas. Para las manchas solares recientes, se realiza un peeling con ácido glicólico, que es decolorante. Se necesitan 3-4 sesiones; para la queratosis actínica, una lesión precancerosa, el láser consigue evaporar cualquier célula dañada y estimula la producción de colágeno y elastina. Consiste en una sola sesión (15 minutos); frente a la queratosis seborreica, que presenta lesiones con relieve pigmentadas, la electrocauterización; es decir se quema superficialmente la piel, que se regenera al cabo de una semana (también una sola sesión de 15 minutos); para los melasmas o cloasmas, las manchas en zonas expuestas al sol, se aplican diferentes ácidos como el glicólico, salicílico o kójico, en función del tipo de piel y sus necesidades. Sólo es necesaria una sesión.

“Como norma deberíamos hacernos revisiones en casa una vez al mes -afirman los especialistas-, y sobre todo ahora, a la vuelta de vacaciones. Porque este tipo de lesiones se acentúan con la exposición solar y es después del verano cuando aparecen o cambia su color y tamaño”.

  • + Vistas
  • + Comentadas

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...