Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $80,05
Dólar Ahorro/Turista $132.08
Dólar Blue $145,00
Euro $92,81
Merval 0,00%
Riesgo País 1309
Información General |IMPRESIONES
Ocurrencias: en Dinamarca el amor es otra cosa

Por: Alejandro Castañeda
afcastab@gmail.com

7 de Junio de 2020 | 01:42
Edición impresa

El gobierno de Dinamarca acaba de descubrir que el amor está hecho de afecto y tiempo. Hay que acreditar antigüedad y cariño para poder convertir una buena compañía en una relación noble y duradera. Esto viene a cuento porque las parejas danesas que viven bajo distintos techos recibirán permiso oficial para visitarse. Siempre, eso sí, que demuestren que llevan al menos seis meses de amorío. Se recomienda que al menos hasta en las inmediaciones del acto porten barbijos y manos limpias. ¿Pero cómo se demuestra que ese amor tiene consistencia y futuro? Los románticos nunca encontraron respuesta, pero ahora, a la sombra de los infectólogos, la cosa se ha vuelto transparente. Los dinamarqueses exigen presentar fotos elocuentes junto con mensajes cariñosos, todo bien fechado. Mala noticia para los flechazos recientes. Sólo tienen luz verde lo que aporten pruebas de que la cosa va en serio y que la pasión tiene certificado de experiencia y presentismo. El trámite confirma que el tiempo y la insistencia definen la calidad de una relación que anda necesitando un poco de piel para que el espíritu no se queje. Los dinamarqueses no están solos en esto de reglamentar a los mimosos: en Italia han inventado un decreto que da vía libre sólo a los “afectos estables, demostrables y duraderos”. No se sabe qué evidencias habrá que aportar, pero evidentemente esto de “cuidarse” ha llegado tan lejos que se viene un hisopado de calenturas para saber si son amores contagiosos o curados. Y el Gobierno holandés, más flexible, ha sugerido a los solteros que elijan un acompañante sexual, uno solo, para confinarse, porque tener más de uno incrementa el riesgo de contagio. Un aporte a favor de la fidelidad que decide no meterse con los sospechosos ni llevar a la cama grande la letra chica de estos permisos. Mal o bien los especialistas han encontrado un protocolo que premia los amores juiciosos que muestren antigüedad y compostura. Hoy se anda reglamentando hasta la intimidad más secreta. Es para que los amantes se sientan seguros al saber, en plena faena, que el Estado patrocina y vigila sus ardores. Cincuenta años después fue escuchado el consejo de García Vargas, el recordado ministro de Sanidad de Franco: “Hay que acostarse sólo con gente de confianza”.

Los amantes se sienten seguros al saber, en plena faena, que el Estado patrocina y vigila sus ardores

Por estos lados, a la sombra del amor, hemos sumado algunas situaciones curiosas: Barby Franco y Fernando Burlando siempre están a punto de casarse pero siempre lo postergan. Burlando sobre la hora encuentra argumentos para añadirle intriga y prórrogas a una relación que ha hecho de las suspensiones, un estilo. La última excusa, sin embargo, es fenomenal: Barby contó que Burlando no le propone casamiento porque no puede arrodillarse. “Tiene una rodilla operada”, explicó. Cuando alguien le dijo que parado también se puede, el glamoroso abogado, que sabe mucho de posiciones y no solo jurídicas, seguramente se tomó un tiempo para poder llegar al casorio con la rodilla y todo lo demás en perfecto funcionamiento.

Aclarado lo del “desahogo sexual”, el fiscal sureño siguió ratificando que su encuadre es el adecuado, aunque admitió que las palabras usadas fueron impropias. Como le sucedió al gobernador Kicillof, que el jueves, junto al Presidente, formuló un extraño mensaje a los apestosos: “no está bueno tener el coronavirus”. ¿Tuberculosis, sí? Perogrullo desde su tumba habrá lanzado una carcajada. Aunque Borges ya lo había dicho: “El lenguaje es un modo de sentir la realidad”.

Los infectólogos premian los amores juiciosos que muestren antigüedad y compostura

“Hace más de tres años denuncié al entonces diputado nacional -hoy intendente de Famaillá, Tucumán- José Orellana, por abuso sexual”, describió la víctima, la platense Agustina Poch. El martes, Orellana fue procesado por ese delito por los jueces de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional. La medida llegó luego de que Orellana fuera beneficiado con un sobreseimiento por parte de la jueza a cargo del juzgado criminal Nº6, basada en que el violador tenía un “estado de incertidumbre sobre los acontecimientos”. Es decir, como se sentía con ganas y medio perdido, el diputado metió mano en la empleada buscando proyectos y certezas.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $223.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla