Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $83,90
Dólar Ahorro/Turista $138.44
Dólar Blue $181,00
Euro $96,33
Merval 0,00%
Riesgo País 1460
Toda la semana |Lactancia materna
Tendencias: el mejor alimento que no llega a todos los bebés

En nuestro país, solo el 42 % de los recién nacidos son amamantados hasta los 6 meses. ¿Cuáles son los factores que lo impiden? Especialistas remarcan la importancia de un nutriente insuperable

Tendencias: el mejor alimento que no llega a todos los bebés

Los beneficios de la lactancia materna desde la primera hora de vida son realmente insuperables

27 de Septiembre de 2020 | 04:18
Edición impresa

Si alguna coincidencia universal existe en materia de salud, es que la lactancia materna es más que ampliamente beneficiosa tanto para los bebés como para las madres. Para los chicos, protege la salud integral actual y a largo plazo, previene infecciones graves así como la mal nutrición y favorece el mejor crecimiento, y para las mamás, se traduce en un menor riesgo de cáncer de útero, mama y ovarios y de osteosporosis, entre otros factores. Sin embargo, en nuestro país sólo el 42% de los bebés son amamantados hasta los seis meses. ¿Por qué sucede? ¿Es una costumbre ancestral que se va perdiendo o hay otros factores que lo impiden?

“Si bien en Argentina hemos mejorado los indicadores, estamos lejos del resultado deseado. La enorme mayoría de niñas y niños son amamantados en su primer mes de vida, pero a los seis meses, sólo el 42% es alimentado con lactancia exclusiva”, reconoce la directora de Salud Perinatal y Niñez, Gabriela Bauer.

Efectivamente, la última Encuesta Nacional de Lactancia Materna (Enalac), que relevó más de 23.000 casos en todo el país, indicó que la lactancia materna exclusiva se mantiene a los 2 meses en 6 de cada 10 niños (58%), a los 4 meses en 5 de cada 10 (51%), y a los 6 meses en 4 de cada 10 (42%). ¿Por qué estos índices resultan tan bajos?

“Entre los principales motivos detrás de estos indicadores -responde el médico platense Gustavo Sager, pediatra e integrante de la Subcomisión de Lactancia Materna de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP)- están el desconocimiento de los padres y muchas veces la supuesta comodidad. También puede llegar a ser un obstáculo la inserción laboral de la mujer e incluso la falta de persistencia en el consejo médico”.

También está la creencia de ciertos mitos respecto a la imposibilidad de amamantar.

“Mi mamá no pudo amamantar y yo tampoco voy a poder”, “los pechos se lastiman y deforman con la lactancia” o “no tengo leche” son algunos de los mitos que existen alrededor de la lactancia materna. Sin embargo, los especialistas destacan que ninguno de ellos tiene sustento científico.

“Algunas mujeres no quieren dar el pecho por desconocimiento o malas experiencias -explica la neonatóloga Elba López Turconi- pero todas las madres tienen leche. Lo que hay que evaluar es si la cantidad es suficiente, y en muchos casos el problema es que el bebé no se prende en la forma correcta, por eso el asesoramiento es importante”.

“¿Que nos pasó para tener que explicar por qué es importante la alimentación natural de la especie? -se pregunta por su parte la puericultora Valeria Fernández- al ser un recurso natural, la leche materna no sólo no contamina, sino que no genera residuos plásticos o envases que requieran gastos de energía y emisión de dióxido de carbono, y también, al ser gratuita, los gastos se reducen notablemente para las familias”.

El tema también es enfocado desde el aspecto legal. El abogado especialista en derechos humanos y soberanía alimentaria, Marcos Filardi, se refiere a la importancia de que el Estado “adopte políticas públicas serias y comprometidas para garantizar que los niños sean alimentados con lactancia materna. Algunas de ellas son establecer sistemas adecuados de licencias y permisos de trabajo para que se puedan materializar los bancos de leche de todo tipo y espacios amigos con la lactancia materna”.

“Todos los involucrados deben hacer su parte para que la mujer efectivamente pueda amamantar a su bebé durante los primeros 2 años de vida, tal como lo recomienda la Organización Mundial de la Salud -señala por su parte la doctora Maureen Birmingham, representante de la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud en Argentina- ¿y a qué nos referimos con que cada uno haga su parte?, a que los gobiernos establezcan las normas necesarias para fomentar la lactancia, garantizar las licencias por maternidad recomendadas y velar por el cumplimiento de las leyes para proteger la lactancia materna; a que todos los empleadores incorporen políticas que apoyen a las empleadas que amamantan, ofreciendo condiciones para facilitar la lactancia, como un espacio privado y cómodo, y flexibilidad en los horarios para amamantar o extraerse leche; y a que los compañeros de trabajo faciliten esta actividad de la mujer”.

“También -añade- es muy importante que las parejas alienten y ayuden a la madre para que pueda amamantar y hagan su parte de las tareas domésticas para que la mujer pueda dedicarse a la lactancia cuando sea necesario. Asimismo, es fundamental que las mujeres puedan conocer sus derechos respecto de la lactancia, los beneficios de la leche materna y la política de sus empleadores para poder sostener el amamantamiento”.

La pediatra Mónica Waisman, también miembro de la SAP, afirma en tanto que “las necesidades de los niños hasta los seis meses son cubiertas a la perfección por la leche materna exclusiva, ya que no existe ningún otro producto que pueda brindarles todos los nutrientes necesarios para crecer de manera sana. Pero sin embargo aún estamos muy por debajo de las cifras ideales de amamantamiento”.

LOS BENEFICIOS

Como quedó dicho, la lactancia materna representa un sinnúmero de beneficios tanto para los bebés como para las madres.

“Los beneficios de la lactancia materna desde la primera hora de vida -apunta la doctora Birmingham- son realmente insuperables. Se trata de la intervención preventiva más efectiva que existe para evitar muertes de menores de 5 años. Además, tiene beneficios para el desarrollo intelectual del bebé, para el ambiente, la economía y ayuda a que las madres reduzcan el riesgo de tener cáncer de mamas o de ovarios, al igual que diabetes tipo 2”.

“La leche materna tiene tres características que la hacen única -remarca el doctor Sager- es humana, lo que implica que no haya riesgo de alergias y esté diseñada especialmente para nuestra especie; es viva, es decir, tiene glóbulos blancos que ayudan a que el bebé esté protegido ante agentes infecciosos; y es cambiante, porque se adapta a las necesidades del bebé tanto con el correr de los días como con el pasar de los minutos de toma”.

“Independientemente del contexto socio cultural y económico de cada bebé que nace -apunta la puericultora Valeria Fernández- recibir la leche de su madre lo coloca en una situación de igualdad alimenticia, la cual dejará huella en su salud para toda su vida, ya que la lactancia aporta múltiples beneficios, nutricionales, inmunológicos y vinculares”.

Para UNICEF, por su parte, “la lactancia materna salva vidas. Sus beneficios ayudan a mantener a los bebés saludables en sus primeros días y hasta la edad adulta, y por eso la lactancia materna requiere apoyo, aliento y orientación”.

“Se pueden mejorar significativamente las tasas de lactancia materna en todo el mundo -sostiene el organismo internacional- y brindar a los niños el mejor comienzo posible en la vida”.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), además, “amamantar a los bebés durante los primeros 2 años salvaría la vida de más de 820.000 niños menores de 5 años anualmente, ya que limita el peligro de infecciones, y a largo plazo también reduce en un 30 % el riesgo de obesidad y en 35 % el de padecer diabetes”.

Así, iniciar la lactancia tan pronto como sea posible después del nacimiento y no darle ningún alimento o líquido que no sea leche materna a los recién nacidos, son algunas de las 10 recomendaciones brindadas por la OMS y Unicef para alentar a las madres primerizas a amamantar y a los trabajadores de la salud a apoyar esta tarea.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla