Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $95,02
Dólar Ahorro/Turista $156.78
Dólar Blue $145,00
Euro $113,00
Merval 0,00%
Riesgo País 1505
Quién era Kiricocho, un personaje que Bilardo hizo famoso mundialmente y hoy es furor en Europa

23 de Febrero de 2021 | 18:42

"Kiricocho", "kiricocho", palabras que se escuchan en casi todos los partidos de fútbol, que ahora se juegan sin público y convirtieron a jugadores, entrenadores y allegados en actores de una obra de teatro. Todo lo que dicen se escucha como nunca antes.

Esa palabra, invocada para darle mala  suerte a un rival nació en La Plata, precisamente en el Country de City Bell. Con el correr de los años se fue propagando a todos los clubes, este año fue parte de un spot publicitario en la cuenta oficial de Twitter de la Conmebol y hoy fue parte de un trabajo de investigación del diario Marca de España.

En esa publicidad se escucha a los propios protagonistas gritarle ese nombre a sus compañeros al momento de ejecuciones clave. Pero no sólo en Argentina sino en Brasil y otros países de Sudamérica ¿Quién era Kiricocho?

Cuenta la leyenda que a principios de la década del '80 había una persona que muchas veces iba al Country de Estudiantes para ver entrenamientos del equipo de Carlos Bilardo. Pero cada vez que estaba por ahí, un jugador sufría alguna lesión. O pasaban cosas extradeportivas que perjudicaban. No tardaron mucho en tildarlo de "mufa"

Pero lejos de expulsarlo del Country o prohibirle la entrada, el Narigón tuvo una idea genial: utilizar esas supuestas malas energías en favor del plantel.  

Así, antes de los partidos, Kiricocho era mandado a saludar a los rivales con una tierna palmadita en la espalda. Con la llegada de Bilardo a la Selección en los años '80, el empleo del nombre fue ganando adeptos. Tanto que hoy lo usan tipos experimentados como pibes que ya juegan en Europa. Si hasta se lo gritaron a Griezmann antes de patear un penal en una práctica de la selección de Francia.

“Lo conocí porque estaba siempre en la estación de servicios de 1 y 60 donde yo cargaba nafta, y sin llegar a tratarlo mucho supe que era un tipo que probablemente levantaba quinielas en ese barrio cercano a nuestra cancha”, contó alguna vez Juan Ramón Verón.

Israel Damonte reveló hace un par de años que cuando jugaba para Banfield y le tocó enfrentar a Estudiantes pasó por el vestuario a saludar. Al salir descubrió que en el bolsillo alguien del Pincha le había puesto un papelito que decía ¡Kiricocho!

Cuando Carlos Bilardo asumió la conducción de Estudiantes en 1982 pidió un par de refuerzos y buscó a este simpático personaje. Fue en ese momento que le pidió que estuviera dentro de la cancha todos los partidos para que saludase a los rivales. Lo hizo en todos los partidos, menos uno: ante Boca, la única derrota del Pincha en ese torneo que ganó de punta a punta.

La semana pasada este ritual trajo problemas en Independiente-Lanús. Resulta que el Granate tenía un tiro libre a su favor y cuando el ejecutante le va a pegar a la pelota Silvio Romero, delantero del Rojo, gritó "Kiricocho". Y de inmediato el DT Luis Zubeldía le reclamó al árbitro y al asistente que le muestren tarjeta amarilla, situación que todavía no está contemplada en el reglamento. Al menos por ahora.

Pero el punto máximo de esta leyenda que hoy es mito a nivel mundial la aportó el exfutbolista español Joan Capdevila, quien en una entrevista al canal Movistar+ reveló que gritó ese nombre cuando Holanda estaba en una ocasión perfecta para ponerse en ventaja en la final de Sudáfrica 2010.

“Sólo la he utilizado una vez en la famosa parada de Iker (Casillas) con (Arjen) Robben. En plan desesperado, lo primero que se me pasó por la cabeza fue la palabra kiricocho. La he usado una vez y me ha ido bastante bien. No la he utilizado más”, contó y dijo que la historia se la había contado Rubén Cousillas, ayudante del entrenador chileno Manuel Pellegrini en el Real Madrid.

En 2020, algo similar sucedió en un partido de la MLS entre los dos equipos de Los Ángeles, cuando el delantero Cristian Pavón iba a ejecutar un penal para los Galaxy. En ese instante, un integrante del otro equipo (en el que no había argentinos) recurrió al maleficio, aunque este no fue efectivo y el ex Boca Juniors logró convertir.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla