Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 28 °C
Soleado
Humedad: 47 %
18.1.2018
YA HABÍAN SIDO DECLARADOS CULPABLES

Sobrinos de Maduro irán 18 años presos por narcotráfico en EE UU

Uno de ellos fue criado por la primera dama y es ahijado del presidente de Venezuela. Los acusaron de usar los fondos para mantener el poder familiar y pidieron perdón por su “serio error”

Recomendar artículo Imprimir artículo
Sobrinos de Maduro irán 18 años presos por narcotráfico en EE UU

Los sobrinos políticos del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, fueron condenados ayer a 18 años de prisión en Estados Unidos, donde estaban presos desde 2015 y ya habían sido declarados culpables de narcotráfico.

La sentencia a Efraín Campo Flores y Francisco Flores de Freitas fue anunciada ayer por la tarde por el juez Paul Crotty, titular de la Corte del Distrito Sur de Nueva York, quien dispuso que la cumplan en una cárcel del estado sureño Florida y además paguen sendas multas de 50.000 dólares.

La fiscalía había solicitado penas de 30 años de prisión y multas de hasta 10 millones de dólares.

Los condenados -que lloraron al escuchar la sentencia, según afirmó la corresponsal venezolana Maibort Petit en Twitter- son sobrinos directos de la esposa de Maduro, Cilia Flores. El primero, además, fue criado por la primera dama y es ahijado del mandatario, según la prensa venezolana.

Campo Flores, de 32 años, y Flores de Freitas, de 31, fueron capturados el 8 de noviembre de 2015 en Puerto Príncipe por agentes de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA) que los llevaron inmediatamente a Nueva York, donde quedaron presos a disposición de un juez.

CONSPIRACION

En noviembre de 2016 fueron juzgados y declarados culpables de conspirar para introducir y distribuir 800 kilos de cocaína en Estados Unidos.

El juez consideró probado que Campo Flores y Flores de Freitas habían viajado a Haití en un avión privado y con pasaporte diplomático para coordinar con un contacto el envío de la cocaína desde Venezuela a Honduras y de allí a Estados Unidos.

La Fiscalía reiteró ayer su petición de una condena de 30 años para cada uno, “consistente con la gravedad de su crimen”.

Entre los argumentos que defendió se incluye el uso de armas, que los primos eran líderes de la trama para traficar la droga y que cultivaron conexiones con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que había sido designada como grupo terrorista por este país.

La Fiscalía también mencionó que los condenados usarían el producto de la venta para prolongar el poder político de su familia en Venezuela.

La defensa, por su parte, reiteró que debía imponerse el mínimo de diez años y trajo nuevamente a la audiencia sus argumentos de que Campo Flores, de 32 años, y Flores de Freitas, de 31, no tienen antecedentes penales.

También señaló que su conducta criminal no era reiterada y que se desconoce con exactitud la cantidad de droga que habrían intentado introducir a Estados Unidos y además argumentó que los cargos estaban motivados por la situación política en Venezuela.

Sin embargo, el juez señaló que una condena de 30 años le parecía muy dura, pero también destacó que los ahora convictos se sentían más arrepentidos por el daño que el proceso penal causó a sus familias que por haber quebrado las leyes de Estados Unidos.

Acto seguido, impuso su sentencia de 216 meses de cárcel a cada uno, en una abarrotada sala en la que estaba la esposa de Campo Flores, Jessair del Valle Rodríguez, con la que tiene dos hijos, uno de 4 años y otro de año y medio, nacido tras el arresto de su padre.

También estaba la ex esposa de Flores de Freitas, Yessika Contreras, madre de su hijo de nueve años, así como el agente de la DEA que los detuvo en Haití, Sandalio González.

Tras escuchar al juez, los abogados de la defensa pidieron que sus clientes fueran enviados a una prisión de Florida para cumplir su condena por ser un destino más próximo y económico que Nueva York para sus familiares y el juez dijo que lo tomaría en consideración.

Previo a que se impusiera la sentencia, se escuchó en la sala a Campo Flores y Flores de Freitas, quienes pidieron perdón a sus familias por el daño que les habían ocasionado a causa del “serio error” cometido y agradecieron al juez por el respeto que les demostró durante el proceso judicial. (AP, EFE y TÉLAM)

Diálogo

La oposición venezolana acudirá hoy a una nueva ronda de conversaciones con el Gobierno de Nicolás Maduro para lograr acuerdos generales sobre todos los temas o de rechazar arreglos parciales. La Mesa de la Unidad Democrática dijo que sólo suscribirá un acuerdo que garantice la salida política.

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...