Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
La humanidad celebra los 40 años del adiós a la viruela

Mató a millones de personas y hasta hoy es la única enfermedad infecciosa que se ha logrado erradicar. La OMS recuerda el logro con actos y homenajes

La humanidad celebra los 40 años del adiós a la viruela

Una pequeña niña infectada de viruela en Bangladés en 1973 / web

16 de Diciembre de 2019 | 01:53
Edición impresa

La viruela mató a cientos de millones de personas durante milenios, pero se convirtió hace 40 años en la primera y por ahora única enfermedad infecciosa que la humanidad ha logrado erradicar, un logro que la Organización Mundial de la Salud (OMS) celebró con actos oficiales y homenajes.

Lo hizo colocando una placa de bronce en su sede de Ginebra, lo que dio inicio a una serie de actos conmemorativos para celebrar el 40º aniversario de la erradicación de la enfermedad, y la sala dónde se colocó la placa es la misma en la que 40 años antes, el 9 de diciembre de 1979, los 19 miembros de la Comisión Mundial para la Certificación de la Erradicación de la Viruela certificaron que la enfermedad había sido erradicada en todo el mundo.

Caracterizada por aparatosas erupciones de la piel, esta enfermedad vírica que ya causaba estragos en el Antiguo Egipto, como se ha podido observar en algunas momias, se declaró extinta el 9 de diciembre de 1979, tras una reunión del comité formado por la OMS en 1967 para erradicarla mediante vacunaciones en todo el mundo.

Cinco meses más tarde, en mayo de 1980, la 33ª Asamblea Mundial de la Salud declaró oficialmente que “el mundo y todos sus habitantes se han liberado de la viruela”.

Durante el acto celebrado ahora en la sede de Ginebra, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo que “hoy, la viruela es la única enfermedad humana erradicada, una prueba de lo que podemos conseguir cuando todas las naciones trabajamos juntas”.

“Ante las enfermedades epidémicas, tenemos una obligación y un destino compartidos. Con esta placa conmemoramos a los héroes del mundo que unieron sus fuerzas para luchar contra la viruela y trabajaron por la seguridad de las generaciones futuras”, destacó.

Hasta su erradicación, la viruela asoló a la humanidad durante al menos 3.000 años y, solo en el siglo XX, acabó con la vida de 300 millones de personas. El último brote endémico de viruela se declaró y contuvo rápidamente en Somalia, en 1977.

“Sólo en el siglo XX causó 300 millones de muertes, y era una terrible afección que mataba alrededor de un 30 por ciento de los pacientes”, recordó la doctora británica Rosamund Lewis, directora del secretariado de prevención de la viruela que aun mantiene la OMS.

En la historia hispanoamericana la enfermedad tuvo un triste papel protagonista, pues llevada por los conquistadores españoles diezmó poblaciones que no estaban preparadas contra ella, e incluso extinguió culturas enteras, sobre todo en el Caribe.

“Gracias al Programa de Erradicación de la Viruela se obtuvieron instrumentos y conocimientos fundamentales sobre la vigilancia de la morbilidad, los beneficios de la vacunación en anillo y la importancia de la promoción de la salud en la lucha contra enfermedades como la poliomielitis y el virus del Ebola”, indicó la OMS.

“También sirvió para establecer en el mundo las bases de programas nacionales mejorados de inmunización que ayudaron a consolidar el establecimiento de la atención primaria de salud en muchos países y a trabajar por una cobertura sanitaria universal”, precisó el organismo.

La celebración marcó el inicio de una campaña de un año en la que la OMS y sus asociados conmemorarán la erradicación de la viruela y sensibilizarán sobre la necesidad de seguir luchando contra la poliomielitis y otras enfermedades, y de aumentar las inversiones en seguridad sanitaria mundial.

El programa de erradicación de la viruela tardó 12 años en conseguir su objetivo, aunque la batalla había comenzado a decantarse siglos antes, cuando en 1796 el médico y naturalista inglés Edward Jenner, sobreviviente de la dolencia, descubrió la vacuna contra esta enfermedad.

Jenner se fijó en que las frecuentes epidemias de viruela no afectaban a las chicas dedicadas a cuidar y ordeñar vacas, y descubrió que estas jóvenes desarrollaban anticuerpos contra la enfermedad al tocar ubres de ganado infectado de viruela bovina, casi inocua para los humanos, y a partir de allí desarrolló las primeras inoculaciones.

Éstas se llamaron “vacunas” por el animal desde el que se originaron, un nombre que se extendería después a ese tipo de inoculaciones con virus debilitados para reforzar el sistema inmunológico humano.

 

El último caso
El último contagio se debió a un accidente de laboratorio en el Reino Unido, donde la fotógrafa médica Janet Parker contrajo el virus a partir de una muestra que se estaba investigando en la Escuela de Medicina de la Universidad de Birmingham y murió el 11 de septiembre de 1978.Parker fue la última de una larga lista de fallecidos que incluyó a reyes como el español Luis I o el francés Luis XV, el zar Pedro II de Rusia o emperadores chinos.

 

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla